Kostaldea

Getxo empieza a poner las bocas en los contenedores grises

La instalación de este sistema más práctico y accesible en los depósitos de la fracción resto durará once semanas

06.10.2020 | 01:39
Así serán los nuevos contenedores con bocas. Foto: G. U.

 Dentro de once semanas, los contenedores de basura de Getxo tendrán boca para que sea más práctico su uso. La instalación de este sistema en las tapas de los 574 contenedores de la fracción resto, los grises, empezó ayer y amplía, por lo tanto, las aberturas ya colocadas hace unos meses en los de envases, los amarillos, y papel-cartón, los azules.

Los trabajos de montaje in situ, después de la fase de fabricación de las bocas, tendrán una duración estimada de once semanas y comenzaron en las zonas centro de Las Arenas y Algorta. Como en la fase anterior, se soltarán las tapas actuales y se irán montando las tapas equipadas con bocas, por lo que en algún momento podrá haber contenedores sin tapa en esta fracción. Con esta segunda actuación, que tendrá un coste aproximado de 48.500 euros, se da respuesta a la petición recogida en los presupuestos participativos de 2019, en los que la opción priorizada por la ciudadanía fue la referente a la modificación de los contenedores para hacerlos más accesibles y, por otro, se cumple el acuerdo sobre recogida selectiva de residuos urbanos que el gobierno municipal suscribió con EH Bildu, en noviembre de 2018, para implementar acciones que permitan avanzar en el reto de llegar al 50% en la recogida y separación selectiva en 2022, siguiendo las directivas europeas. De hecho, en 2019 se alcanzó una tasa de recogida selectiva del 34,50%, frente al 31,31% del año anterior, lo que sitúa a Getxo cada vez más cerca del reto.

El Ayuntamiento señala que esta mejora de las cifras se debe, entre otras causas, a la implantación de los nuevos criterios de recogida de residuos, ya que se pasó de 1.260 depósitos en 2016 a 2.211 en 2020, un aumento destinado íntegramente a contenedores de recogida selectiva que, en la actualidad, son 1.613. "Esto ha posibilitado un incremento de trece puntos porcentuales en la recogida selectiva de residuos urbanos", precisaron desde el Consistorio. Desde la sustitución de los recipientes antiguos por los actuales y hasta finales de 2019, se juntan selectivamente 3.000 toneladas más de residuos al año, hasta llegar a las 10.000 de las 29.000 que anualmente son recopiladas. En 2019, la generación de kilogramos por habitante y año fue de 44,35 de papel, 21,54 de envases, 25,03 de vidrio y 249,91 de resto.