XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak

El bautismo más emotivo

La entrega de premios estrenó auditorio en el municipio tras las anteriores visitas a la ermita de San Antolín, y recobró el afecto del público, aunque cuidando todas las medidas de seguridad, la pandemia sigue muy presente

19.11.2021 | 00:29

Desde el otro lado del río Kadagua, la ermita de San Antolín otorgó una simbólica bendición al frontón, que recoge su testigo como escenario de la ceremonia de entrega de los XIV Laboral Kutxa DEIA Hemendik Sariak dentro de la localidad, que Alonsotegi acogió por última vez hace tres años. El acto supuso el bautismo de los nuevos locales acondicionados en el recinto deportivo en actos supramunicipales.

Luis Iturbe, Amparo Martín, Leo Romo, Edurne Arrieta, Feli Zorrilla, Emilio Pérez, Rosi Rodríguez, Puri Argenta y Candi Álava mostraron su vitalidad en representación de los hogares del jubilado de Güeñes, Sodupe, La Quadra y Zaramillo.

Javier Maiz inculcó la pasión por el remo a su hijo, Ibon Maiz. También le arroparon su madre, Mada Peña, Aketza Cordovilla, Jesús Peña y Salomé Acasuso.

Pedro Coloma solo tuvo que andar unos minutos desde su carnicería de Alonsotegi junto con Nieves Unanue y sus hijos, Ander e Irati Coloma. Allí podrían comprar los sacramentos para la degustación de putxeras solidarias que Javier Abaurrea planifica, como avanzó después de que le animara el presentador de la gala, Alain Salterain. La presidenta de Acambi, Maite Elorriaga, le respaldó junto con su mujer, Karmele Isusi, Javier Mentxaka, Roberto González y Ruth Martínez, de la asociación de donantes de Gordexola.

Una nutrida representación de Galdames dio fe del afecto a la ermita de Nuestra Señora de Txabarri por la asociación Amertxa: Pedro Elías Galdames, Olga Zorrilla, Miren Humaran, Javier Unzueta, José Ángel Humaran, Conchi Larrucea, Luis Ángel García y Elena Unzueta. Balmaseda nunca falla en implicación. Lo evidenciaron desde la asociación de la procesión de la Magdalena Unai Cid, Ander Rivero –que, además, es concejal de Cultura en la villa y dio vida a Jesucristo en la Pasión Viviente senior de 2017–, IñigoAguinaco, Joseba e Iñigo Benedi y Julen y Rebeca González.

Jesús Bilbao se caracterizaba por su humildad y "discreción", como describió su sobrina, Beatriz Castresana, pero ayer tocaba reivindicar la talla humana que honraron también las hermanas del homenajeado, Mari Carmen y Mari Ángeles Bilbao, Piu Fernández, Elisa y Kike Sulibarria, Jon Iztueta, Julio Mata e Iñaki Laiseka, directivo del Zalla Unión Club. Como un equipo de fútbol formaron Ander Arteagabeitia y su hermano Jon y su prima, Nerea Arteagabeitia; su ama, Loli Jauregui; sus tíos, Begoña, Javi e Iñaki Jauregui; Imanol Cirión, Erik Puente y su fisioterapeuta, la también concejala de Sopuerta, Estíbaliz Goitia.

La diputada de Cultura, Euskera y Deporte, Lorea Bilbao, los alcaldes José Manuel Coterón, de Turtzioz; Raquel Larruskain, de Galdames; Juan Andrés Iragorri, de Güeñes; Iosu Udaeta, de Artzentales; y Joseba Urbieta, de Alonsotegi, los ediles del municipio Balbino Álvarez, Eider Jauregui y María Urbieta y la de Zalla, Rosana Martínez, así como el presidente de la Mancomunidad, Martín Pérez Garmendia, no faltaron a la cita. Tampoco Etor Gorroño, del grupo Meuri.

De DEIA acudieron el director general, Javier Andrés; el director de Desarrollo, Kike Hermosilla;Idoia Gutiérrez e Iñigo Aspiunza. del departamento comercial, y Joana Pérez de la organización.

noticias de deia