Una pugna en ebullición por la salvación

La lucha por la salvación, en la que está inmerso el Surne Bilbao Basket, alcanza el primer parón competitivo repleta de igualdad y con varios equipos recomponiendo sus estructuras

23.11.2021 | 00:40
Joan Plaza ha dejado el banquillo del Betis.

Un tercio de competición supone ya una muestra significativa para poder analizar realidades y tendencias. Disputadas ya once de las 34 jornadas de las que consta la temporada regular de la Liga Endesa, y en pleno primer parón de actividad por las ventanas FIBA, no existe absolutamente nada decidido en los diferentes frentes abiertos, ni entre los que miran hacia arriba ni entre los que lo hacen hacia abajo, pero sí que se van segmentando subgrupos de lucha. Uno de ellos es el que engloba a los equipos que buscan la permanencia y en él está el Surne Bilbao Basket, que observa de reojo la identidad de los que serán, salvo inesperadas escaladas o debacles, sus rivales directos, sus momentos de forma, tendencias y circunstancias competitivas.

A diferencia de otros cursos, todavía no se ha abierto ninguna brecha que coloque en posición especialmente rezagada a ninguno de los contendientes. Al contrario, el apelotonamiento es considerable. El decimocuarto clasificado, el Monbus Obradoiro, está a la misma distancia del séptimo, el Joventut, que del colista, el Coosur Betis. Eso sí, la pugna ha llegado a este parón en ebullición, con casi todas las escuadras apostando por rearmar sus plantillas ante lo que está por llegar o apostando incluso por llamativos relevos en sus banquillos. Con los hombres de negro en la 16ª plaza con un balance de 3-8 al igual que el Hereda San Pablo Burgos (15º), la zona caliente para eludir la LEB Oro incluye también a día de hoy a Casademont Zaragoza (12º), Morabanc Andorra (13º) y Obradoiro (14º), los tres con un 4-7, y sobre todo al Urbas Fuenlabrada (17º) y al Betis (18º), con 2-9. Algunos conjuntos apuntan a estar en esta difícil circunstancia de manera eventual, otros arrastran dinámicas más negativas, pero todos forman un ecosistema en el que nadie termina de tenerlas todas consigo.

La situación más caótica en estos momentos la atraviesa la entidad verdiblanca. Joan Plaza se sentó el domingo en el banquillo contra el Real Madrid cuando su salida del club, a petición propia, era un secreto a voces que finalmente se confirmó ayer lunes y en su lugar llega Luis Casimiro, en su segunda etapa como técnico del Betis, después de que a principios de este mismo mes fuera despedido por el Promitheas griego. Del equipo que menos puntos anota de la ACB (70,9 por cita) y tercero que más recibe (87,5), con nombres propios como para estar bastante más arriba, han salido ya Marko Todorovic, rumbo a China, y Khadeen Carrington, que ha encontrado acomodo en el Dijon, mientras que de momento solo ha llegado sustituto para el pívot: el exNBA Anzejs Pasecniks. Muy distintas han sido las sensaciones transmitidas por el otro equipo en zona de descenso. De sus nueve derrotas, cinco se han producido por un margen inferior a los seis puntos y con el condicionante de que su mejor jugador, Leo Meindl, lleva más de un mes de baja por un esguince en su tobillo izquierdo. El alero brasileño debería estar próximo a volver, durante su ausencia los fuenlabreños han contado con Édgar Vicedo, que se desvinculó ayer del club, y desde diversos medios se apunta al fichaje inminente del alero serbio Dragan Milosavljevic, con experiencia en el Unicaja, tras su salida del Bursaspor turco.

Tampoco bajan tranquilas las aguas por Burgos, un equipo acostumbrado los anteriores cursos a vivir situaciones exitosas. El mal arranque de temporada se llevó por delante a Zan Tabak la semana pasada, con Félix Alonso y Fran Hernández dirigiendo al equipo contra el Oldenburg y el Barça a falta de que se concrete la identidad del nuevo entrenador, puesto para el que han sonado Sasa Obradovic, Martin Schiller e incluso el propio Tabak. La plantilla ha sufrido también cambios, con Julian Gamble sustituyendo a Steve Zack en el puesto de pívot, y Suleiman Braimoh apunta a siguiente jugador en salir. La situación de los conjuntos con balance de 4-7 es más desahogada. El Zaragoza, eliminado a las primeras de cambio de la FIBA Eurocup, se podrá centrar en la ACB con Deon Thompson habiendo ocupado la posición de Jamel McLean, el Andorra paga sus cuatro derrotas seguidas en el amanecer del curso y se encuentra en línea ascendente pese a las lesiones de Tyson Pérez, Drew Crawford, Sergi García y el ya reaparecido Gal Mekel, fichado con la temporada en marcha, y el Obradoiro intenta hacerse fuerte en Fontes do Sar para sobrevivir.

noticias de deia