El callejón de las botxerías

Sir Graeme Nuttall, impulsor de la empresa participada en el Reino Unido, recibe el XXXI Premio Internacional Txemi Cantera de ASLE

25.11.2021 | 00:28

SUYAS fueron la visión y las 28 recomendaciones que cursó –y que fueron aprobadas en su totalidad...– al gobierno británico. Suyo también el título que le define como al hombre que honró el trabajo duro, distinción que viene a sumarse a las muy numerosas que posee Graeme Nuttall, abogado y asesor fiscal inglés, sir y consejero del Gobierno británico e impulsor, en el país, del modelo de participación de las personas trabajadoras en la empresa.

En 2012, como asesor independiente y a petición del Gobierno británico, escribió el denominado Informe Nuttall sobre las barreras existentes en la promoción de la participación en el accionariado del colectivo trabajador. Nuttall escribiría, así, la hoja de ruta imprescindible para potenciar el modelo de participación en el Reino Unido. Con semejante aval y un sinfín de méritos más, no resultó nada extraño que ASLE, la asociación empresarial de sociedades laborales y empresas participadas de Euskadi que preside Kepa Olivares, le hiciese entrega ayer tarde del Premio internacional de Economía Social Txemi Cantera, una escultura en bronce creada por el escultor vizcaino Agustín Ibarrola. La recogió en su nombre Juan Antonio Osuna, colega de Nuttall en el prestigioso bufete con sede en Londres Fieldfisher, al que pertenecen ambos. Ejerció de presidenta del acto la vicelehendakari y consejera de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia, acompañada por el propio presidente de ASLE, la diputada Teresa Laespada, Iñaki Peña, en nombre de Laboral Kutxa, y Sol Aguirre, compañera de vida durante muchos años de Txemi Cantera. Desde la trastienda, DEIA echó una mano en toda la organización.

Movió con agilidad y destreza la batuta del acto la directora del mismo, Pilar Kaltzada y entre los asistentes hubo quienes se emocionaron con el agurra y con las interpretaciones del Golden Apple Quartet, el legendario grupo donde sus cuatro componentes –Loyola Garmendia, Eduardo Errondosoro (Edu), Manuel Romano (Manu) y Mikel Urreizti1? al aparato...– bordan sus intervenciones con canto a capella, espolvoreado con las dosis de humor justas y necesarias.

Es un trabajo de mucha carga y ojo clínico. No en vano, ASLE otorga este premio con carácter internacional desde 1991, con el objetivo de reconocer a personas, empresas e instituciones de todo el mundo que más se han significado en la defensa y promoción de los principios que identifican a la economía social, como la participación, la democracia y la solidaridad. Busca que te busca, llevan ya más de treinta años en la brecha.

A la ceremonia de ayer, celebrada en el espacio Yimby de la calle Ercilla, acudieron, además de los citados, el obispo de Bilbao, Joseba Segura, Vicente Reyes,Alfredo Ispizua, Jone Nolte, gerente de ASLE; Alejandro Martínez Charterina, Iñaki Bernaola, Josetxo Hernández, que recibía saludos, abrazos y enhorabuenas de tantos como han trabajado en la pelea a su lado; Gorka Sudupe, Marian Tapia, José Antonio Nieto, Celina Pereda, Txus Casado, Araceli Pascual, Cristina González, Astrid Claramunt, Jokin Díaz y un buen número de asistentes. Todos supieron que gracias a este trabajo, la reina Isabel II le nombró a Graeme Caballero del Imperio Británico por su contribución a crear una sociedad más justa. Además, ha recibido múltiples reconocimientos por todo el mundo. Entre ellos, el Baxendale Fellowship, Jack Fitzpatrick Memorial Lecture o el FT Innovative Lawyers Individual Award.

El jurado pone en valor el trabajo de Graeme y el crecimiento, a partir de Informe Nuttall, del modelo de sociedad participada en el país británico. De hecho, entre enero de 2020 y hasta junio de 2021, en Reino Unido se han constituido 250 nuevas empresas propiedad de los y las empleadas. Parece claro que ha dado en el clavo.

Sir Graeme Nuttall, impulsor de la empresa participada en el Reino Unido, recibe el XXXI Premio Internacional Txemi Cantera de ASLE

Juan Antonio Osuna, miembro del bufete londinense Fieldfisher, recogió en su nombre el galardón en el espacio Yimby

noticias de deia