Un paseo por el ayer señorial

16.08.2020 | 10:56
El personaje de Juana Bizkarra, en su interpretación.

DEIA asiste a la visita guiada teatralizada por las grandes villas de Las Arenas de Getxo. Tres actores interpretan el pasado de este barrio descubriendo los secretos que se esconden bajo fachadas con gran historia

Al igual que el pasado se mezcla con el presente en un recorrido diferente por Las Arenas, lo teatral se cuela entre la realidad del momento. Por eso, entre las explicaciones de Daniel Esteban, el guía de la Oficina de Turismo de Getxo, tres actores de Utopian saltan al escenario del ahora para hablar del ayer y teatralizar la visita guiada. Así se desarrolla el paseo por las grandes villas de Las Arenas –por esas casas que asoman al mar y asombran–, con las apariciones del arquitecto del Puente Colgante, Alberto de Palacio; de Felipa Bustingorri, que tiene la fonda Las Delicias, y de Juana Bizkarra, la aña de una familia rica de la zona, que está con un niño pequeño y cuenta sus cuitas. Mientras, el guía ofrece datos sobre Cristina Etxea, la sede del Marítimo El Abra, Villa Ariatza€

Utopian y sus actores y actrices llevan una década realizando, junto a la Oficina de Turismo de Getxo, estas rutas que mezclan historia con interpretación. Que entrelazan conocimiento con entretenimiento. Unai Baiges es el encargado de dar vida a Alberto de Palacio. Lo hace desde hace cinco años. "La experiencia es muy enriquecedora; es un personaje que ha existido de verdad y no es interpretar algo imaginario, sino que es alguien que ha tenido una vida; además, este hombre significó muchísimo y, para mí, ha sido muy interesante la parte de investigación: saber cómo era él, cómo entendía el mundo, el progreso€", comenta el actor, que valora la forma en la que estas actuaciones te acercan al público. "Es muy agradecido porque la gente está muy cerca y eso crea otro tipo de ambiente, no es como en el teatro, que estás a 50 metros.

Ese contacto visual e interacción con el público es muy bonito, es un yo te lo cuento a ti y se crea un ambiente muy personal", destaca. Esa cercanía con los espectadores provoca también que la interpretación de la voz sea distinta. "En este caso tienes que ser más natural, con menos potencia vocal, para que el mensaje llegue así más real", señala Baiges, el arquitecto del Puente del siglo XXI. "Alberto de Palacio tiene una de las biografías más fascinantes del Estado español", enfatiza el guía durante el recorrido. Era inteligente, audaz, inquieto, atrevido, imaginativo€ Su gran obra es el Puente Colgante –mal llamado así, por cierto, tal y como precisa Daniel Esteban, porque no lo es, aunque como sí existió uno entre el casco viejo bilbaino y San Francisco y puede ser que la memoria, con el tiempo, los mezclara€–, pero De Palacio también intervino en la construcción del Palacio de Cristal de El Retiro madrileño o la estación de Atocha. "Mi puente es perfecto", dice Unai Baiges en su interpretación, en la que también menciona que 650 millones de personas han viajado en el transbordador a lo largo de su historia, que empezó en 1893 –hace nada, el 28 de julio, fue su 127 cumpleaños– y también cuenta el intérprete que su barquilla ha dado, desde entonces, el equivalente a 31 vueltas al mundo. Alberto de Palacio es una figura de peso en este paseo guiado que se detiene, precisamente, frente a la que fue su casa: Cristina Etxea –el bloque de viviendas que hay enfrente de la playa, al lado del parque–. Era su residencia de verano y allí falleció. "Él no acostumbraba a hacer viviendas", puntualiza el guía. "Murió en su casa en mayo de 1939, con la pena de ver su Puente destruido en la Guerra Civil. Él era un republicano reconocido y los fascistas quemaron sus planos, documentos€ Incluso una traducción de El Quijote al euskera que estaba haciendo él y que tenía casi completa", desvela Esteban.

