La Diputación invertirá 150 millones en la conservación de los peajes de Bizkaia

El mantenimiento de la AP-8, los túneles de Artxanda y la Variante Sur incluye medidas de sostenibilidad o de sensorización de la vía

04.01.2021 | 14:04
Imagen de archivo del peaje en Boroa

La Diputación foral de Bizkaia invertirá un total de 150 millones de euros en cinco años en la conservación y mantenimiento de las vías de peaje y por primera vez los contratos de conservación, mantenimiento y explotación de la AP-8 y de los Túneles de Artxanda y Variante Sur Metropolitana (VSM) incluyen como requisito la aplicación de medidas de innovación en ámbitos como la sostenibilidad ambiental, la sensorización de la carretera o el uso de la metodología BIM, que centraliza la información en un modelo digital.

Del mismo modo, se introduce la evaluación de diferentes indicadores para vincular el pago del contrato a la calidad del servicio prestado, según ha indicado la institución foral en un comunicado.

La sociedad foral Interbiak ha licitado los contratos de conservación, mantenimiento y explotación de la AP-8 y de la Variante Sur Metropolitana y Túneles de Artxanda para el periodo de cinco años comprendido entre junio de 2021 y junio de 2026.
El objeto de ambos contratos es la realización de operaciones preventivas dirigidas a mantener en buen estado la infraestructura; facilitar el tránsito de vehículos en condiciones adecuadas de seguridad y fluidez; controlar y mejorar las condiciones de seguridad; y gestionar el cobro de los peajes.

El precio base de licitación de ambos contratos suma un importe de 150,5 millones de euros, de los cuales 79 millones corresponden al contrato de la AP-8 y 71,5 millones al de los Túneles de Artxanda y la Variante Sur Metropolitana.


CUMPLIMIENTO DE CRITERIOS

En todo caso, han subrayado, las cantidades abonadas estarán vinculadas al cumplimiento de diferentes criterios, para lo que la Diputación establece indicadores de evaluación en ámbitos como la seguridad vial, la seguridad laboral, las reclamaciones de las personas usuarias, la calidad del servicio de conservación y vigilancia o las afecciones a las personas usuarias.

La incorporación de indicadores de evaluación es una de las novedades introducidas en ambos contratos, y tiene como objetivo alcanzar la mayor calidad posible en el servicio contratado por la Diputación Foral.
Otra de las principales novedades de ambos contratos es la inclusión de requisitos de innovación, siguiendo la estrategia definida por el departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial en el Plan de Innovación en Infraestructuras Viarias de Bizkaia.

De esta forma, cada licitador deberá desarrollar y realizar propuestas innovadoras en ámbitos como el control de movimientos; la aplicación de la metodología BIM; la sensorización de elementos; la optimización de consumos; la generación de energía para la autosostenibilidad; los sistemas avanzados de control de iluminación; y el control medioambiental.

El contrato actual finaliza en junio de 2021 y el próximo que se formalice, destinado al mantenimiento y conservación de los Túneles de Artxanda y la Variante Sur Metropolitana, será más amplio, en la medida en que contempla la puesta en servicio del nuevo tramo de la VSM, de conexión con la AP-68, en la primavera de 2023.
La gestión de los 1.300 kilómetros de la red foral de carreteras requiere una inversión de unos 80 millones al año por parte de la Diputación en labores de conservación y mantenimiento.

Recientemente ha sido adjudicado el contrato correspondiente a las carreteras del área metropolitana, por un importe de 28 millones de euros al año. En este contrato ya se han aplicado el requisito de uso de tecnologías o metodologías innovadoras y el abono vinculado a la evaluación de indicadores de calidad.

noticias de deia