Capitán del Bilbao Basket

Jonathan Rousselle, capitán del Bilbao Basket: "Tenemos que mejorar el plano mental"

Jonathan Rousselle considera que al Bilbao Basket le quedan "diez finales" para evitar el descenso

24.03.2021 | 00:44
El capitán del Bilbao Basket, Jonathan Rousselle, en el partido ante el Movistar.

"El ánimo está bien, pero no nos podemos lamentar ni parar. Hay que mejorar cosas, que tenemos muchas cosas que mejorar, intentar jugar mejor y hacer las cosas mejor contra el Murcia. Tenemos que empezar a ganar de nuevo, porque necesitamos claramente ganar por la clasificación", manifestó Jonathan Rousselle, capitán del Bilbao Basket. El tiempo apremia para los hombres de negro, que se encuentran enclavados en la última posición de la tabla clasificatoria, a la que cayeron tras la derrota ante Baskonia. En las diez jornadas que quedan por delante solo hay un mantra: ganar o ganar. Es la única receta para escapar de quema del descenso a la LEB Oro. La primera bala pasa por triunfar el domingo ante UCAM Murcia a domicilio.

"Tenemos que pensar en ganar a cualquier equipo, ya sea Madrid, Barcelona o Murcia, da igual el rival", expresó el francés, quien reflexionó que "seguro que hay cosas técnicas y tácticas, pero para mí tenemos que mejorar más de cabeza, mental. Van a ser diez finales pero tenemos que jugar partido a partido y creer en cada momento, porque tenemos el destino en nuestras manos".

Respecto a las diez jornadas que restan para finalizar la temporada regular, Rousselle es consciente de que todo pasa por sumar victorias. "No podemos mirar ni el calendario ni a otros equipos, tenemos que centrarnos en nuestro juego y en nuestra cabeza. Para mí, lo más importante es tener tranquilidad y las cosas claras para llegar en el mejor estado físico y mental de cara al domingo", reveló el capitán del Bilbao Basket. Asimismo, agregó que "el problema más grande es la capacidad de seguir a un nivel igual durante todo el partido. Tenemos buenísimos momentos pero en dos o tres minutos hacemos las cosas muy mal". Es decir, la regularidad.

En el plano personal, el hombre de negro no quiso valorarse. "Hablaremos en diez partidos, pero la nota que importa es la nota del equipo en la clasificación", expresó. Además, corroboró su compromiso con el Bilbao Basket a pesar de los problemas físicos que le han lastrado toda la campaña. "El objetivo es aguantar los diez partidos y si puedo correr, puedo jugar", finalizó.