Enkarterri

Osotu Güeñes ya se plantea incorporar enseñanza Infantil

El colegio celebra una jornada para agradecer el apoyo de las familias del alumnado

11.03.2020 | 01:24

Güeñes – "¿Cómo te llamas?" Preguntaban a todas las personas que entran en el auditorio para cotejar sus nombres y apellidos en la lista. "No solo se sienten útiles, sino que son útiles", apuntó la directora de Osotu Güeñes, María del Mar Hernáez, sobre los alumnos que cumplen con la tarea que les han encomendado en la jornada de puertas abiertas. El centro reunió a las familias para "agradecer" el apoyo recibido en un camino salpicado de dificultades, pero que ha devuelto la actividad educativa a las antiguas instalaciones de Coenen.

Ya piensan en sumar el ciclo de Infantil a la oferta de Primaria y Secundaria en marcha en Enkarterri desde septiembre. El curso pasado impartieron clase sin autorización del Gobierno vasco en Zierbena porque las obras de Güeñes se retrasaron al punto de impedir el traslado en la fecha prevista y el pasado verano el visto bueno de Lakua al fin de la reforma se recibió también a contrarreloj. A pesar de la incertidumbre, Pili Martín y José Antonio Gutiérrez, padres de una estudiante de Gordexola de 11 años, nunca dudaron en el paso que habían dado porque "los jóvenes lo ganan en salud". "Aquí estudian trabajando y si trabajan los temas en clase después no necesitan deberes en casa, vienen contentos. A nuestra hija se le hacen largas las vacaciones", compartieron. "Dentro del marco normativo de Euskadi", remarcó la directora", el colegio Osotu ofrece "un proyecto que quiere cambiar la forma en la que aprenden niños". Una educación "inclusiva que respete los diferentes ritmos de aprendizaje, atención a la diversidad, pedagogías activas que despierten la curiosidad y educación no sexista bajo un clima de respeto y confianza".

Comunidad Además, "el centro debe pertenecer a la comunidad", según destacaba la directora. Y, en este sentido, María del Mar Hernáez también quiso agradecer que "el Ayuntamiento nos ha facilitado las cosas en la medida de sus posibilidades desde el principio".

Existe una estrecha unión entre las instalaciones de Lambarri y el municipio de Güeñes. "Muchos miembros de la corporación estudiaron en Coenen. Era una lástima ver los edificios en las condiciones de deterioro en las que se encontraban", rememoró el alcalde, Imanol Zuluaga. Recordó "el paseo que dimos por la ruina en la que se había convertido este inmueble y de la ilusión compartida; soñábamos con que volviera a convertirse en un centro educativo y soñábamos con el centro de diseño situado aquí cerca" y que pronto espera abrir sus puertas. El Consistorio "ha acompañado y ayudado en lo que ha podido, pero el mérito corresponde a sus impulsores, que han superado no pocas dificultades". El Laboral Kutxa DEIA Hemendik Saria concedido en la última edición de los premios el año pasado también reconoció el proyecto de Osotu.

Durante el acto, el centro contó con las ponencias del pensador, psicopedagogo y dibujante italiano Francesco Tonucci y la maestra, pedagoga y psicopedagoga Mar Romera.

"Soñábamos con que las instalaciones volvieran a albergar un centro educativo"

Imanol Zuluaga

Alcalde de Güeñes

"Ofrecemos un proyecto que quiere cambiar la forma del aprendizaje"

Mª Mar Hernáez

Directora