"Sacamos adelante casi todo lo que vino con el virus, que fue muy gordo"

Conceden a Protección Civil de Balmaseda "la medalla al mérito covid por toda la labor realizada" en una pandemia en la que dieron la cara en antes que en otros puntos de Enkarterri e incluso Bizkaia

16.10.2020 | 01:23
Tres miembros de la dotación sostienen el diploma.

En estas fechas deberían estar ultimando el dispositivo para que San Severino transcurriera con normalidad y que la multitud que el día 23 toma el casco histórico de Balmaseda disfrutara al máximo del día grande de sus fiestas cocinando putxeras en las emblemáticas putxeras de origen ferroviario. Sin embargo, el coronavirus albergaba otros planes para el servicio de Protección Civil de la villa, que en verano retomó la entrega de medicamentos a domicilio para evitar los desplazamientos de personas vulnerables. En la montaña rusa que viven han recibido una buena noticia: el reconocimiento de su dedicación a cargo de la asociación nacional de agrupaciones de voluntarios.

Les han concedido "la medalla al mérito covid por toda la labor realizada" en una pandemia que dio la cara en marzo Balmaseda antes que en otros puntos de Enkarterri e incluso Bizkaia. De hecho, el cierre de colegios se adelantó en la villa al resto del territorio y la asociación local de hostelería también se anticipó con su decisión de bajar la persiana de los bares. Pese a los "duros" momentos, "pudimos sacar adelante casi todo lo que se nos vino encima, con el virus, que fue muy gordo" con la energía que les insuflaban el cariño ciudadano y las caras de felicidad de los niños a los que felicitaron el cumpleaños mientras estuvieron en vigor las restricciones de movilidad, recuerda el jefe de la dotación, Enrique Pastor.

De los seis voluntarios que se mantuvieron al pie del cañón durante el confinamiento "dos seguimos en el dispositivo" de vigilancia en esta aparente normalidad de la segunda ola. Y otra ola, pero de solidaridad, inundó el municipio con incontables ofrecimientos de colaboración vecinal que "agradecemos inmensamente en una época en la que carecíamos de equipos de protección adecuados para casi nadie".

En su propia casa varios miembros de la familia ejercen orgullosos de voluntarios, "así que establecimos un protocolo muy estricto de desinfección" con el objetivo de bloquear el paso del covid-19 dentro de su hogar. Nada más entrar se despojan de ropa y calzado, "lo limpiamos y lo dejábamos un mínimo de doce horas en cuarentena" en un procedimiento que se extiende también a los uniformes.

En estos meses desde el final de la desescalada la dotación ha hecho acopio de más material y como "los protocolos establecidos en colaboración con la Policía Municipal están funcionando, seguimos aplicándolos". Ven que los casos no parecen revestir tanta gravedad como en marzo, pero aun así llaman a la precaución. Por eso han reanudado las compras que efectúan para vecinos en situación de vulnerabilidad, "el 99% de los cuales son mayores a los que, aunque igual salgan de paseo, les da más miedo entrar en comercios o farmacias o bien tienen problemas de movilidad y, en cualquier caso, no son muchos en número".

Además, han colaborado en dispositivos como el que se desplegó para blindar Lekeitio en la jornada en la que se hubiera celebrado el Atzar Eguna. Con la festividad de San Severino suspendida, Protección Civil confía en que Balmaseda imite el comportamiento de la localidad costera y se sume al mensaje de prudencia lanzado desde Ayuntamiento, hostelería y una treintena de asociaciones, incidiendo en que queda terminantemente prohibido cocinar y comer en la calle, con la excepción de los establecimientos de hostelería autorizados y, de forma excepcional, invitando a los turistas a no acercarse ese día para evitar aglomeraciones.

Sin San Severino 

"Ya habrá tiempo" de compensar cuando el concurso de putxeras se pueda desarrollar con máxima seguridad. "Nos encontramos en un año atípico" y no hay que perder de vista que los festejos pasan a un segundo plano. "Lo peor es perder a seres queridos sin poder ni siquiera despedirse de ellos. Compañeros de Madrid nos contaron historias de parientes a los que llevaban y no sabían si podrían volver a ver€ A nivel de Protección Civil hemos tenido un canal de comunicación nacional para intercambiar vivencias y experiencias" que ni Enrique Pastor ni sus compañeros olvidarán.

Prevención

Compras a vecinos vulnerables. Por precaución ante la segunda ola, el servicio de Protección Civil de Balmaseda ha reactivado las compras a domicilio a vecinos considerados colectivos de riesgo que ya pusieron en marcha con éxito en marzo.

Llamamiento

putxeras suspendidas "Ya habrá tiempo"

El 23 de octubre debería tener lugar el concurso de putxeras de las fiestas de Balmaseda. Protección Civil se suma al llamamiento a la precaución de Ayuntamiento y asociaciones.