99 - 72

El Bilbao Basket arrolla al Obradoiro con una gran labor coral

Destacaron Ondrej Balvin con 10 puntos, 6 rebotes y 18 de valoración y Emir Sulejmanovic con 14, 9 y 17

08.03.2020 | 14:55
Bilbao Basket - Monbus Obradoiro.

El RETAbet Bilbao Basket arrolló este domingo al Monbus Obradoiro en el Bilbao Arena de Miribilla, por 99-72, con un gran trabajo coral con el que premió a la 'marea negra' tras un mes sin jugar ante ella por el parón liguero con motivo de la Copa del Rey y una de las ventanas FIBA.

En esa labor colectiva de 'los hombres de negro' destacó en lo estadístico su pareja interior titular: Ondrej Balvin (10 puntos, 6 rebotes y 18 de valoración) y Emir Sulejmanovic (14, 9 y 17).

Aunque también los nuevos Tyles Haws (13, 3/4 T3) y Quetin Serron (9) estuvieron en la línea brillante de todo el equipo.

Ambos, y todos sus compañeros, hicieron olvidar a Axel Bouteille, fichado por el Unicaja en el parón liguero, y mantienen al equipo de Alex Mumbrú en la parte alta de la tabla. Donde continúa quinto, ahora con 14 victorias en 23 partidos.

Todo lo bueno que hizo el Bilbao Basket se tornó en malo de un Obradoiro que encadenó merecidamente su tercera derrota seguida, ya que, exceptuando una reacción en el segundo cuarto, su partido fue muy deficiente. Y casi se lo pueden resumir varios errores gruesos ante la canasta local de Fletcher Magee (0 y -5) y Dejan Kravic (4).

Los mejores de los visitantes fueron Kostas Vasileiadis (18 y 20), inspirado en la única reacción de su equipo, y Vladimir Brodziansky (18, 7/9 T2 y 17), mejorado ya con el partido perdido.

Arrancó mejor el Bilbao Basket, que aprovechó el desacierto visitante para adelantarse 4-0 en dos minutos y medio. Mejoró el Obradoiro un minuto y medio para empatar a 6, pero después cayó en barrena ante el estado de gracia en el que entraron los locales hasta el final de un primer tiempo que terminó 27-13.

Y no fue mayor aún la paliza porque Sergio Rodríguez falló un tiro libre en un posible 2+1 y a Pepe Pozas le entró casi a regañadientes sobre la bocina el que fue el primer triple santiagués tras siete fallos anteriores. Dos canastas de Haws (10-6) y dos triples de Schreiner (21-8) lanzaron un 21-4 que dio a los suyos 17 puntos de ventaja (27-10) antes de la canasta al límite de Pozas.

Reaccionó el 'Obra' en el segundo cuarto de la muñeca de Vasileiadis y mucho más acertado ya en los triples. Así comenzó con dos canastas (27-17) y, aunque fue respondido con un 5-0 de los de negro (32-17), fue capaz de meterse en el partido con un 2-13 con Daum de protagonista que le acercó a 4 puntos (34-30).

Pidió un tiempo muerto Mumbrú y el Bilbao Basket recuperó su ritmo para abrir de nuevo un hueco de 10 puntos al descanso (46-36) con dos triples de Haws.

No se quedaron ahí 'los hombres de negro', que finiquitaron el partido en un tercer cuarto tan brillante por su parte como lamentable por momentos de sus rivales. Entre los que Magee y Kravic tuvieron errores verdaderamente gruesos ante la canasta local.

El 31-11 de parcial de esos terceros diez minutos huelga mayor comentario de un varapalo que se inició con un 11-0 en tres minutos que se alargó a 17-3 en seis antes de que terminase el cuarto 77-47.

Ya en el último cuarto las únicas dudas se centraban en hasta donde llegaba el atropello local, que llegó a ser por 35 puntos (82-47), y el resultado final, que fue de 99-72 tras maquillaje final de los de blanco.

 

99 - RETAbet Bilbao Basket (27+19+31+22): Rousselle (8), Rafa Martínez (8), Haws (13), Sulejmanovic (14) y Balvin (10) -cinco inicial-; Schreiner (6), Serrón (9), Sergio Rodríguez (12), Kulboka (6), Lammers (9), Rigo y Cruz (4).

72 - Monbus Obradoiro (13+23+11+25): Pozas (6), Magee, Álvaro Muñoz (6), Brodziansky (18) y Kravic (4) -cinco inicial-; Beliauskas (2), Vasileiadis (18), Czerapowicz (4), Daum (10), Spires (4) y De Zeeuw.

Parciales: 27-13, 46-36 (descanso); 77-47 y 99-72 (final).

Árbitros: Carlos Peruga, Jorge Martínez Fernández y Alberto Baena. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de la vigésima tercera jornada de la Liga Endesa disputado en el Bilbao Arena de Miribilla ante 8.384 espectadores, según datos oficiales. En los prolegómenos del partido, el club bilbaino celebró con tarta sobre la pista sus 20 años de vida y posteriormente se guardó un minuto de silencio en memoria de José María Pueyo, padre del director deportivo del Bilbao Basket, Rafa Pueyo.