Jon Moma y su conexión musical

El artista ermuarra lanza su primer disco, 'Universos', donde no podía faltar su trompeta
Profesor en el conservatorio de Donostia, presentará parte de su trabajo en el Vértigo Rock de Ermua

02.05.2021 | 12:27
El ermuarra Jon Moma siempre ha estado ligado al mundo de la música y ahora presenta su primer disco.

A sus 30 años, el ermuarra Jon Andoni Moreno Marcos está a punto de sacar su primer disco. Con una campaña de crowdfunding que está en marcha y se alargará hasta el 10 de junio, tratará de financiar parte del disco totalmente autoproducido. Desde pequeño, Jon Moma, su nombre artístico, mostró especial interés por el mundo de la música. Prueba de ello, a los 8 años ya formaba parte de la escuela municipal de música de Ermua. Con 12, se trasladó a vivir a Valladolid con sus padres y allí decidió continuar con sus estudios en el conservatorio, donde descubrió su instrumento: la trompeta. Con las ideas claras en todo momento, Jon estudió Musicología en la Universidad de Valladolid. "Tocaba la trompeta y me molaba el rock; no casaba mucho y empecé a probar con la guitarra de manera autodidacta para poder tocar mis canciones. También me animé a escribir, aunque no me parecían lo suficientemente buenas y me las guardé durante mucho tiempo", reconoció el artista.

Durante estos años, Jon Moma ha tocado la trompeta como instrumentista en numerosos proyectos y grupos donde se mezclaban diferentes estilos; incluso mariachis con rock y también colaboró con una electro-charanga. Hace dos años, Jon decidió darse una oportunidad. "Siempre he estado realizando arreglos para otras personas y grupos y había llegado el momento de atreverme con algo propio. Quería sacar esas canciones guardadas en el cajón que siempre tuve en mente y tomé la decisión de sacar este disco. Tenía claro que era lo que quería y el momento para hacerlo", valoró satisfecho con la decisión tomada.

Bajo el título Universos, su primer trabajo es un álbum conceptual de ocho temas, dos de ellos en euskera, y a cada elemento de la naturaleza -fuego, tierra, agua y aire- le dedica dos temas. Su primer disco cuenta también con un videoclip grabado en Urkiola. "Ha sido un poco mi punto de conexión al volver a Euskadi. Partí un poco de Urkiola para la idea del disco porque siempre he tenido una relación especial con el lugar; de niño pasé mucho tiempo y hoy mis padres viven allí. El disco habla un poco de los universos internos que tenemos, la conexión con el universo externo y la manera que nos relacionamos. Los cuatro elementos hacen que se mantenga un equilibrio en todo", explicó el músico.

Ha transcurrido un año y medio desde que Jon decidió regresar a casa. En la actualidad, es profesor de Historia de la Música en el Conservatorio de Donostia. Reconociendo que "además de para disfrutar y desahogarme, la música me permite contar las cosas tal y como las veo", el disco incluirá unas tarjetas-postales, una por cada elemento, con las letras escritas a mano. Y es que, aparte de las plataformas digitales, "me hacía especial ilusión editarlo en soporte físico", reconoció el ermuarra, que ha contado con la colaboración de músicos para grabar su trabajo.

Sin etiquetas


Aficionado del Athletic, Jon se siente orgulloso de que Villalibre "haya puesto la trompeta en el mundo" y recuerda que "se trata de un instrumento polivalente que encaja en muchos estilos; gracias a que la elegí he podido tocar jazz, blues, mariachi y ska, por ejemplo". Como no podía ser de otra manera, la trompeta está presente en todas las canciones. A la hora de definir su estilo, Jon Moma no se siente cómodo para hacerlo. "De chaval me gustaba mucho el rock y ahora igual me he suavizado más. Me parece un trabajo muy personal y no me gusta ponerle etiquetas para definir el estilo; es mejor que cada uno que lo escuche y saque sus conclusiones", animó el artista.

Ofrecerá su primer concierto para presentar parte del disco en en Ermua, el 22 de mayo, en el festival Vértigo Rock. En el escenario de la plaza Cardenal Orbe tendrá el apoyo del guitarrista berriztarra Alex García. Humilde y con los pies en el suelo, admitió que "el mundo de la música es difícil, pero querría llegar lo más lejos posible".

noticias de deia