Ayer en el Azkuna Zentroa

Lanzados a por un empleo

El programa de lanzaderas iniciado en esta legislatura por la Diputación Foral ha conseguido que más de seis de cada diez inscritos hayan encontrado trabajo

08.02.2020 | 00:33
La cita de las lanzaderas ayer en Azkuna Zentroa acercó a empresarios y desempleados para converger intereses de ambas partes con la mediación foral. Fotos: Pablo Viñas

El programa de lanzaderas ha conseguido que más de seis de cada diez inscritos hayan encontrado trabajo

OTRO paso más para alcanzar el tan deseado empleo. Ayer por la tarde más de cuarenta parados tuvieron opción de vender sus excelencias profesionales a representantes de varias empresas y fundaciones en el marco de un encuentro orientado al networking que se celebró en Azkuna Zentroa organizado por la Diputación Foral de Bizkaia.

Todos los protagonistas sin trabajo forman parte de las lanzaderas, grupos de veinte parados de edades y formaciones diferentes que, orientados por una coordinadora, buscan denodadamente volver al mercado laboral tanto por cuenta ajena como montando un negocio propio. Todo ello apoyándose unos a otros y con la intermediación de especialistas que les acercan a empresas que puedan requerir sus habilidades profesionales.

Un programa de lanzaderas de empleo que se puso en marcha al inicio de esta legislatura de la mano del departamento de Empleo, Inclusión Social e Igualdad y la agencia foral de emprendimiento DEMA y que según los datos facilitado ayer por la diputada foral, Teresa Laespada, "está dando muy buenos resultados". El programa ha sumado 21 lanzaderas, cada una se prolonga cinco meses, a las que se suman dos más a partir de la próxima semana hasta alcanzar las 23. "Cuando estas dos concluyan habrán pasado por el programa esta legislatura unas 475 personas, con índices de inserción laboral superiores al 62%. Más de 290 participantes en las lanzaderas han encontrado un empleo en Bizkaia", indicó la diputada foral.

Laura Gutiérrez, psicóloga en paro que trabajó durante 18 años en una empresa que echó el cierre, es una de las participantes en el networking de ayer en Azkuna Zentroa. Ayer reconocía que "no tenía ni idea de qué eran las lanzaderas, pero vi desde el principio que eran interesantes porque se habla mucho de las competencias personales y eso me atrajo. Además, no cogen a cualquiera, van en serio, no es para rellenar el expediente".

A mes y medio de concluir la experiencia especifica que "estamos en la recta final centrándonos más en las empresas". Previamente, Laura y sus compañeros han hecho una labor de "encontrarte a ti misma para poder encontrar las empresas a las que te quieres dirigir y decirles que vales". Asegura como "tras 18 años en la misma empresa te planteas: ¿Ahora para qué sirvo yo? Y tras encontrarte, la lanzadera hace una labor de intermediación con las empresas y nos acerca a ellas". Es más, reconoce que "es un empujón muy importante porque de otra forma no tenemos acceso a ellas".

Entusiasmo y optimismo De momento, Laura no ha encontrado aún empleo aunque todo en ella es entusiasmo y optimismo. "Ya he hecho varios procesos de selección y me he sentido más segura. He roto miedos, barreras y muros que nos ponemos a nosotros mismos. Con las lanzaderas los rompes y sobre todo cuando compartes lo que sientes con el de al lado, los compañeros también dan mucha cercanía y apoyo", concluye.

Esa empatía es la que buscaba ayer precisamente Naiara Zarandona, miembro de la Fundación Integrando que atiende a personas en exclusión social. Estuvo junto a representantes de varias empresas, como Leroy Merlin y otras, exponiendo a los miembros de las lanzaderas qué perfiles buscan y como es el proceso para acceder a sus plantillas.

Zarandona explicó cómo "buscamos perfiles sociales en habilidades y humanidades que tengan el top ten de sus intenciones en trabajar con las personas". Y las lanzaderas son caldo de cultivo óptimo porque "la edad de las personas es elevada y eso le da un bagaje". Considera que "cuando no te insertas laboralmente, te acabas descolgando y cuando consigues un trabajo o te das cuenta de tu potencial, creo que se puede ayudar más a la gente". Ayer, de momento, no ficharon a nadie aunque "hemos visto personas potenciales con una gran capacidad de aprendizaje".

La iniciativa de las lanzaderas, pionera en el País Vasco, ha cumplido con creces sus expectativas iniciales ya que van a superar incluso su previsión de conformar veinte lanzaderas en Bizkaia. Evidentemente, por número de población e indice de desempleo, ha sido en Ezkerraldea y Bilbao donde más convocatorias se han llevado a cabo.