polideportivos de Bizkaia

Nuevo paro de los empleados de los polideportivos

Cebek afirma que la propuesta incluye incrementos que superan el IPC

09.02.2020 | 03:55
Algunos usuarios en una de las salas del polideportivo municipal de Intxaurrondo.

Cebek afirma que la propuesta incluye incrementos que superan el IPC

Bilbao - Trabajadores de polideportivos de Bizkaia secundaron ayer una jornada de huelga de 24 horas en demanda del convenio y para denunciar la precariedad del sector. Además del paro, los trabajadores llevaron a cabo una manifestación que partió del Museo de Bellas Artes de Bilbao y en la que reclamaron una mejora de sus condiciones laborales. En concreto, demandaron una disminución de su jornada laboral, incrementos salariales y que, en definitiva, se ponga fin a la "precariedad" en el sector.

Fuentes del sindicato LAB recordaron que el lunes y martes hubo paros parciales "con un gran éxito" y ayer tuvieron su continuidad con una huelga, en este caso, de 24 horas. La central sindical destacó que las instalaciones en las que hubo una mayor influencia de los paros fueron, entre otras, las de Markina, Basauri, Santurtzi, Artxanda, La Casilla, Txurdinaga, Miribilla y Deusto. Estas convocatorias, según apuntaron, afectaron a los servicios de atención al cliente y a actividades deportivas como las desarrolladas en piscinas.

Respuesta de la patronal Por su parte, Cebek afirmó ante esta huelga que la propuesta empresarial en el convenio de Locales y Campos Deportivos de Bizkaia incluye incrementos que superan el IPC y reducción de jornada superior a cualquier sector (20 horas en dos años). Aseguró que "no es cierto" que el convenio colectivo del sector de locales y campos deportivos de Bizkaia sea el mismo desde el año 1996 y ha indicado que "viene renovándose periódicamente, actualizando los salarios de los trabajadores del sector". Según dijo, actualmente se está negociando el convenio colectivo para el periodo 2018-2022 y, desde el año 2005 hasta 2017, la renovación continua del convenio colectivo ha supuesto un incremento de los salarios "en un 30,63%, muy por encima de lo que en dichos años subió el IPC, un 23,10%". - Efe