Otro nombre propio en este itinerario es el de Evaristo de Churruca, un ingeniero que también se adelantó a su tiempo, ya que terminó con los quebraderos de cabeza que suponía la navegación por la ría, donde se sucedían los accidentes y naufragios, y diseñó el muelle de hierro de Portugalete –finalizado en 1887–. "La Cruz Roja está en Arriluze porque desde allí asistían y salvaban a las personas de los naufragios", apunta el experto de la Oficina de Turismo de Getxo. En Las Arenas, el muelle Evaristo de Churruca alberga un monumento que es "una alegoría de la lucha entre el hombre y el mar, que simboliza, precisamente, esa pugna para combatir la barra de arena de Portugalete", señala Esteban. En concreto, esta escultura muestra al dios Poseidón empujando una roca en su duelo contra un hombre. Su corona ha caído de su cabeza, y mientras que el hombre empuja la roca con sus brazos, Poseidón lo hace con sus piernas. Arriba, sentado en una torre está Evaristo de Churruca, vencedor en la pelea del hombre contra el mar.

Más teatro 

La segunda píldora teatral de esta visita guiada es la de la simpática y pelín cotilla Felipa Bustingorri, que cuenta cómo los ricos de la época iban a la playa de Las Arenas –que llegaba hasta el arenal de La Bola, por cierto, como indica el guía–. "¡Vaya trajín con el cambio de atuendo! Tres cuartos de hora tardan las damas. Total, para estar 30 segundos en el agua, porque está muy fría", comenta. El otro personaje que entra en acción, unos metros más adelante del paseo de Zugazarte, es Juana Bizkarra, que forma parte del servicio de una familia rica que reside en una gran villa. "Trabajo día y noche todos los días del año y tienen un rigor militar con nosotras", asegura. La actriz aparece cerca de la Casa Cisco (a la altura del número 61): construida entre 1909 y 1911, es obra de Manuel María Smith. La casa fue construida para el matrimonio formado por Luis Arana Urigüen y Dolores Ybarra López Calle. Él fue consejero de administración de importantes empresas industriales y también muy relacionado con el mundo del deporte, vela, regatas, fútbol, golf€ Tiene forma de palacete nórdico, aunque tras una reforma se hizo más barroco y adquirió detalles del estilo Reina Ana. Pero una de las mansiones preferidas del guía de este paseo es Villa Ariatza, hoy, Hotel Embarcadero. "Está construida con un estilo neovasco con ciertos elementos de filiación inglesa", aprecia Esteban. "Por aquí, muchas casas tienen ese corte de baserri con un toque más ostentoso", aclara.

Estos son solo algunos detalles de la visita guiada teatralizada por el tiempo y por el espacio de Las Arenas. Daniel Esteban aporta mucha más información, responde a las inquietudes de los asistentes y deja datos curiosos: la desembocadura de la ría era hace 700 años en esta zona como lo que hoy es Urdaibai; en la Edad Media, Getxo llegó a ser uno de los municipios más pobres; en Las Arenas llegó a haber hasta un hipódromo€

La visita 

El recorrido dura alrededor de una hora, parte del Puente Colgante y llega hasta la playa de La Bola, por todo el paseo de Zugatzarte. Sin embargo, la ruta no es cerrada y se amolda a las circunstancias. Se realiza los sábados de agosto y septiembre, alrededor de las 11.00 horas. De lunes a viernes, el horario es a convenir. Es recomendable hacer la reserva con antelación mandando un correo electrónico a utopiangetxo@gmail.com.

Utopian también propone un recorrido por Arrigunaga en el que Ramiro Pinilla es el protagonista. Pero esta actividad se estrenará los días 3 y 17 de octubre. La que sí está ya disponible es la yincana En busca del Botas, en la que hay que encontrar al personaje principal de Aquella edad inolvidable que escribió Pinilla. La actividad se realiza los domingos de este mes y el próximo.

En el Puerto Viejo 

También hay visitas guiadas teatralizadas por el Puerto Viejo. En este caso son los domingos, alrededor de las 11.00 horas también. Los asistentes descubrirán entre sus calles estrechas y empinadas a personajes como Tomasa, la hija del Lemán, al Txo, que anda entre las barcas y a Boni, que baja a la playa a raquear, a encontrar lo que deja la mar y pueda ser vendido. Personajes que, a través de sus vidas, contarán como vivían en este barrio de pescadores mientras se visitan lugares emblemáticos como el petril de Erriberramune, la antigua Ermita de San Nikolas y la fuente del farol.

Entre los personajes que aparecen explicando la historia se encuentran Alberto de Palacio, Felipa Bustingorri o Juana Bizkarra

Las visitas, de una hora de duración, se realizan los sábados por la mañana y es recomendable reservar cita previa