El callejón de las botxerías

Maestría para las grandes enseñanzas

18.01.2020 | 06:20
Nekane Murga, Ana Otadui, Juan Mari Aburto, Pedro Duque, Ricardo Franco Vicario. Jesús Loza, Nekane Balluerka, José María Guibert y Vicente Reyes.

CUENTAN que Miguel de Unamuno, estaba dando una clase y dijo: "Según Sakespeare...", a lo que le interrumpió un alumno diciéndole "querrá decir Chesspir". Don Miguel le contestó entonces "Yes, I'm sorry", y siguió toda la clase en perfecto inglés. Esa, la doma de los impulsos desatados, es una de las mil lecciones que se pueden extraer de una academia -de esa académica palanca de la que hablaba Unamuno, refiriéndose a su Salamanca...-, pero no la única. A lo largo de sus 125 años de vida que ayer se conmemoraron en el Bizkaia Aretoa, la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao ha sido testigo de miles de avatares. No en vano, se trata de una institución fundada el 19 de enero de 1895 en la Casa de Socorro del Ensanche de Bilbao que, a lo largo de los siglos XIX, XX y XXI ha contado con la colaboración de lo más granado de la ciencia de cada época. Hoy mantiene esa tónica, maestría para las grandes enseñanzas.

La vieja Academia goza de buena salud. Conmemoró sus 125 años de vida en un acto institucional y cultural celebrado en el auditorio Mitxelena del Bizkaia Aretoa . En la celebración intervinieron Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación; Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao; Nekane Murga, consejera de Salud del Gobierno vasco; y Nekane Balluerka, rectora de la UPV/EHU. El acto fue conducido por Miren Agur-tzane Ortiz, vicedecana de la Facultad de Medicina y Enfermería de la UPV/EHU, y tuvo como anfitrión a Ricardo Franco Vicario, presidente de la Academia y médico renacentista que tomó parte del encuentro teatralizado entre el primer presidente de la Academia, José Carrasco, interpretado por el actor Pelayo Serrano, y el presidente actual. Hubo, además. un vídeo conmemorativo desarrollado para la ocasión por Javier Rebollo y María Eugenia Salaverri y se cerró el acto con una actuación de danza a cargo de los bailarines Martxel Rodríguez y Garazi Etxaburu, de la compañía de danza contemporánea Led Silhouette.

A la cita no faltaron la presidenta de Juntas Generales, Ana Otadui; el rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert; cuatro expresidentes vivos como Juan José Zarranz, Fernando Astorqui, Juan Goiria y Jesús Mari Garibi; Miguel Ángel Varona, Joseba Vidorreta, Antón Pérez-Iriondo, Pedro Ensunza, Javier Agirregabiria, Enrique Ordieres, Cosme Naveda, María José García Etxaniz, Javier Aranceta, Antonio del Barrio, Julián Agirrezabal, Teresa Laespada, Yolanda Díez, Patricia Capelo, Francisco Dehesa, Eugenio Mínguez, Víctor Etxenagusia, Joseba Pinedo, Agustín Martínez Ibargüen, Elena Suárez, Julen Ocharan, Juan Gondra, Álvaro Ortega, Marcelo Curto, Saúl Vicente, Ibon Areso, Víctor Pérez Gezuraga, Iñaki Anasagasti, Juan del Arco, Ave Mari Aburto, Ignacio González y la más fuerte línea de defensa de la salud y el conocimiento de sus ciencias.