enkarterri

El relevo de la Pasión Viviente

La asociación de la procesión de la Magdalena organiza el Vía Crucis infantil de Balmaseda

La representación de hoy introduce novedades como el juicio de Jesucristo ante Herodes

09.02.2020 | 01:35
Miembros de la asociación de la procesión infantil de la Magdalena ayudan a sostener la cruz a Koldo Gurrutxaga, que da será el protagonista. Foto: E. Castresana

Elixane Castresana

Balmaseda - Nueve horas antes de la apertura de listas, vecinos de Balmaseda menores de 14 años formaban una larguísima cola, a la espera de turno. El pasado lunes no se sorteaban entradas para un concierto o evento deportivo, sino que se trataba de la inscripción para la Pasión Viviente infantil de La Magdalena, que se celebra entre ayer y hoy. Se prevé la participación de más de 200 niños en una representación que innova con la introducción de un episodio inédito hasta ahora: se escenificará el juicio ante Herodes, justo antes de que Jesucristo sea conducido ante Poncio Pilatos. Una treintena de voluntarios nutren la cantera de una de las dos procesiones originarias de distintos barrios que han pervivido hasta la actualidad (la otra es la Pasión adolescente de Santo Domingo, que se desarrollará esta noche y mañana) desde la asociación de la Procesión Infantil de la Magdalena.

Enseñan a los pequeños por dónde discurre la acción en cada momento, hoy les prepararán un chocolate caliente en el breve descanso del Vía Crucis en la plaza de San Juan y organizan la vestimenta o los cascos de la guardia romana en el local reservado a la asociación. "Esta semana nos hemos cambiado a la casa de la mujer, que nos pilla más cerca del casco histórico que la sede habitual", explica el secretario, Joseba Benedi, que se incorporó hace diez años a la organización. Y más a mano de los ensayos que han preparado a los protagonistas durante la semana de Pascua. Se distribuyen "entre la plaza de San Severino para los preparativos de la guardia romana y otros lugares donde ayudamos a personajes como los apóstoles, la Virgen María, la Magdalena y Jesucristo".

Estos dos últimos papeles son los únicos que se conocen con antelación para que los elegidos puedan dejarse el pelo largo con tiempo de sobra. Para Koldo Gurrutxaga, de 13 años, la espera se ha prolongado el doble de lo habitual, puesto que una inoportuna lesión le privó de colocarse la corona de espinas el año pasado. En la mayor parte de las familias de Balmaseda hay padres, tíos o abuelos que se han implicado en el Vía Crucis del Jueves y el Viernes Santo, por lo que "todos se suelen saber los diálogos de memoria". Cristo cargará con una cruz "de unos veinte kilos de peso", custodiada con el vestuario y otros complementos a cuya conservación contribuyen los mayores. "Padres y madres nos ayudan muchísimo con la ropa y también Pilar", que colabora con la Pasión senior. "La madre de Joseba nos ha cosido muchísimos trajes", interviene su compañero en la asociación, Juan Luis San Miguel. También el hermano de Joseba, Iñigo Benedi, integra el núcleo central de la Procesión infantil de La Magdalena. Hace diez años entró el actual presidente, Oier Cid, "justo después de dar vida a Jesucristo". La implicación "trasciende más allá del día de la representación, están los ensayos, el mantenimiento de la ropa y varias reuniones a lo largo del año". En esos encuentros perfilaron el contenido y la logística de la procesión y sometieron a votación las propuestas de novedades, como el debut de Herodes, que llegará con su propio séquito de soldados. Esta parte se escenificará en el pórtico de la iglesia de San Severino que da al edificio consistorial.

Desde las 10.30 horas Hoy desfilarán "18 parejas de romanos" que acompasan el sonido de sus tambores a la perfección para escoltar al resto de la comitiva desde los locales parroquiales donde se vestirán a punto para el inicio de la representación a las 10.30 horas. Desde la plaza de San Severino, se dirigirán a la calle Correría y la plaza de San Juan, donde efectuarán un descanso. A través de la calle Martín Mendia se encaminarán a la zona de las fuentes, detrás del ayuntamiento, donde tendrá lugar la crucifixión. "La magia viene de que son niños y sus reacciones desprenden naturalidad", dice Joseba Benedi.