Barakaldo prevé un parque de 71.000 metros en el monte Tun Tun de Lutxana

El plan de Sefanitro incluye también la puesta en valor del Fuerte de Rontegi

27.04.2021 | 12:29
El concejal de Vivienda, Planificación y Gestión Urbanística, Juan Antonio Pizarro.

El plan de Sefanitro es el proyecto que mayor influencia va a tener en el futuro del barrio de Lutxana. Y en ese porvenir tendrá un papel importante el parque de 71.000 metros cuadrados que se habilitará en el monte Tun Tun, un entorno en el que se llevará a cabo una importante labor de recuperación paisajística. De esta manera, cuando este plan urbanístico se haga una sólida realidad, Lutxana contará con un nuevo pulmón verde.

El plan urbanístico de Sefanitro fue analizado en la tarde de ayer martes por el Consejo Asesor de Planeamiento con lo que se dio el paso previo para que esta hoja de ruta urbanística se debata y vote en la comisión municipal y en el pleno del Ayuntamiento de Barakaldo. Así, el parque del monte Tun Tun será lo primero que encuentren a su vista aquellos que lleguen hasta la localidad fabril desde Eskuinaldea.

El proyecto de creación de esta zona verde también servirá para poner en valor los restos arqueológicos del conocido como Fuerte de Rontegi que se encuentran en esta zona. "Se tomarán medidas de protección arqueológica para poner en valor este yacimiento y, además, mostrar la importancia histórica del lugar en el que se desarrollaron la Batalla de Lutxana y el asedio de Bilbao durante la primera Guerra Carlista", explicó Juan Antonio Pizarro, edil de Vivienda, Planificación y Gestión Urbanística del Consistorio barakaldarra. Y es que una de las bases sobre las que se quiere construir el nuevo Lutxana con este plan de Sefanitro es la memoria, el recuerdo de todo aquello que ha acontecido en esta zona de la localidad fabril, que no es poco. En este aspecto, el planeamiento también recoge la recuperación del cargadero de Sefanitro, uno de los cargaderos asentados en la localidad fabril que el Gobierno vasco ha incluido como elementos de patrimonio cultural y que son Conjunto Monumental. "Tenemos claro que debemos poner en valor los atractivos singulares de Barakaldo vinculados a su pasado industrial. Las obras a realizar en el cargadero respetarán el régimen de intervenciones permitidas para este tipo de vestigios", indicó Pizarro.

Este plan también incluye la creación de nuevas viviendas y equipamientos públicos. En este sentido, en materia de vivienda se construirán en torno a 2.000 viviendas de las que 700 serán de Protección Oficial. Una parte muy importante de este último grupo de pisos ya están construidos. Por otro lado, el desarrollo de esta hoja de ruta urbanística también traerá consigo la creación de nuevos servicios y equipamientos para Lutxana, instalaciones que llegarán para complementar las ya existentes en el barrio. Así las cosas, el plan de Sefanitro incluye la creación de un gran centro cívico que tendrá cabida para instalaciones tanto deportivas como socioculturales. En lo que respecta a los equipamientos deportivos, este centro cívico contará con un rocódromo, un gimnasio y dos piscinas. Ya fuera del centro cívico, se crearán dos campos de fútbol en una zona dotacional.

Asimismo, en el apartado sociocultural en el centro cívico se construirá un salón de actos, salas de estudio y para la realización de talleres, una zona dedicada a los jóvenes. Dicho centro cívico también tendrá una zona administrativa en la que se instalará una oficina del SAC y otra de información. En los espacios comunes del centro cívico se creará una zona de cafetería, un hall y unos vestuarios. Por otra parte, el plan de Sefanitro también contempla la creación de unos nuevos accesos a la zona así como el plantado de cerca de 2.000 árboles que darán aire y color al futuro de esta zona de Lutxana que, tras haber sido un referente industrial durante varias décadas, a medio plazo mutará su piel para convertirse en un referente del ocio, el deporte y la cultura.

noticias de deia