Kaiku. La leche de las familias ganaderas del Gran Bilbao

23.09.2021 | 18:38
Una de las familias baserritarras de Kaiku es la de Edurne, que trabaja junto a las hermanas Aintzane y Zaloa en Abanto y Zierbena

A lo largo y ancho de nuestro privilegiado entorno son muchas las familias vecinas que dedican su vida al mantenimiento de la ganadería. La sostenibilidad del sector primario está en boca de todos. Un sector a veces olvidado pero que es esencial para nuestra sociedad y nuestro entorno más cercano. El trabajo del entorno rural fomenta la creación de empleo y la economía circular, así como la pervivencia de una actividad que frena el éxodo de la gente joven a las zonas más cercanas a las ciudades. El relevo generacional y la modernización y profesionalización del trabajo permite que el sector perviva, que los jóvenes se interesen por él y posibilita que se pueda seguir produciendo y consumiendo productos de cercanía.

Kaiku es un proyecto formado por familias ganaderas que tiene un fuerte compromiso con el sector desde hace más de 60 años en el que todos son tratados por igual, ya sean grandes o pequeños. Esto favorece que los pequeños ganaderos puedan seguir desarrollando su actividad sin con la seguridad de que el 100% de su producción será independientemente de la localización geográfica de su baserri o de la cantidad de litros que produzca.

Una de esas familias ganaderas de Kaiku es la de Edurne, que junto a sus 2 hermanas Aintzane y Zaloa trabaja en su baserri ubicado en el alto de Abanto Zierbena. Tras haberle hecho el relevo a su aita, son ellas las que están al frente de su explotación familiar Goialde. Son un ejemplo del papel fundamental que juegan las mujeres en sector, que hasta ahora siempre se han mantenido a la sombra pese a ser una parte muy activa en las ganaderías. Son ellas las que dirigen esta explotación, gestionando todo lo relacionado con la compra de las materias primas, el cuidado de las vacas y controlando la producción de la leche.

Manteniendo el más puro estilo tradicional a la par que han ido incorporando los avances del sector para el desarrollo del trabajo de su día a día, estas tres hermanas apuestan claramente por un modelo de negocio sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Pese a vivir muy cerca de Bilbo, el entorno de Abanto Zierbena en el que está ubicado su baserri les permite que sus vacas pasten en libertad a demanda: tienen la posibilidad de entrar y salir del establo cuando ellas quieran, todos los días del año. Además, ellas cultivan el campo que les rodea sin ningún tipo de químico, solamente utilizando abonos naturales y respetando la biodiversidad. El cuidado de los campos preserva el entorno tal y como lo conocemos, librándolo de zarzales y disminuyendo el riesgo de incendios.

Con esta hierba y con cereales preparan cada día la comida de sus vacas, y las alimentan de una forma 100% natural. La alimentación y el cuidado de las vacas son una prioridad para las familias ganaderas de Kaiku y es la clave para conseguir una leche de leche de máxima calidad garantizada y gran sabor. Esta leche es recogida cada día y envasada a tan pocos kilómetros que no pierde sus cualidades ni su sabor en el trayecto.

Gracias al trabajo y al esfuerzo de las familias ganaderas como las de Edurne, Aintzane y Zaloa, conseguimos un producto de cercanía, producido por familias que viven en nuestro entorno, mucho más cerca de lo que pensamos y que cuidan y alimentan a sus vacas de forma natural y responsable con hierba de nuestros pastos.

Escaneando este código QR, podrás ver cuantas ganaderías hay en tu zona y conocer a las familias que hay detrás de cada brik de leche de producción sostenible Kaiku Km0.

noticias de deia