tres rotondas

La Diputación actualiza los precios para las rotondas de Artxanda

Vuelve a sacar a concurso las obras tras quedar desierta la convocatoria anterior

09.02.2020 | 00:03
Cruce, a la altura del colegio Trueba, donde se construirá una de las rotondas. Foto: José Mari Martínez

Vuelve a sacar a concurso las obras tras quedar desierta la convocatoria anterior

Bilbao - La Diputación vuelve a sacar a concurso las obras para ejecutar las tres rotondas que permitirán calmar el tráfico en la carretera que recorre Artxanda, con la mirada puesta en convertir esa zona en un paseo con miradores sobre la ciudad. La anterior licitación quedó desierta, por lo que el departamento de Desarrollo Económico y Territorial ha actualizado los precios, que habían quedado por debajo de mercado, hasta los 1,4 millones de euros. Si todo va bien, las obras podrían comenzar el próximo julio y se prolongarán durante ocho meses, con lo que estarán finalizadas para febrero o marzo de 2020.

La Diputación y el Ayuntamiento de Bilbao trabajan en un proyecto conjunto para transformar la carretera que recorre Artxanda en una zona de paseos con miradores sobre Bilbao y el valle de Asua, más segura y amable con el peatón, convirtiendo el monte en un espacio de ocio familiar, diurno y para disfrutar todos los días.

La primera actuación imprescindible es la construcción de tres rotondas para calmar el tráfico: una en Nogaro, otra en el colegio Trueba y otra en el cruce de El Gallo, sustituyendo los cruces por glorietas que permitan una mejor convivencia entre vehículos y peatones, incrementando la seguridad vial y disminuyendo la velocidad del tráfico.

La Diputación sacó a concurso las obras el año pasado, con un presupuesto de 1,2 millones de euros. Sin embargo, ninguna empresa se mostró interesada en hacerse cargo de la construcción de estas tres rotondas y la licitación fue declarada desierta. El problema fue que había partidas fundamentales del proyecto, redactado en 2017, que habían quedado por debajo del coste del mercado actual, como los betunes y riegos asfálticos, debido al incremento del precio del petróleo. Por eso, en esta ocasión el departamento de Desarrollo Económico y Territorial ha incrementado el presupuesto del proyecto hasta los 1,4 millones de euros, con la esperanza de encontrar empresas que se hagan cargo de la construcción. Las previsiones son que, si finalmente se pueden adjudicar, los trabajos comiencen en julio y se prolonguen durante ocho meses, por lo que podrán entrar en servicio a finales del primer trimestre del próximo año.

Las obras incluirán la construcción de tres nuevas glorietas a la altura del antiguo restaurante Nogaro, el colegio Trueba y el cruce de El Gallo, a lo largo de 5,6 kilómetros de la carretera BI-3741 desde Enekuri al alto de Santo Domingo. En la primera, la rotonda mejorará las condiciones de seguridad del actual cruce que conecta la carretera con el área recreativa, permitiendo también el acceso a las instalaciones y las viviendas y aportando fluidez al tráfico. Y es que hoy en día una gran parte de los vehículos realiza el giro desde la carretera principal a la secundaria para acceder a las instalaciones y viviendas, sin las condiciones de seguridad suficientes lo que genera colas en la BI-3741. La nueva glorieta, de 36 metros de radio, tendrá tres patas: dos para la BI-3741 y otra para acceder al área recreativa, evitando ese giro conflictivo que se realiza actualmente.

El acceso a la zona recreativa de Artxanda desde el margen este se realiza a través de un cruce con un tráfico elevado de autobuses que se dirigen al colegio Trueba. La futura rotonda dará un servicio más adecuado a esos giros, con accesos tanta a la BI-3741 en sus dos extremos como al área recreativa y al pequeño ramal paralelo al centro escolar.

El cruce entre la BI-3741 y la BI-3742, en el alto de Santo Domingo, tiene un tráfico elevado ya que conecta también con la autovía que baja hacia Mungia, además de con las viviendas de la zona. En este punto se ha diseñado una rotonda de 32 metros de radio, con tres salidas y que permitirá el giro de autobuses de forma cómoda y segura.

Para la ejecución de los trabajos habrá que limitar algunos carriles de circulación y realizar cortes puntuales de tráfico, que estarán debidamente señalizados.