Las notas de Pako Ruiz: Hasta que Unai Simón aguantó

El conjunto rojiblanco resistió una hora gracias a Simón, que ya no pudo hacer más para evitar una derrota que lastima, y mucho, la imagen del Athletic

17.04.2021 | 23:50
Unai Simón atrapa un balón

La Copa debe esperar como mínimo un año más. El Athletic, como ocurriera dos semanas atrás, no se reconoció y quedó a merced de un Barça que aprendió la lección de la Supercopa para sacar el rodillo. El conjunto rojiblanco resistió una hora gracias a las intervenciones de Unai Simón, que ya no pudo hacer más para evitar una derrota que lastima, y mucho, la imagen del Athletic.

2 UNAI SIMÓN.  El de Murgia vivió una noche de pesadilla ante el vendaval ofensivo del Barça, de la que salió bien parado en el primer acto, y la fragilidad del entramado rojiblanco, especialmente a vuelta de vestuarios, en el que demoró el inicio de la goleada azulgrana hasta que su resistencia se agotó. Hizo paradas de auténtico mérito ante Griezmann, Pedri y Busquets, esta última a bocajarro, pero cuando encajó el tanto de Griezmann ya fue víctima del derrumbe de un Athletic que no estuvo a la altura de una final de Copa. Destacó pese a encajar cuatro goles.

0 DE MARCOS. Comenzó de lateral para ejercer en el segundo acto de interior, pero no dio el nivel en ninguna de las dos posiciones y solo se dejó ver en una buena acción defensiva en el primer acto.

0 YERAY. Fue duda hasta última hora y lo cierto es que estuvo lejos de su mejor versión, muy frágil en sus duelos y sin aportar seguridad alguna en ninguna faceta. Fue sustituido.

1 IÑIGO. Sufrió mucho, más de lo habitual, ante el vendaval ofensivo de los azulgranas. Sacó un par de balones peligrosos, pero no cerró el servicio en el tanto de De Jong.

1 BALENZIAGA. Fue de más a amenos. Se mostró solvente en un par de llegadas de Dest y mantuvo el tipo durante una hora. Ya con el marcador en contra hubo pocas noticias suyas.

0 BERENGUER. Ha perdido instinto goleador y sin ese don se convierte en un jugador intrascendente. Corrió mucho, pero no llegó a sumar nada e incluso perdió una contra con una mala decisión.

0 UNAI LÓPEZ. Marcelino se la jugó con Unai López en la medular, pero la apuesta no le salió, porque el donostiarra no estuvo fino a la hora de generar juego en un partido en el que se vio sometido.

0 DANI GARCÍA. No se asoció con Unai López y se limitó a intentar aguantar el acoso azulgrana. Se le vio en dos buenas acciones defensivas, pero poco más aportó en el juego.

0 MUNIAIN. Marcelino y Muniain jugaron con fuego. El capitán no estaba en las debidas condiciones para jugar una final y la jugó. Muniain pasó desapercibido y no aportó nada, lo que supuso todo un lastre para el juego colectivo.

0 RAÚL GARCÍA. Luchó como suele ser habitual en él, pero estuvo desconocido durante una hora, en la que no hubo rastro de su potencial. Solo apareció con la final ya pedida, demasiado tarde.

0 WILLIAMS. Se esperaba más de un futbolista referencia, pero el impacto del bilbaino es cada vez menor. Intentó dos galopadas, pero se equivocó a la hora de decidir su último pase.

0 LEKUE. Compareció en el lugar de Muniain para jugar de lateral derecho, pero no cerró su banda y quedó en evidencia en la acción del tanto de Griezmann.

-VESGA. Marcelino intentó blindar la medular con una especia de trivote durante unos minutos, pero tampoco le valió con un Vesga que poco pudo hacer.

-UNAI NÚÑEZ. Su presencia en el momento más vulnerable del equipo se quedó en anécdota, ya que no pudo evitar dos goles más del Barça.

-VILLALIBRE. Jugó poco más de veinte minutos, aun así suficientes para reivindicarse por enésima vez. Fue objeto de un posible penalti no pitado.

-BERCHICHE. Sus molestias físicas le privaron de jugar de inicio y sumó poco en sus intenciones.

noticias de deia