Bilbao alcanza los 57,3 kilómetros de bidegorris

Tras la inauguración del tramo que une el parque de doña Casilda con Ametzola

17.01.2020 | 06:18
Doña Casilda ya cuenta con su vía ciclable.

Bilbao - La capital vizcaina cuenta con 752 metros más de bidegorris gracias al nuevo tramo inaugurado ayer en la confluencia del parque de doña Casilda con la calle Anselmo Clavé. En ese punto arranca el nuevo bidegorri Norte-Sur, que une esta zona verde con Ametzola y Basurto. Con esta ampliación, la red ciclista bilbaina suma actualmente 57,3 kilómetros, y tal y como indicó ayer el concejal de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Bilbao, Alfonso Gil, "el objetivo de este mandato es terminar con unos sesenta kilómetros entre vías compartidas y bidegorris".

El trazado de la vía inaugurada ayer comienza con un bidegorri bidireccional que comienza en la esquina del parque de doña Casilda con Anselmo Clavé, bordea la rotonda del Sagrado Corazón por Gran Vía hasta el comienzo del lateral de Sabino Arana, continúa en sentido ascendente en un carril unidireccional hasta el cruce de Simón Bolívar, donde vuelve a convertirse en bidireccional, hasta unirse con los bidegorris existentes en la avenida del Ferrocarril y Sabino Arana. "Este bidegorri era una reivindicación histórica de la ciudad", aseguró Gil, antes de añadir que "también hemos incluido la pintura correspondiente para que los ciclistas tengan la tranquilidad de que todos lo vean, porque tenemos que respetarnos: el vehículo a la bicicleta y la bicicleta también al vehículo".

El uso de la bici, en aumento Tal y como indicó ayer el concejal de Movilidad, el primer aforador -el aparato que cuenta los ciclistas que utilizan el bidegorri- instalado en la capital vizcaina hace cinco años, ubicado frente al Consistorio en el Campo Volantín, registró 306.000 pasos en 2018, mientras que el año pasado subió hasta 398.699. Todos los aforadores instalados en la ciudad detectaron el año pasado 925.383 pasos. En la misma línea, el servicio público de bicicletas tuvo 373.869 usos en 2018, mientras que el año pasado aumentó hasta 1.704.364 usos. "Es un dato muy significativo y quiere decir que la bicicleta ha venido para quedarse. Tenemos claro que no podemos hablar de transición ecológica sin actuar. El Ayuntamiento de Bilbao está actuando y seguirá actuando porque la bicicleta tiene que conquistar las ciudades", indicó Gil.

Campo Volantín es la zona de mayor paso, seguida de Botica Vieja, Lehendakari Aguirre y Olabeaga. En cuanto a los meses de mayor circulación ciclista destaca septiembre, con 207.834 pasos contabilizados; octubre, con 182.253; julio, con 158.269, y agosto, con 145.422.

noticias de deia