Karpin Fauna abrirá en verano un nuevo terrario tropical

Podrá acoger reptiles como una boa constrictor y una serpiente del maíz

17.04.2021 | 01:08
Dos imponentes osos pasean por su recinto en el BBK Karpin Fauna, un centro que en verano aumentará el número de especies con los reptiles.

El Centro de Acogida de Fauna Silvestre BBK Karpin Fauna abrirá este verano al público las puertas de su nuevo terrario que se ubicará en la actual sala de exposiciones aledaña al edificio de oficinas del parque. Para ello, la Mancomunidad de Las Encartaciones ya ha abierto el proceso de licitación de las obras y actuaciones que permitan albergar una zona de terrarios de 22 cabinas para cobijar a diferentes animales como reptiles y ofidios y que costarán 67.000 euros.

"Nos ha costado llegar hasta aquí y la verdad es que empezamos a tener prisa porque durante este tiempo ya hemos conseguido una decena de especies que o bien están en cuarentena o las tenemos en pequeños terrarios en una zona no accesible al púbico listas para instalarlos en cuanto se pueda en el nuevo terrario", señala Josu Larruskain, director de área de la Fundación Ortzadar, adjudicataria de la gestión del centro de acogida de fauna silvestre inaugurado en el año 1995. "Este parque surgió como centro de acogida de animales silvestres procedentes de decomisos por tráfico ilegal, mascotas abandonadas, fauna autóctona irrecuperable procedente de centros de recuperación y otros orígenes similares. Nuestra misión es acogerlos, asegurarles una vida digna y contar sus historias para que quienes nos visitan se sensibilicen frente a estos problemas", remarca Larruskain.

Climatización

El nuevo terrario se ubicará en un edificio de 125 metros cuadrados que en fases anteriores fue objeto de varias reformas entre las que destaca la climatización del espacio que se lleva a cabo mediante goetermia. "La climatización se hizo en la primera fase en los dos edificios lo que ha permitido que podamos hacer ahora el terrario porque este recinto necesita contar con una temperatura mínima de 20 ya que casi todos los reptiles que van a acomodarse ahí son tropicales y por ello hace falta unas condiciones específicas de temperatura y de humedad. Incluso algunos ejemplares tendrán sus propios calefactores para que su recinto esté con la temperatura adecuada. Además cada cabina llevara un proceso de naturalización acorde a cada especie", desvela Larruskain quien cita entre los nuevos inquilinos a un lagarto varano, una serpiente del maíz o una boa constrictor "a la que se le hará una pequeña piscina".

El equipo geotérmico es capaz de alcanzar mayores temperaturas lo que garantiza ese umbral de 20 grados en los fríos días del invierno encartado al tiempo que procura un espacio de calor para los visitantes que se acerquen en esa estación al parque. "El terrario además de servir para acoger a especies que ahora no se puede nos ayudará a mejorar nuestra oferta al contar con un espacio cerrado que favorezca las visitas también con mal tiempo", sostiene Larruskain, quien recuerda que BBK Karpin Fauna "es además un centro de educación en materia de conservación medioambiental y sostenibilidad de la fauna y flora".

noticias de deia