Los cordones de San Blas sucumben al virus en Abadiño

El Ayuntamiento cancela la feria porque considera "imprescindible" evitar la concentración de personas

14.12.2020 | 14:31
Este año no se podrán comprar los cordones.
Como era de esperar, la pandemia se llevará por delante finalmente la popular feria de San Blas. De este modo, el municipio abadiñarra no celebrará, como cada 3 de febrero, su tradicional y multitudinaria jornada agrícola-ganadera. 
 
Responsables municipales dieron a conocer en la jornada del lunes que la decisión de no celebrar estos festejos ha sido "muy dura, pero necesaria", en un contexto de emergencia sanitaria, donde r esulta "absolutamente imprescindible" evitar la concentración de personas. 

Feria de Abadiño y romería de San Blas en Bilbao en 2020


Aunque falta aún más de un mes para San Blas, la administración local abadiñarra quiso recordar que la previsión sobre la evolución de la pandemia en esta fecha apunta a que se necesitará seguir manteniendo la distancia de seguridad y otras medidas para controlar el virus, lo que resulta "imposible" en unos festejos que cada año congregan a miles de personas. 
 
Por último, el Consistorio expresó su deseo de la próxima edición de 2022 el virus pueda ya estar controlado y la consolidada festividad de San Blas pueda celebrarse con total normalidad y organizando la amplia y variada programación que engloba a la popular feria.
 
Serán muchos los que echen de menos este año la consolidada feria de San Blas. Y es que, convertida en una de las citas más importantes de Euskadi, el talo con chorizo, el txakoli, las rosquillas y los cordones de San Blas siempre son protagonistas en la tradicional muestra agrícola y ganadera que acoge todos los años el municipio. Como viene siendo habitual, la feria suele albergar diferentes puestos de ganado, herramientas de caserío, maquinaria agrícola, hortalizas, frutas, queso, artesanía, pan, miel, etc. En este sentido, los stands hacen las delicias del multitudinario público que se acerca todos los años.
 
En la última edición la prestigiosa cita reunió a cerca de 250 cabezas de ganado y un mercado agrícola con un total de 94 puestos. Asimismo, la feria se completó con la instalación de una quincena de puestos de maquinaria agrícola, 26 de artesanía y 21 de rosquillas, entre otros.
 
Lamentado la decisión tomada, pero convencidos de que hacen lo correcto, desde el Consistorio abadiñarra aprovecharon también para solicitar a la población que, ante las próximas fiestas de Navidad, cumpla "a rajatabla" con todas las recomendaciones del Gobierno vasco para evitar nuevos contagios.