La mejora de la N-634 entre Euba y Montorra comenzará en primavera

La reforma, de 7,5 millones, incluye la construcción de una pasarela peatonal

16.11.2020 | 15:13
El Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano construirá una pasarela peatonal en el núcleo urbano de San Antonio

Cada vez falta menos para que las mejoras de la carretera N-634 lleguen al barrio de San Antonio, en Amorebieta-Etxano. Será en primavera cuando comiencen las obras para mejorar la permeabilidad peatonal, la accesibilidad y la seguridad vial en un tramo de 1,9 kilómetros desde Euba hasta Montorra, cuyo coste se elevará a 7,5 millones de euros. La actuación, que incluye la construcción de una pasarela peatonal, servirá para responder a la demanda existente desde hace años por parte de la población de la zona y garantizar la seguridad de las personas que transiten entre el polígono y las paradas de autobuses ubicadas en ambos márgenes de la carretera.

El diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, y el alcalde de Amorebieta-Etxano, Andoni Agirrebeitia, detallaron el proyecto de construcción del tramo de la N-634 en el que se remodelarán los accesos de la vía a su paso por Euba y se construirá una pasarela peatonal en el núcleo urbano de San Antonio. Las obras permitirán reducir la accidentabilidad de la zona, mejorar la peatonalización, el trazado actual y la visibilidad en las intersecciones, optimizando la seguridad vial. En este sentido, Pradales destacó que "con este conjunto de actuaciones estamos haciendo una nueva N-634, más segura y cómoda, una carretera troncal para Durangaldea, que de media soporta alrededor de 26.600 vehículos al día, buena parte de ellos vehículos pesados".

Representantes institucionales, Agirrebeitia y Pradales entre ellos, en la presentación de la obra. Foto: O. Buruaga

Por su parte, Agirrebeitia subrayó que "es una gran noticia para Amorebieta-Etxano en general, y para el barrio de San Antonio en particular porque servirá para mejorar la calidad de vida de los y las vecinas de San Antonio después de tantos años de espera".

En lo que a los trabajos se refiere, las obras que darán comienzo en primavera del año que viene, empezarán por mejorar los puntos negros de la carretera, como es el caso de la curva de Tetuán. Se instalará una rotonda en San Antonio, para crear accesos seguros al polígono industrial, a la Ikastola Lauaxeta y al mismo barrio. Además, los vecinos de la zona contarán con dos aceras separadas del tráfico para que el tránsito peatonal sea más seguro y se instalará una pasarela para poder cruzar de un lado al otro de la carretera. La ejecución de la pasarela, que comenzará en 2022, tendrá un presupuesto de 1.200.000 euros y la obra será ejecutada por el Ayuntamiento de Amorebieta, financiada en colaboración con la Diputación.

Por otro lado, también se mejorará la curva de Malaespera, se ampliarán los carriles de aceleración de la salida del polígono Zubieta y se ganará en seguridad en la zona alta de Montorra con la ampliación de los arcenes.

Para la ejecución de este proyecto de reordenación de accesos de la N-634 la Diputación Foral de Bizkaia ha utilizado por primera vez una metodología digital denominada BIM (Building Information Modeling). Pradales destacó que la Diputación sigue "dando pasos en la estrategia por la innovación y digitalización de la red viaria, ya que por vez primera hemos redactado un proyecto de seguridad viaria haciendo uso de esta tecnología". Así, la aplicación de la metodología BIM ha supuesto la evolución de los sistemas de diseño tradicionales basados en planos hacia modelos tridimensionales.

Las obras, que serán licitadas en breve, tendrán un coste de 7,5 millones. Esta nueva inversión se suma a las actuaciones de la misma tipología llevadas a cabo desde 2016 en la N-634 a su paso por Iurreta y por los barrios de Boroa, Euba y Arriandi-Berna de Amorebieta-Etxano, de modo que la inversión total del ente foral para mejorar la seguridad vial, los accesos y la permeabilidad peatonal de la N-634 ascenderá a 16,2 millones de euros.