El Consistorio de Durango insta a la Mancomunidad a salir del Octógono en diez días

Alega que lo quiere para colectivos locales, pero el edificio alberga el Behargintza

17.07.2020 | 00:24
La oficina del servicio de empleo, Behargintza, está ubicada en el Octógono.

Durango – El Ayuntamiento de Durango dio a conocer ayer su intención de acondicionar el edificio conocido como el Octógono de Intxaurrondo para ofrecer nuevos espacios a los colectivos de la localidad. Una decisión no exenta de polémica y que podría poner en peligro la relación entre el Consistorio y la Mancomunidad de Durangaldea ya que obligaría a esta última institución a abandonar este espacio donde ofrece cursos de formación de empleo y emprendizaje y en cuyas instalaciones han estado las últimas dos décadas. Mientras que desde la corporación municipal afirmaron tender la mano a la Mancomunidad para buscar una gestión conjunta, el ente mancomunado aseguró que se trata de una decisión unilateral que les obliga a desalojar el edificio antes del próximo día 27 por lo que quedarían en el aire inversiones por un importe superior a los 500.000 euros.

Por medio de una nota de prensa, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Durango formado por EH Bildu y Herriaren Eskubidea, daba a conocer su decisión de realizar unos trabajos de acondicionamiento en el edificio Intxaurrondo de la localidad, más conocido como Octógono, para que una vez que concluyan, diferentes asociaciones, instituciones y agentes locales puedan hacer uso de él por medio de una aplicación de reservas.

Y es que a pesar de ser un espacio de titularidad municipal, en las últimas dos décadas ha sido utilizado por la Mancomunidad para dar los cursos de Behargintza en base a un acuerdo verbal. En este sentido y pese a que desde el Ayuntamiento aseguraban tender la mano a la Mancomunidad para buscar un convenio escrito para su uso y hacerlo "de una manera conjunta y abierta, y que sirva para que los colectivos locales puedan desarrollar sus actividades", responsables de la Mancomunidad negaron dicha información explicando que en el escrito recibido se les solicita "que vayan retirando los enseres que se encuentren depositados en el edificio, puesto que a partir del 27 de julio pasaremos a tomar posesión exclusiva del bien".

A este respecto, Mireia Elkorioribe, presidenta de la Mancomunidad, aseguró que esta decisión llega "en un momento en el que nuestro máximo objetivo debe ser el fomento del empleo y la empleabilidad de las personas y esta decisión unilateral del Ayuntamiento hace peligrar diversos programas destinados a la reorientación, recolocación y recualificación de las personas desempleadas de Durangaldea". Por ello considerará analizar jurídicamente tal decisión. Por el momento ya ha mostrado su desacuerdo indicando que "no entendemos que, sin previo aviso, se nos notifique mediante un escrito la necesidad de abandonar las instalaciones que venimos utilizando pacíficamente y desde la colaboración y corresponsabilidad interinstitucional desde hace prácticamente veinte años".

Precisamente el pleno de la Mancomunidad de Durangaldea tenía previsto aprobar en la tarde de ayer una ampliación presupuestaria de 528.400,78 euros para poder realizar actuaciones urgentes y diversas obras de mejora en la sede del Behargintza, en la de servicios sociales de Galtzaretas y en la pista de atletismo de Durango. Sin embargo y en vista de la situación actual la Mancomunidad acordó retirar este punto del orden del día y dejar en suspenso dichas inversiones por la situación de inseguridad generada tras la decisión repentina del equipo de gobierno.

Tal y como informaron desde la Mancomunidad, todas estas actuaciones quedarán paralizadas hasta que el Consistorio aclare su posición en torno al uso de las distintas instalaciones utilizadas por esta institución supramunicipal para prestar algunos de sus servicios. En concreto los espacios de Galtzaretas, OMIC, y pista de atletismo, también podrían verse afectados dado que el Ayuntamiento de Durango ha anunciado su interés de regularizar dichos espacios, si bien aún no ha indicado las condiciones en las que se realizaría.

Pinondo etxea Aunque desde el Ayuntamiento no han confirmado a qué asociaciones o entidades se reservará el espacio de Behargintza, la decisión de acondicionar el Octógono llega justo un mes después de haber clausurado el emblemático edificio de Pinondo Etxea.

El argumento que justificó dicho desalojo fueron los graves problemas en la estructura del edificio y desde entonces el Consistorio aseguró que buscaría una alternativa y un nuevo emplazamiento a las asociaciones y entidades que habían perdido su punto de encuentro. Entre otros, la JAED, la asociación de vecinos del casco viejo de Durango, Stop Accidentes o la asociación Juan de Iciar, organizadores de La Pasión. En aquel edificio también se impartían multitud de talleres, cursos, charlas y reuniones.

Pese a las incógnitas, la idea del equipo de gobierno es que diferentes asociaciones, instituciones y agentes locales puedan hacer uso de este espacio cuando terminen los trabajos de acondicionamiento. Entre tanto ya están trabajando en una app de gestión y reservas que "ayudará a facilitar su uso y donde los distintos colectivos podrán reservar los espacios de una manera más ordenada" y que se implantará también en otros espacios municipales para mejorar su gestión y reserva.

noticias de deia