El callejón de las botxerías

Principios de alquimia italiana

09.02.2020 | 05:58
El gerente de Bilbao Centro, Jorge Ayo, con Idoia Gutiérrez, de DEIA; José Manuel Mollinedo; Gemma Tossal, de Cinzano, y Belén Paniagua, de Paladea Bilbao.

lA liaron parda. Los hermanos Giovanni Giacomo y Carlo Stefano, de apellido Cinzano, crearon la fórmula del vermú que lleva su nombre allá por 1757. Y hasta hoy. Especias, hierbas del herbolario familiar, caldos, unos toques espirituosos. Y a triunfar.

En el Turín de hace más de dos siglos y medio, los hermanos Cinzano no podían imaginar que una villa del golfo de Bizkaia quisiera alzarse un día con el título de Capital del Vermú. La Asociación de Comerciantes BilbaoCentro está en ello. Con ese objetivo ha promovido un concurso de vermú preparado que se ha desarrollado en varias fases: tres semanas de ruta, una dura semifinal y la gran final.

La cata definitiva se produjo ayer tarde en la segunda planta del Gran Casino Bilbao, entre sus columnas-lámpara con forma de palmera y la moqueta azul salpicada de multicolores tréboles de cuatro hojas. El jurado, compuesto por el chef con estrella Michelin Daniel García, del Zortziko; la voz aristocrática del Boulevard de Radio Euskadi, Miriam Duque, y el Cinzano Brand Ambassador, Giuseppe Santamaría, tuvo que elegir entre media docena de cualificados finalistas. Se trataba de los jóvenes Jon Ocaña, de la Taberna Basaras; Zaloa Sanjurjo, de Basuki; José Ramón González, de Morocotuda; Jaime Bordas, de Medikopa; Lorena Somalo, de Ara 23, y José Torres, de Café Byl. Cada uno debía llenar tres copas con su vermú, explicar el proceso y aguardar el veredicto.

El público descubrió verdaderos alquimistas: varios tipos de Cinzano, gotas de bíter, naranja liofilizada, twist, Campari, guindas osmotizadas, ginebra seca y toques de elementos no revelados. Los hubo mezclados y los hubo agitados.

Todas las copas resultaron espectaculares. Pero ganó Lorena Somalo. "Creo que han apreciado que he elaborado un vermú diferente, pero muy sencillo", explicó. Su fórmula: enfriar bien los vasos mezcladores, base de Cinzano, toque de Campari, ginebra london dry, bíter de mandarina, twist de naranja, escanciar bien, pero no demasiado, de un vaso mezclador a otro. Giovanni Giacomo y Carlo Stefano estarían llorando de alegría.

Abrió el concurso el concejal Xabier Ochandiano, quien reveló una debilidad: "Me gusta el vermú". Estuvieron en todo Jorge Ayo, gerente de BilbaoCentro, y Olga Zulueta, directora artística, junto a su presidente, Adolfo Lorente.

Asistió la gerente de la Asociación de Comerciantes de San Francisco, Bilbao La Vieja y Zabala, Begoña Castaño; Idoia Garmendia, de la Escuela de Hostelería de Galdakao; Itxaso Jubeto, de la Asociación de Comerciantes de Txurdinaga; la presidenta honoraria de la asociación de comerciantes de Santutxu, Begoña de la Cruz; Belén Paniagua, de Paladea Bilbao, o Nagore Etxebarria, alias Superfashion Bilbao. También se dejaron ver Marino Montero, Arturo Trueba, José Mari Amantes y Jesús Mari Platón.