La música suena en los jardines de casas indianas

La iniciativa que alberga Güeñes el día 19 busca difundir el patrimonio

09.02.2020 | 07:50
El Ayuntamiento de Güeñes se estableció en la mansión Villa Urrutia.Foto: E. Castresana

La iniciativa que alberga Güeñes el día 19 busca difundir el patrimonio

Güeñes - En temporada de verano, Enkarterri transforma los jardines de casas de indianos en espacios de conciertos al aire libre. Una experiencia que comenzó en junio en Gordexola y se repetirá el 19 de julio en el parque Arenatzarte, junto al Ayuntamiento de Güeñes. Además, el pabellón de cristal de la zona ajardinada acoge, hasta el próximo día 14, una exposición con las creaciones ganadoras del último concurso de vestidos de papel.

Enkarterri "ostenta el récord de mansiones indianas en Euskadi, unas construcciones de arquitectura majestuosa y exuberantes jardines, en su día poblados de especies exóticas", precisan desde la asociación Enkartur. En varias de ellas se programarán "actuaciones en directo con la posibilidad de disfrutar de unos aperitivos en un entorno privilegiado". El ciclo de conciertos arrancó a mediados de junio en Gordexola y continuará en Güeñes.

Así, el día 19 el parque contiguo a Villa Urrutia -que así se llamaba la casona que aloja el Consistorio cuando servía como retiro vacacional a una acaudalada saga-. hoy reconvertido en el centro botánico y de esculturas Arenatzarte, será el escenario de una fiesta coincidiendo con la inauguración de una exposición artística en el pabellón de cristal.

El calendario de actuaciones persigue "poner en valor y compartir con la población el patrimonio arquitectónico que atesora la comarca, con ejemplares de inmenso valor, según se desprende de un reciente estudio". Además de palacios de familias que se enriquecieron al otro lado del océano y, a su regreso, dejaron su impronta en lujosas construcciones, "se cuentan caseríos como el trucense, casas torre, iglesias y hasta alguna muestra correspondiente al periodo del art-déco".

Vestidos de papel Por otro lado, Güeñes alberga estos días una exposición con los ganadores de la última edición del concurso de vestidos de papel. El jurado del prestigioso certamen, formado por los diseñadores María Lafuente, Manuel de Gotor y Daniel Rabaneda eligió los trajes Arima, de Cristina García y Lapintakki, de Alejandro Salas, como vencedores en la categoría adulta de corte y confección y diseño y originalidad respectivamente. El premio Roberto Comas al mejor diseño local recayó en Solsticio, de María Dolores Ruiz. En la modalidad infantil se reconoció a Eva Soto con Tic-tac e Idoia Fernández, con Remember Frida, en corte y confección y diseño y originalidad respectivamente. También se concedieron accésits a Cantia Aparicio y sus Sueños de steampunk y a Loli Sánchez con Alforjas.

En septiembre el certamen estrenaba ubicación, en la plaza Galdotxa Arana. "Hace dos años se desató una tormenta feroz que estuvo a punto de echar a perder la celebración, aunque el público no lo notara. El atractivo del parque es indiscutible, pero es mejor llevar el concurso a un lugar con mayores garantías de seguridad y, aunque caiga un diluvio, no pase nada", según explicaba el alcalde de Güeñes, Imanol Zuluaga. - E. Castresana