Etxebarri reajusta sus cuentas al tener que devolver 800.000 euros

Priorizará algunos proyectos como el de la mejora de la accesibilidad de la calle Navarra

26.10.2020 | 02:10

El Ayuntamiento de Etxebarri se ha visto obligado a reajustar el presupuesto de 2020 y ha optado por priorizar algunos proyectos como el de la mejora de la accesibilidad de la calle Navarra. Y es que la crisis económica provocada por el covid-19 afecta directamente al Consistorio, que deberá devolver este mismo año a la Diputación casi 800.000 euros por la caída de ingresos. Por esta razón, "todas las áreas del Ayuntamiento han analizado el presupuesto aprobado para intentar cuadrar las cuentas a final de año", explican responsables municipales.

Tal y como indican, "los ayuntamientos de Bizkaia estamos devolviendo ya un 20% de la aportación que recibimos de Udalkutxa (fondo foral que supone el 60% del presupuesto), lo que se traduce directamente en una reducción del presupuesto de ingresos 2020 de casi 800.000 euros". Esto ha provocado que "debamos reestructurar el presupuesto inicial aprobado", y para ello las distintas áreas municipales han analizado su presupuesto en base a la nueva situación y "si bien en algunas puede haber algunos ahorros (actividades culturales, fiestas€), en otras ha aumentado el gasto como pueden ser los Servicios Sociales, ayudas a distintos colectivos, empleo€", detallan.

No obstante, "la reflexión más importante por las cuantías que suponen se ha llevado a cabo en el capítulo de inversiones". Para este año se habían recogido en presupuestos el proyecto de mejora de la accesibilidad de la calle Navarra, la instalación de un ascensor en la calle Santa Ana o las mejoras en el cementerio municipal por citar algunas de mayor coste económico. Pero "atendiendo al principio de prudencia y la incertidumbre económica de este y los próximos años se deberán priorizar y acompasar las inversiones a la situación económica del Ayuntamiento, pero sin dejar atrás las necesidades de los y las etxebarritarras".

Desde el equipo de gobierno han adelantado que "no se podrá mantener el fuerte ritmo inversor de los últimos dos años y habrá que tener en cuenta aún más si cabe aquellos proyectos que puedan ser cofinanciados con otras entidades". Una de las decisiones ha sido priorizar el proyecto de mejora de la accesibilidad de la calle Navarra, con la instalación de un ascensor que la conecte con la calle Galicia y que el Ayuntamiento ya está licitando. "Proyectos como el ascensor de Santa Ana o las mejoras del cementerio entre otras deberán esperar y acometerlas teniendo en cuenta la situación económica de los próximos años", lamentan. También aseguran que "no es deseo del equipo de gobierno el eliminar las inversiones previstas en el plan de legislatura pero, evidentemente, habrá que adaptar el presupuesto a la nueva situación y a nuevas necesidades que puedan surgir sobre todo en áreas como Servicios Sociales y Empleo" .