El PNV de Galdakao pide que las ayudas al comercio lleguen ya

Propone un nuevo Bonodenda, un plan de modernización, más ayudas y la creación de una oficina de dinamización

30.10.2020 | 01:06

El grupo de EAJ-PNV de Galdakao ha instado al equipo de gobierno a repartir ya las ayudas al comercio y a la hostelería de Galdakao "prometidas desde mayo y que ahora han reducido en casi 700.000 euros". En palabras de la formación jeltzale, que ayer expuso su postura el respecto en el pleno municipal, el equipo de gobierno, "liderado por EH Bildu, ha dado de baja en el pleno municipal 1 millón de euros que prometieron en ayudas entre el tejido comercial y empresarial, y las ha sustituido por una nueva partida que, por sus condiciones, difícilmente llegará a los 300.000 euros".

Por ello, desde EAJ proponen acciones "en beneficio de las personas que sacan adelante Galdakao", como destinar 100.000 euros a un nuevo Bonodenda. Además han instado llevar a cabo "la elaboración de un plan de modernización del comercio actual al comercio electrónico", además de dar "ayudas para el acondicionamiento de locales y la creación de una oficina de dinamización".

La formación jeltzale criticó con dureza que ahora "presupuestan 350.000 euros, pero en la práctica, y con las condiciones establecidas, hacen un recorte de casi 700.000 euros". Y es que "hace meses que saben que las bases publicadas dificultan el reparto de ayudas, y aun a sabiendas del resultado, la única idea es dar de baja la partida", denunciaron.

Para EAJ es imprescindible que se ponga en marcha un nuevo Bonodenda, dotándolo de 100.000 euros "de cara a la previsiblemente dura campaña de Navidad". También ha planteado "aprovechar los 400.000 euros que iban a estar destinados al ascensor de Bizkai Kalea, después de que el Ayuntamiento haya decidido aplazarlo", para las otras medidas citadas anteriormente. Lamentan que, "tras ocho meses desde que empezó la pandemia, el comercio, la hostelería y los servicios profesionales siguen esperando a que el Ayuntamiento lleve a cabo lo prometido".

Desde el equipo de gobierno concretan que se trata de un reajuste del presupuesto. Hasta el momento, "hay 257 peticiones de ayuda y de estas 58 no cumplen requisitos". A su vez, hay algunas personas que han pedido otras ayudas que serían incompatibles con la del Ayuntamiento, por lo que puede que esa cifra baje aun más, de modo que lo presupuestado con los 350.000 euros sean suficientes en ese sentido.

Además, el resto, hasta llegar al millón de euros, así como lo presupuestado para el ascensor de Bizkai Kalea, quedarían "en un fondo de remanente" que podría ser utilizado más adelante para "otras ayudas y necesidades". Destacaron además que seguirán ayudando al comercio y la hostelería.