los próximos cuatro fines de semana

Portugalete inicia un ciclo de visitas guiadas por el Casco Viejo

Los recorridos históricos darán comienzo hoy y se prolongarán durante los próximos cuatro fines de semana

09.02.2020 | 15:54
Las visitas guiadas vuelven al Casco Viejo jarrillero. Foto: P. U.

Portugalete - La noble villa jarrillera cuenta con la particularidad de ser la única localidad de Ezkerraldea que cuenta con Casco Viejo. Las calles más antiguas de la villa guardan multitud de secretos y detalles que la ciudadanía podrá descubrir durante los próximos cuatro fines de semanas gracias al ciclo de visitas guiadas que se iniciará hoy mismo. Estas visitas durarán dos horas y los sábados comenzarán a las 11.30 y las 17.00 horas, mientras que los domingos habrá una visita que comenzará a las 11.30 horas. Estos recorridos serán gratuitos y para inscribirse a los mismos será necesario ponerse en contacto con la Oficina de Turismo de Portugalete, ubicada en el paseo de La Canilla.

Estas visitas guiadas harán un repaso de los diversos elementos patrimoniales que jalonan el Casco Viejo jarrillero. Partiendo desde la Oficina de Turismo de la noble villa, la primera de las explicaciones versará, precisamente, de este edificio que, antaño, era la estación de tren. Una vez contada la etapa ferroviaria de dichas instalaciones, la siguiente parada será la plaza del Solar, lugar en el que se alza la casa consistorial y el monumento en homenaje a Víctor Chávarri. Frente a la escultura, se hará un breve repaso a la biografía de Chávarri, antes de tomar rumbo hacia el kiosco de la música y el edificio del hotel. Como no podía ser de otra manera, esta visita guiada también incluirá una parada en uno de los dos Patrimonios de la Humanidad que ostenta Portugalete, el Puente Colgante.

Eso, en lo referente a la parte baja del Casco Viejo. Desde el puente, subirán hacia la zona alta del Casco Histórico para realizar la primera parada en la plaza de la Ranchería y, allí, se comentará para qué se utilizaba dicha plaza antaño. Las dos últimas paradas de la visita serán en dos de los grandes emblemas de la villa: la Torre Salazar y la basílica de Santa María. Allí, en el mirador ubicado junto a la basílica se pondrá punto y final a este viaje por la historia portugaluja. - Miguel A. Pardo

en corto

noticias de deia