Veloces y sin frenos hacia la igualdad

Alrededor de 1.500 personas corren la carrera de las mujeres, que centra los actos del 8 de marzo en Balmaseda

08.02.2020 | 19:52
Cerca de 1.500 personas tomaron la salida en el polideportivo para cubrir un circuito de dos kilómetros. Fotos: E. Castresana

YA no hay vuelta atrás. La huelga feminista del 8 de marzo de 2018 marcó un punto de inflexión en la reivindicación de los derechos de las mujeres firme y visible en las manifestaciones convocadas por todo el Estado. Tan imparable como la marea que ayer inundó el centro histórico de Balmaseda. Alrededor de 1.500 personas enfundadas en camisetas naranjas corearon el lema Emakumeak aurrera en el circuito de dos kilómetros con salida y llegada frente al polideportivo Errotarena. Una jornada con la que arrancaron las actividades con motivo del 8 de marzo en la villa con componente benéfico: lo recaudado por las inscripciones a tres euros será donado a la asociación de celíacos de Euskadi.

"Casi no quedan. Este año se han vendido más que nunca", comentaban las voluntarias de la asociación de mujeres Zoko Maitea que recibieron en el recinto a las personas rezagadas que aún no se habían apuntado en estas dos semanas. En otra mesa cercana, integrantes del grupo feminista Marrioratz de Balmaseda informaron sobre el programa de actividades previstas para esta semana: para hoy mismo se han organizado actividades feministas a las 11.00 horas en el juzgado, a las 11.30 en la escuela taller y a las 12.00 en el ambulatorio. El miércoles tendrá lugar la última asamblea previa a la huelga. Y el viernes se ha convocado una concentración a mediodía en la plaza de San Severino. Tras una comida en la casa de la mujer, las asistentes pondrán rumbo a la manifestación que comenzará a las 19.00 horas en Bilbao. El Ayuntamiento de Balmaseda habilitará un autobús gratuito en el que se pueden reservar plazas hasta mañana, llamando a la casa de la mujer, en la calle Correría. La respuesta masiva a las movilizaciones del año pasado animó a un grupo de vecinas de la villa a constituir un grupo feminista. "Ya nos hemos registrado. Tenemos estatutos y hemos asistido a varias reuniones a nivel comarcal", indicaron Esti Irabien y Mamen Palacín.

En su quinta edición, la marcha por la igualdad de género también reunió a participantes de diferentes municipios entre los aproximadamente 1.500 deportistas que se situaron puntuales a las 11.00 horas bajo la pancarta de salida. Desde ahí enfilaron al paseo Martín Mendia para rodear el casco histórico por la calle El Cubo, el Puente Viejo y de regreso al polideportivo. Cuadrillas, familias con niños pequeños y con sus mascotas... Todos se sumaron haciendo suyo el mensaje contra la discriminación por razones de género. "Recuerda que lo importante no es llegar el primero, sino llegar", aleccionaba un padre a su hijo ya cansado en el trayecto, pero que seguía andando a pesar de todo para terminar la carrera.

Constancia para defender la igualdad que Balmaseda trasladará en otros actos que llenan la agenda de esta semana. Hoy se proyectará el documental Blessy, sobre la creación elaborada por supervivientes de la trata de personas en colaboración con tres mujeres cineastas, desde las 17.30 horas en la casa de la mujer con entrada libre. Mañana a las 18.00 en el mismo lugar se visionará un vídeo sobre el trabajo realizado con las mujeres de Ibagué dentro de un proyecto de la asociación Colombia-Euskadi. El jueves el Ayuntamiento de Balmaseda aprobará una declaración institucional en el pleno antes de una charla sobre las nuevas masculinidades desde las 18.00 horas en la casa de la mujer de la mano de la socióloga experta en género Garbiñe Mendizabal. El viernes, para cerrar, el frontón acogerá una cena a las 21.15 horas.

Traspaso del Testigo El ritmo del zumba conquistó la cancha del polideportivo Errotarena como colofón a la mañana festiva una vez sellado el traspaso del testigo a la asociación beneficiaria de lo obtenido en la próxima carrera de la mujer. Será la asociación de ostomizados de Euskadi. Con el agradecimiento "a Balmaseda, por la manera en que su gente se ha volcado", la directora de la asociación vasca de celíacos, Mireia Apraiz, comunicó que "el dinero se destinará a talleres para dar a conocer la enfermedad o cursos de cocina". Sobre 3.000 alérgicos al gluten pertenecen al colectivo, "pero hay muchísimos más que están diagnosticados aunque no estén con nosotros".

Y desde hoy...