El callejón de las botxerías

El caballero del dragón en la corbata

17.01.2020 | 06:19
El farmacéutico Iñaki Linaza, Maite Lozano y el subdelegado del Gobierno español, Vicente Reyes, con libros en la mano.

ERA una corbata en tonos oscuros, sobrios como corresponde al lugar donde la lució ayer, la Sociedad Bilbaína, pero con un guiño irreverente. Era la corbata del exdirector del Museo de Bellas Artes de Bilbao y vocal de Cultura y Biblioteca de la Sociedad Bilbaína, Javier Viar, quien allí mismo presentó su libro sobre el arte de posguerra titulado Hijos de la angustia. Por eso mismo llamó la atención que llevase estampado un dragón, como si fuese miembro de alguna logia o fan acérrimo de Juego de tronos. En verdad podía leerse como un mensaje: diga lo que diga el calendario su cabeza rebosa fresca juventud y una mirada singular. De artista.

Ya con la barba puesta, diremos que la obra analiza, a través de doce artistas, seis abstractos -Antoni Tàpies, Eduardo Chillida, Pablo Palazuelo, Rafael Ruiz Balerdi, Gabriel Ramos Uranga y el escultor Vicente Larrea, quien acudió a la presentación en primera persona...- y seis figurativos -Antonio López, John Davies, Edward Hopper, Domenico Paladino, Carmelo Ortiz de Elguea y Mari Puri Herrero-, las expresiones artísticas que surgen tras los conflictos bélicos. "La mitad de siglo tras la Primera y Segunda guerras mundiales y la Guerra Civil fue terrible y, desde el punto de vista del arte, desembocó en un desencanto absoluto. Las generaciones de artistas que crecieron al calor de estos acontecimientos llevaron a cabo un arte que no creía en nada y consideraba una tragedia que el hombre, a pesar de toda la cultura que había acumulado, hubiese sido capaz de tal barbarie", dijo Viar, acompañado en la mesa de presentaciones por el presidente de la Sociedad Bilbaína, Antón Pérez-Iriondo; los editores de la obra, José Ramón Blanco e Ignacio Uribarri; la técnico del departamento de colecciones del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Miriam Alzuri, y la responsable de la edición del libro, Marina Balenciaga, así como por Lluis Ferrando.

interés despierto El libro y las palabras que sobre él versaron despertaron interés para los asistentes. A la cita no faltaron Jon Salicio, Manu Suárez, gerente de la Sociedad Bilbaína; Ana Villacorta, José Antonio Larrinaga, Marvin Backer, Beñat Martín, Lorena Salaberria, el farmacéutico Iñaki Linaza, Maite Lozano, Vicente Reyes, subdelegado del Gobierno español; Izaskun García, Begoña Echevarría, Fernando Bidaguren, María Jesús Sarricolea, Amalia Pedraza, Marisol Gómez, María Isabel Ortiz del Río, Carmen Ayestarán, Iñaki Bengoetxea, José María Fernández y Saúl Vicente, entre otra gente que vivió la puesta de largo del libro -el pasado 16 de diciembre ya vio la luz en la Librería Cámara...- con curiosidad, como si fuese una entretenida novela de entreguerras.

Se supo, además, que ya está en el horno, a punto de cocción, el libro La transfiguración melancólica sobre Vicente Ameztoy, también nacido de las manos y el ingenio de Javier Viar. Nacerá el 11 de febrero.