Santurtzi organiza subidas al Serantes para personas con movilidad reducida

Serán los fines de semana hasta septiembre en un transporte que partirá desde el centro del municipio

01.07.2021 | 00:47
En la jornada de ayer miércoles tuvo lugar una visita piloto adaptada al monte Serantes.

Subir al monte Serantes es una de las mejores actividades para mezclar ocio, naturaleza y turismo que se pueden realizar en Santurtzi. La subida a esta cima que está a unos 450 metros de altura es, en su vertiente desde Mamariga y San Juan, un camino bien pavimentado y con una cuesta sostenida, con un desnivel ascendente bastante constante hasta llegar a la última de las rampas, donde la pendiente sube unos cuantos puntos porcentuales. Todo ello hace del monte santurtziarra un lugar de fácil acceso... Salvo para las personas con movilidad reducida. Así, con el objetivo de acercar el Serantes a toda la ciudadanía, el Ayuntamiento de Santurtzi va a organizar los fines de semana visitas adaptadas para este colectivo con el propósito de que descubran y disfruten la riqueza de esta cima desde la que se puede divisar todo Ezkerraldea, parte de Eskuinaldea, Bilbao y hasta Castro Urdiales y su entorno. "Las personas están en el eje de las políticas que este Ayuntamiento pone en marcha y esto es un paso más para poder avanzar en accesibilidad, tanto para las personas de Santurtzi con movilidad reducida como para potenciar el turismo accesible", declaró Joseba Ramos, edil de Turismo del Ayuntamiento de Santurtzi. En concreto, esta alternativa turística se ofrecerá los sábados hasta el próximo mes de septiembre.

Ayer miércoles tuvo lugar la primera de estas visitas, la experiencia piloto de este proyecto, y las primeras personas que pudieron disfrutar de esta nueva experiencia fueron Iñaki y Serafín, dos componentes de la Asociación de Discapacitados de Santurtzi que, pese a ser del municipio, no habían contado con la oportunidad de ver ya no solo su localidad, sino la comarca entera, desde la privilegiada atalaya que es el Serantes. Desde ayer miércoles, gracias a esta iniciativa tienen guardada en sus retinas las imágenes y paisajes que el Serantes regala cada día. Así, estas visitas adaptadas darán comienzo a las 10.00 horas en el centro de la localidad marinera, donde un vehículo adaptado recogerá a los participantes para tomar camino al torreón que corona la cima santurtziarra. El pico del Serantes será la primera de las dos paradas que tendrá esta visita y en este punto, se ha habilitado la zona del mirador ubicada en las inmediaciones del torreón. Allí, los visitantes podrán disfrutar de las espectaculares panorámicas que se pueden contemplar desde ese punto y, una vez hayan disfrutado de este enclave, será el turno de descender a una cota un poco más baja del Serantes.

En concreto, la siguiente parada de esta visita adaptada será el fuerte del Serantes, un espacio en el que se entremezcla el patrimonio arquitectónico del Serantes y su riqueza a nivel medioambiental. El fuerte del Serantes es el otro de los grandes iconos de esta cima y, tradicionalmente, el primer punto de parada en la ascensión, pero en esta ocasión, debido a que debe de hacerse el camino en vehículo, se ha optado porque la visita al fuerte sea posterior a hacer cima en el techo santurtziarra. "Con esta iniciativa queremos compartir algo tan nuestro como es subir al Serantes, una costumbre arraigada entre los y las santurtziarras y que ahora acercamos a este colectivo para juntos poder hacer cima", concluyó Ramos.

De esta manera, Santurtzi sigue dando pasos en el camino de eliminar barreras, algo que suele relacionarse casi exclusivamente con cuestiones urbanísticas, pero que también es muy importante en materia turística. Iñaki y Serafín son santurtziarra y gracias a sus aportaciones a través de Adisa han ayudado a eliminar barreras en la localidad, pero ayer mércoles se sintieron como auténticos turistas visitando el Serantes, una cumbre que, hasta ahora les parecía de muy difícil acceso.

noticias de deia