Una obra inédita de la Guerra Civil, en exclusiva con DEIA

El libro 'Homenaje a los pueblos libres. Una gesta heroica', saca a la luz un texto requisado por las tropas franquistas, a través del periodista Urko Garamendi

02.05.2022 | 10:31
Cubierta del libro, que incluye obras del pintor Carlos Baudilio.

DEIA pone al alcance de sus lectores, en exclusiva, la obra inédita Homenaje a los pueblos libres. Una gesta heroica, original de José Marcos. Y lo hace de la mano del periodista vizcaino Urko Garamendi, quien la ha rescatado del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca, donde permanecía silenciada desde que fue escrita y requisada por las tropas franquistas hace 85 años.

El libro incluye un prólogo del hijo del autor, Juan Manuel Marcos, y el propio Garamendi se ha encargado de contextualizar al escritor y su obra de teatro, firmada por un joven republicano nacido en el madrileño barrio de Chamberí en 1916, que llegó a Euskadi para trabajar en el Cinturón de Hierro. Se trata de un drama en dos actos y un epílogo fruto del arte narrativo de un autor precoz, quien a los 20 años dio vida literaria a una trama que nunca antes ha podido leerse.

La fuerza de los diálogos es el rasgo más destacado de un texto cuyas páginas desprenden el amor a la libertad de este escritor. Basándose en acontecimientos de la época, José Marcos pensó en una obra de ficción en la que aparece incluso una alegoría de la libertad.

La obra teatral recoge el argumento del desarrollo de una guerra, donde interactúan un tirano, un capitán, el pueblo€ pero el final es el que un republicano hubiera deseado. Es decir, "no gana el dictador, sino el pueblo", según el periodista vizcaino, quien explica que "al inicio de la guerra, el autor contó en una obra de teatro lo que a él le hubiera gustado que pasara pero que no pasó".

Tal y como señala Garamendi, la publicación de esta obra contribuye a asegurar el relato de pasajes desconocidos de nuestra historia reciente y nuestro futuro en convivencia democrática.

El libro va dirigido a un público general, más allá de las personas mayores a las que se suele relacionar con la Guerra Civil, por ser supervivientes de esa época o por haber vivido la transición. Garamendi afirma que esta obra "está escrita de forma fresca, con un lenguaje casi periodístico, y no profundiza en la Guerra Civil sino que, de forma breve y con mensajes concisos, ayuda a ver casi gráficamente diferentes pasajes vividos en este país hace tan solo 85 años". De hecho, se ha pensado en las generaciones más jóvenes para que tengan una herramienta de acercamiento a este tema tan importante para conocer el pasado y hacer memoria histórica.

Ahora, los lectores de DEIA pueden adquirir el libro cumplimentando el cupón/reserva que se publicará en el diario desde hoy hasta el 14 de mayo y entregándolo en su punto de venta habitual o en DEIA (C/ Capuchinos de Basurto, 6. 5ºC. 480013 Bilbao) de lunes a viernes, de 09.30 a 13.30 horas, al precio de 10,95 euros. Hasta dos ejemplares por cupón. 


URKO GARAMENDI: "La publicación de este libro es un acto de justicia y recuerdo del pasado"


La mayor satisfacción del periodista Urko Garamendi es hoy dar a conocer una obra que fue silenciada hace 85 años y que, como su propio título indica, se trata de un homenaje a las personas que lucharon por un pueblo libre, "por la libertad"



 
Homenaje a los pueblos libres. Una gesta heroica es la primera incursión en la literatura de este comunicador de Lemoa, que ha llevado a cabo en paralelo a su trabajo de periodista y le ha reportado una gran satisfacción personal.
 
¿Cuál ha sido su papel en la obra?
 
—Mi trabajo se centra en la primera parte del libro, en la que he tratado de hacer el contexto histórico de la obra y la vida del autor. Un trabajo subvencionado por el Instituto Gogora que muestra unos retazos de lo que fue la Guerra Civil, a través de los cuales, y en paralelo a la obra del autor, se hace un contexto histórico para entender por qué esa obra está en su día en Bilbao y por qué ha permanecido silenciada durante los últimos 85 años.
 
¿Cómo fue el hallazgo de la misma en el Archivo de la Guerra Civil de Salamanca?
 
—Estuve allí haciendo unos trabajos de investigación, buscando información para un documental televisivo ambientado en la Guerra Civil y el primer Gobierno vasco, y en una de las carpetas encontré esta obra teatral, con una portada muy llamativa. Entonces me propuse identificar quién era el autor y por qué aquella obra estaba allí, ya que las carpetas del Archivo de Salamanca contienen muchos papeles robados, requisados.
 
