5 películas vascas, 58 nominaciones

Cinco producciones vascas optan este enero a más de 50 galardones repartidos en los Forqué y por la asociación de críticos, el Círculo de Escritores Cinematográficos y la Academia de Cine

08.01.2020 | 06:21
Jon Garaño, uno de los directores de 'Handia', recibe uno de los diez Goyas que se llevó el largometraje en 2018.

CON la llegada del nuevo año llega también la temporada de galas y el recuento de premios cinematográficos. Las cuatro citas principales tendrán lugar este mes de enero y comenzarán este mismo sábado con la celebración de la 25ª edición de los Premios Forqué, en el palacio IFEMA de Madrid.

A estos les seguirá el jueves que viene en Alcobendas la gala de los Feroz, los galardones que otorga la Asociación de Críticos Cinematográficos -son considerados los Globos de Oro del Estado-, mientras que el día 20 tocará el turno de hacer entrega de las medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos -CEC- en el Palacio de la Prensa de Madrid.

Para el séptimo arte, el mes concluirá el día 26 con la gala de los premios que concede la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas; es decir, los Goya, que tendrán lugar, por primera vez, en Málaga.

En estas cuatro citas entrarán en liza cinco producciones vascas que acumulan hasta 58 nominaciones, además de las candidaturas de otros talentos del país que compiten con otros audiovisuales desarrollados en el Estado, como el actor Karra Elejalde -opta a varios reconocimientos por su papel de Unamuno en Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar-, el director Gaizka Urresti -su película Aute retrato compite en los apartados de Mejor documental en el CEC y en los Goya-, el director artístico donostiarra Antxon Gómez -nominado a los premios de la Academia por su trabajo en Dolor y Gloria- y Alberto Iglesias -también reconocido por su trabajo con la banda sonora de la obra de Almodóvar-.

La trinchera infinita, de los responsables que en 2018 consiguieron diez Goyas con Handia, acumula 31 nominaciones en las cuatro competiciones, -opta a 15 Premios de la Academia, a siete medallas, a seis premios Feroz y a tres Premios Forqué-.

En este mismo sentido, solo otra cinta ha conseguido nominaciones en los cuatro certámenes. Se trata de la ópera prima del donostiarra Aritz Moreno, Ventajas de viajar en tren, que participa en siete categorías de los Feroz -es la cinta vasca que opta a más premios de los críticos-, en cuatro de los Goya, en dos del CEC y en una de los Forqué.

A la película de Moreno le sigue otro primer trabajo, el de Galder Gaztelu-Urrutia, El hoyo, con diez nominaciones -al igual que ocurre con La trinchera infinita, que fue premiada en el Zinemaldia, el largometraje del bilbaino se hizo con un importante premio en Toronto y con el galardón principal del último festival de Sitges- en los Feroz -seis-, Goya -tres- y CEC -uno. Por último, Elkano: Lehen mundu bira, cinta de Ángel Alonso desarrollada por el estudio irundarra Dibulitoon, luchará por un Goya y por una medalla en la categoría de Mejor película de animación de los respectivos certámenes, mientras que El infierno, dirigida por el navarro Raúl de la Fuente -responsable de Un día más con vida, premio del Público en la 66º Zinemaldia y Goya a Mejor película de animación en 2018- competirá en la categoría de Mejor corto documental en los premios de la Academia.Las cintas vascas se enfrentarán a pesos pesados como Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar; Mientras dure la guerra, de Alejandro Amenábar; Lo que arde, de Oliver Laxe; La hija de un ladrón, de Belén Funes; y Buñuel en el laberinto de las tortugas, de Salvador Simó, entre otros.

Aun así, la pugna también se vivirá en casa. La gran cantidad de nominaciones hace que las producciones vascas -las principales, por lo menos- compitan entre ellas en varias categorías.

Por ejemplo, en los Feroz se medirán por el reconocimiento a Mejor director Jon Garaño, Jose Mari Goenaga y Aitor Arregi -La trinchera infinita-, Galder Gaztelu-Urrutia -El hoyo- y Aritz Moreno -Ventajas de viajar en tren-, mientras que el largometraje sobre un topo de la Guerra Civil y la cinta que adapta la novela de Antonio Orejudo pugnarán por el galardón de Mejor película dramática -en el caso del premio otorgado por los informadores cinematográficos, estos tres audiovisuales llegan a coincidir hasta en cinco categorías-.

Algo similar ocurre en los Goya, donde estos tres largometrajes se topan hasta en cuatro apartados, entre los que se encuentran, el de Mejor dirección novel -se enfrentan el donostiarra y el bilbaino- y el premio de la Academia al Mejor guion original -El hoyo y La trinchera infinita-.

A su vez, tanto en los Forqué como en los galardones del CEC compiten Belén Cuesta y Pilar Castro por su interpretación en la cinta de Los Moriarti y en Ventajas de viajar en tren, respectivamente.

noticias de deia