Una lección de empatía y solidaridad

El colegio Hijas de la Cruz de Santurtzi realiza una recogida para el Banco de Alimentos

27.11.2020 | 00:43
Con esta recogida, el centro santurtziarra ayuda a que haya alimentos suficientes en todos los hogares del municipio.

El colegio Hijas de la Cruz de Santurtzi realiza hasta el próximo viernes una recogida para el Banco de Alimentos

Coger una bolsa de la compra y llenarla de alimentos no perecederos de primera necesidad es, para muchas personas, un ejercicio sencillo pero a la par lleno de solidaridad que puede ayudar a muchas familias ahora en plena crisis económica. Por ello, desde el colegio Hijas de la Cruz de Santurtzi se ha impulsado una recogida de productos de alimentación en colaboración con el Banco de Alimentos. Esta colecta durará hasta el próximo viernes y está abierta a toda la ciudadanía más allá de la comunidad escolar.

Esta iniciativa partió precisamente de la comunidad educativa de Hijas de la Cruz. El personal docente buscaba fórmulas para seguir colaborando con el Banco de Alimentos, ya que, debido a las actuales circunstancias sanitarias era imposible participar de forma activa como voluntarios en la Gran Recogida que cada noviembre se realiza para esta organización humanitaria. "Al ver que no podíamos colaborar como lo hemos hecho en otras ocasiones, empezamos a buscar alternativas para seguir poniendo nuestro granito de arena. Decidimos hacer una recogida de alimentos entre la comunidad educativa del centro y la iniciativa tuvo una grandísima respuesta", asegura Ainhoa Castañeda, directora pedagógica del centro educativo santurtziarra. Esa gran acogida que tuvo la colecta entre personal docente y alumnado fue gasolina para que el colegio se pensara en dar un paso más y abrir la iniciativa a toda la ciudadanía. Así, decidieron que esta acción se prolongara hasta el próximo 4 de diciembre. "Quien quiera colaborar con nosotros basta con que se acerque al centro entre las 9.30 y las 16.15 horas y entregue los alimentos no perecederos en una bolsa en la recepción del centro", indica Ainhoa, quien ve en este proyecto una forma "de trabajar aspectos como la solidaridad y la empatía tanto en el alumnado como en la comunidad".

Así, las bolsas que la ciudadanía quiera llevar hasta el colegio para colaborar con la campaña pueden contener productos como pasta, arroz, legumbres, comida infantil y pañales, entre otros.

Los horarios de entrega de alimentos fijados por el centro están diseñados con el propósito de no ocasionar aglomeraciones, de que no coincida el flujo de personas que pudiera acudir a entregar alimentos con las entradas y salidas de alumnos al colegio. "Quienes, por cualquier circunstancia, quieran entregar alimentos y no puedan desplazarse hasta el colegio, que se pongan en contacto con nosotros y, si hace falta, iré yo personalmente a recogerlos", indica la directora pedagógica del centro santurtziarra. El objetivo que persigue esta iniciativa no es otro que ofrecer apoyo al Banco de Alimentos, una institución que se está erigiendo ahora, en tiempos de profunda crisis, en una pieza más importante si cabe en la sociedad. "Todo apoyo es bueno y nosotros queremos poner nuestro granito de arena, ayudar al Banco de Alimentos para que en ninguna mesa, en ningún hogar, falten alimentos", explica Castañeda.

Único punto de recogida
 

En este momento, el colegio Hijas de la Cruz es el único punto oficial de recogida de comida para colaborar con el Banco de Alimentos en la localidad marinera. "Cuando nos pusimos en contacto con ellos para explicarles la idea que teníamos para colaborar, desde el Banco de Alimentos se mostraron encantados y muy agradecidos", reconoce la directora pedagógica de Hijas de la Cruz. Por todo ello, con el objetivo de ayudar a las familias de Santurtzi que peor lo están pasando en esta delicada situación sociosanitaria, desde el centro educativo animan "a la ciudadanía santurtziarra y a la de los municipios limítrofes a colaborar con lo que se pueda. La peor ayuda es la que no se presta". Así, a base de paquetes de arroz, legumbres y pasta, entre otros, desde la comunidad educativa de Hijas de la Cruz sacarán un sobresaliente en dos de las lecciones: las de la empatía y la solidaridad.

Las bolsas de ayuda deben contener alimentos no perecederos como pasta o legumbres pero también útiles como pañales

En la actualidad, Hijas de la Cruz es el único punto de Santurtzi en el que donar comida para el Banco de Alimentos

 

noticias de deia