¿Qué le reporta esa labor de investigación tras el hallazgo sorpresa?
 
—La historia de esta obra de teatro escrita por un joven republicano madrileño que llegó a Bilbao para trabajar en el Cinturón de Hierro, porque era también ingeniero. Viene a Euskadi con su obra de teatro bajo el brazo y, o la termina aquí o hace aquí las últimas correcciones y la presenta al Gobierno vasco para que fuera seleccionada y llevada a los escenarios. Cosa que nunca ocurrió porque cuando las tropas franquistas entraron a Bilbao requisaron la obra.
 
¿Es una obra con gran valor histórico y simbólico?
 
—Fue incautada en 1937 y tiene gran valor histórico y simbólico porque contribuye a la construcción de la memoria democrática. Es también un acto de justicia y recuerdo del pasado con el propio autor, que vio secuestrada su obra. Asimismo, trabajar su contexto histórico me ha permitido dar a conocer historias de compromiso y lealtad. Con la publicación de este libro he querido que mi humilde proyecto tuviera un encaje como un homenaje a todas aquellas personas que lucharon por un pueblo libre durante la Guerra Civil, por la libertad. Homenaje a los pueblos libres es el título de la obra de teatro y lo he mantenido en el libro.
 
¿Ese homenaje se complementa con colaboraciones culturales/artísticas de relieve?
 
—Sí, una canción del cantautor Gon-tzal Mendibil que ha cedido para el libro, tres obras pictóricas que el pintor bilbaino Carlos Baudilio ha realizado inspirándose en esta obra teatral, y un prólogo del hijo del autor, Juan Manuel Marcos, personaje importante del mundo cultural de Paraguay y reconocido escritor allí.
 
¿Poder contactar con el descendiente del autor ha sido enriquecedor?
 
—Ha sido un placer contactar con él y escucharle cuestiones que me han llamado la atención, como por ejemplo, que su padre contaba que de los políticos de la época, del que más admiración o cariño reflejaba era del lehendakari Agirre. Creo que es algo muy a destacar que un republicano madrileño que viene a Euskadi, después de décadas tiene un amor y admiración por la figura del lehendakari. Y al mismo tiempo, en una obra escrita en los años 70 sobre su vivencia en la Guerra Civil, José Marcos habla de los derechos de los vascos, de su carácter y sus ansias de libertad y de construcción de país con mucho cariño y admiración.
 
¿Entonces  el libro aporta, además de un agradable rato de lectura, un valor cultural y de conocimiento histórico sobre la Guerra Civil?
 
—Hay muchos trabajos de historiadores en torno a la Guerra Civil, realizados desde muchos puntos de vista diferentes. Yo, más que profundizar en un estudio, me he propuesto dar unas pinceladas, unos retazos que acompañen a componer la vida de aquella persona que llegó a Euskadi y habla con tanta intensidad y pasión de los vascos. Pero sobre todo he querido pensar en las nuevas generaciones, en mis hijos, en los jóvenes que hoy tienen 20 años, para que de una manera ligera se puedan hacer una idea de lo que se vivió aquí hace tan solo 85 años. Que la Euskadi que conocemos, la universidad, el euskera, el poder ir a un partido de San Mamés con la ikurriña por la cintura... se pelearon hace 85 años y con una visión de construcción de país que tuvo el primer Gobierno vasco.
 
¿La Guerra Civil es una constante en sus trabajos y la ha vivido de cerca en el ámbito familiar?
 
—Es un tema que desde joven he vivido en casa porque aita y ama contaban historias de aitite y amama. Un aitite mío fue ertzaina del primer Gobierno vasco, el otro fue gudari y estuvo en la cárcel, como una de mis amamas. Además, en una época profesional hice dos documentales históricos y uno de ellos me llevó al Archivo de Salamanca, donde encontré la obra de José Marcos. Entonces, ya que tenía esa curiosidad sobre el tema y por aquella obra, me propuse llevar a término mi aportación para contribuir a darla a conocer.
 
¿Su mayor deseo sería ver la obra en los teatros?
 
—Mi mayor satisfacción ahora es dar a conocer en este libro una obra que fue silenciada hace 85 años. No obstante, el mayor homenaje sería ver esa obra en los teatros de hoy en día. Gracias a Gogora se ha podido publicar y gracias a DEIA se va a difundir.
 
noticias de deia