El callejón de las botxerías

Amor, humor y un piano, para qué más

13.02.2021 | 00:57

EN unos tiempos en los que la mayoría se atrinchera, los actores Ylenia Baglietto, y Lander Otaola, acompañados por el pianista Naiel Ibarrola, salen a campo abierto.

Un cuarto de hora antes del estreno de Amor y humor, en el pasillo que conduce de los camerinos al escenario de la sala 0B del Palacio Euskalduna, los tres se mostraban decididos e ilusionados. Sin pizca de temor. Y eso que iban a salir a pecho descubierto. En realidad, con más riesgo incluso, porque se iban a mostrar por dentro. "Es una función autobiográfica. Somos Lander e Ylenia hablando de la vida, cantando canciones que nos han marcado, junto a la música en directo de Naiel Ibarrondo, uno de los mejores intérpretes de Euskal Herria. Es una viaje de una hora y diez minutos, en el que queremos que nos acompañe el público", aseguró Otaola.

Justo en ese momento, el atrio bajo del palacio de la música y la ópera de Bilbao bullía. La concurrencia formaba prudentes corrillos y se saludaba al estilo impuesto por la prevención, con puños y codos.

La diputada foral de Euskera, Cultura y Deporte, Lorea Bilbao, acompañada por la directora general de Cultura, Begoña de Ibarra, y la directora gerente de Azkue Fundazioa, Iurdana Acasuso, departían con Borja Elorza y Jon Marín, de Ciafca!, agencia coproductora del espectáculo.

No tardaron en presentarse el pintor y escultor José Ibarrola y Maite Nájera, padres del músico e ilustrador que se sienta al piano. Se les unieron el dramaturgo Felipe Loza, con las actrices Itziar Lazkano y Loli Astoreka y la abogada y concejala Jone Goirizelaia.

Entre la abundante presencia de profesionales de la interpretación se contaban la actriz ondarrutarra Ainhoa Etxebarria y el actor extremeño Chema Trujillo.

Flotaba en el ambiente una mezcla de expectación y alivio. Expectación por asistir a una obra que reivindica el arte y la cultura como instrumento para ser feliz y que combina el musical con la stand up comedy y mezcla realidad con ficción. La sensación de alivio la generaba la constatación de que, a pesar de todos los pesares, el talento y la voluntad salen adelante. El estreno de Amor y humor, escrita y también producida por la pareja protagonista, era la prueba.

Una prueba que no quisieron perderse Txuku Aguirre, Sara Erkiaga y Paula Enziondo. Lo mismo se puede decir de Alfredo Matesanz, Mari Nieves Ibisate, Begoña Berriozabal o Luis Cabarcos.

También pudimos ver a la diputada foral de Administraciones Públicas, Ibone Bengoetxea, además de a los televisivos Joseba Solozabal y Sergio Ovejero.

Asistieron Mila García, Aitor Lasa, Maite González, Leticia Uribe-Etxebarria, la diseñadora gráfica genovesa Federica Drago y su compañera de Crisiscreativa, Andrea Urquizu. Gloria Heredero y Bihozne Esteban entraron a menos cinco. El futbolista Ander Iturraspe, que compartió vestuario en las instalaciones de Lezama con Lander, bajaba las escaleras mecánicas del Euskalduna dos minutos antes de la llamada de inicio. Justo a tiempo. Era el momento en que la concurrencia debía ocupar sus butacas.

Es muy probable que, al levantarse el telón, los protagonistas del espectáculo se acordaran de quienes les han apoyado a crear y poner en marcha la obra, como hizo ayer por la mañana Lander Otaola en sus redes sociales. "Gracias a quienes nos han ayudado en este proceso, como nuestros amigos de ARIMAKTORE y el Teatro Gurea de Derio. Eskerrik asko y a por todas. ¡Nos vemos en el teatro!", publicó el intérprete bilbaino. La última vez que subió al escenario fue hace justo un año, durante la exitosa gira de Los otros Gondra.

Amor y humor seguirá en el Euskalduna hoy y mañana. Y regresará a los escenarios en abril.

Ylenia Baglietto, Lander Otaola y Naiel Ibarrola estrenaron ayer el espectáculo 'Amor y humor' en el palacio Euskalduna

La obra, coproducida por Ciafca!, permanecerá en cartel hasta mañana y volverá a los escenarios el próximo abril