El callejón de las botxerías

Cultura apta para todos los públicos

09.02.2020 | 00:56
Carlos Sagi, Maite Etchemendy, Juan Mari Aburto, Xan Errotabehere, Jamixel Bereau y Julen Achiary. Fotos: Oskar M. Bernal

HOY, cuando todo París llora y se rebela ante la dictadura del fuego sobre Notre Dame, templo de la cultura, llega hasta esta página un hijo de aquella tierra, Andre Malraux, para recordarnos que la cultura es lo que, en la muerte, continúa siendo la vida. Es hermosa la expresión porque hermana ese conocimiento con la vitalidad por encima de todas las cosas.

Viene al caso esta reflexión ahora que ayer dio comienzo el Basque Fest en el Azkuna Zentroa, embarcado en la máquina del tiempo para regresar, de nuevo, a la alhóndiga de Bilbao y dar la bienvenida la cultura vasca de la mano del espectáculo Mugak, creado por los grupos Kalakan y Khami. No en vano el maestro de ceremonias del espectáculo era ni más ni menos que Don Diego López de Haro encaramado sobre un velocípedo de época. Ambos grupos llegaron de la mano de Errobiko Festibala, festival de la localidad labortana de Itsasu, invitado esta edición (Maite Etchemendy y Julen Achiary como embajadores...) para inundar el espacio con los sonidos de la txalaparta, la txirula y la alboka, mezclados con instrumentos de otros rincones del planeta y pinceladas de música electrónica. El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, dio la bienvenida a todos, acompañado por Carlos Sagi, Xan Errotabehere, Jamixel Bereau, nombres propios de la cultura labortana. Se sumaron al despegue de la fantasía y la creación Xabier Ochandiano, Itziar Urtasun, Alfonso Gil, Goyo Zurro, Jone Goirizelaia, Shamir Ladou, Alba Fatuarte, Iñigo Pombo, Koldo Narbaiza, Inés Ibáñez de Maeztu, Yolanda Díaz, Luis Eguiluz, Beatriz Marcos y buena parte de la tribu política que estos días preelectorales danza alrededor de la hoguera de los flashes fotográficos. Les van el sueldo.

La gran ?esta de la cultura vasca regresa, como ven, a Bilbao en Semana Santa. Entre las novedades de esta edición están la proyección de la película Gernika, del director bilbaino Koldo Serra, y la exposición fotográfica Gernika, detrás de las cámaras, del fotógrafo David Herranz, además de la apertura de la plaza del Arriaga y el edificio del Ensanche como nuevos escenarios, las travesías en bateles y los paseos teatralizados a bordo del Bilboats, el estreno mundial del espectáculo de Oreka Tx y la txalaparta; el último concierto hasta 2020 de la cantante vasca Izaro, o los conciertos que tendrán lugar en la Sala Bilborock, con un marcado acento femenino.

ilusiones De toda esa prestidigitación cultural hubo noticia en una arranque al que tampoco faltaron, entre ilusiones, Jorge Aio, Adolfo Lorente, Olga Zulueta, Jon Andoni Zarate, José Mari Amantes, Josu Herrero, Jon Aldeiturriaga, Arantza San Andrés, Héctor Sánchez, Itziar Lauria, Alan Rodríguez, Noel Rodríguez, Rosa Ruiz, Nieves Odria, Puri García, María Ángeles Garro, Olga Gutiérrez, Diego Morón, Aldo Morón y Sara Morón entre otra mucha gente curiosa y culta.

noticias de deia