La Quadra gana en accesibilidad con una rampa hacia la plaza

Ha requerido una inversión de 64.000 euros, mientras se ha adjudicado la obra del ascensor de Elubarri

03.02.2021 | 00:55
La estructura aprovecha el talud existente. Foto: Güeñesko Udala

Güeñes – A mediados del pasado mes de diciembre el Ayuntamiento de Güeñes abrió al tránsito peatonal la rampa de acceso a la Herriko Plaza de La Quadra. Esta infraestructura "viene a solucionar el problema de acceso y seguridad desde la calle Euskariatza que se preveía en el Plan Director de Accesibilidad municipal", informan fuentes municipales.

Para llevar adelante este proyecto, la solución técnica ha consistido en "la construcción de una rampa accesible en dos tramos, en cumplimiento de las leyes de accesibilidad que establecen la disposición, pendiente y longitud de la pasarela para cumplir con dicha normativa". Así, "ha posibilitado el acondicionamiento de un acceso desde el aparcamiento junto al puente hasta la parte superior, aprovechando el talud existente". El precio de liquidación asciende a 64.006 euros.

Para la puesta en marcha de otra de las actuaciones encaminadas a mejorar la accesibilidad en el municipio, el Ayuntamiento ya ha adjudicado la obra de ejecución del ascensor en el barrio de Elubarri en Sodupe. En estos momentos, "el proyecto se encuentra en la fase de desarrollo de trámites administrativos previos necesarios para poder iniciar la obra". Elubarri es uno de los barrios con peores condiciones de accesibilidad "porque, una de sus vías de acceso es un largo tramo de escaleras y la otra, una calle con una pendiente de hasta el 16%. Y el proyecto de instalar un ascensor es uno de los principales que recogía el programa electoral del PNV para las últimas elecciones municipales, en 2019.

En este caso, "está prevista la instalación de un ascensor panorámico, muy similar al existente en la calle Herriko Gane que facilita el acceso al ambulatorio de Sodupe y viviendas adyacentes". Se elevará hasta una altura de ocho metros y una distancia, desde la base del ascensor hasta la llegada al centro del barrio, "que obliga a la construcción de una pasarela horizontal en la parte superior con una longitud estimada de 17 metros". Además, requerirá la reordenación del aparcamiento de vehículos que se encuentra junto al acceso de las escaleras para poder llevar a cabo el acondicionamiento de una plataforma de acceso al ascensor, que será panorámico con ventanas acristaladas y capacidad para trece personas.

Por último, a lo largo de este año se acometerán pequeñas actuaciones urbanísticas en los núcleos de Zaramillo y Güeñes "acorde a lo proyectado en el Plan Director de Accesibillidad".