El Athletic tira otra final de Copa a la basura (0-4)

El Barcelona vapulea a un flojísimo conjunto rojiblanco que no ha ofrecido resistencia ante un rival al que le ha bastado con ser paciente para ganar una nueva Copa (0-4)

17.04.2021 | 23:31
Las caras de la tristeza y de la derrota en los jugadores del Athletic

No hay manera. La Copa, otrora torneo fetiche del Athletic, es ahora una pesadilla para el conjunto rojiblanco. Las finales se le atragantan, le superan, empequeñecen su gran historia. Así sucedió hace dos semanas contra la Real Sociedad en el mismo escenario en el que hoy ha caído derrotado frente al Barcelona. Bueno, perder es una cosa y lo vivido en La Cartuja, otra.

El Athletic no ha sido rival para un Barça al que le ha bastado con ser paciente para vapulear a su adversario, al que destrozado en la primera mitad con dos goles en los primeros 20 minutos de la misma y otros dos antes del minuto 75. Los dos últimos han llevado la firma de Leo Messi, quien en cuatro finales de Copa frente al equipo bilbaino ha anotado seis goles.


La incógnita de la disponibilidad o no de Iker Muniain se ha resuelto una hora antes del inicio de la final y, efectivamente, el capitán ha sido de la partida. No se ha querido perder una cita tan importante el navarro, sabedor de su influencia en el juego, más cuando coincide con Unai López en el terreno de juego. La entrada del centrocampista guipuzcoano en el doble pivote, donde ha formado con Dani García, ha sido una de las principales novedades en el once, pero no la única, ya que Yeray Álvarez sí ha sido de la partida pero no así Yuri Berchiche, cuyo puesto ha ocupado Mikel Balenziaga. Por lo demás, no ha habido novedades y Marcelino García Toral ha tirado de su núcleo duro.

El arranque de partido del Athletic ha sido de película de terror. Un despropósito continuo para desesperación de Marcelino, que ha tenido que echar mano de su segundo, Rubén Uría, en busca de soluciones. La banda derecha ha sido en los primeros 20 minutos una autopista por la que Dest, Messi y hasta Mingueza han entrada con muchísima facilidad. Solo ante el peligro estaba un Balenziaga al que Muniain, que se le intuía incómodo en el verde por esas molestias de los últimos días, apenas ha podido ayudar. Lesionado, con Lekue calentando desde la media hora de juego, el navarro se ha quedado en vestuarios tras la reanudación.


El guion inicial podía entrar dentro de los previsto, pero de primeras ha sorprendido que el conjunto rojiblanco haya necesitado dos minutos para entrar en contacto con por primera vez con el balón. El dudoso mérito ha sido de Raúl García, que ha cortado un balón en banda izquierda.


PÉSIMO ARRANQUE


No ha tardado en llegar el primer gran susto del encuentro. Busquets ha encontrado a Messi con un gran balón a la espalda de los centrales y este se la ha dejado de cara dentro del área a De Jong, cuyo disparo ha sido repelido en primer lugar por el palo y después por Unai Simón.

Aunque no tan claras como esa, el Barça se ha encontrado con un puñado de acciones similares en los primeros 20 minutos de un partido en el que el Athletic era un sparring de barrio. Se puede considerar un milagro que el conjunto azulgrana no haya llegado por delante en el marcador al descanso. Sin tensión, con infinidad de errores en la salida de balón y una pésima presión en campo contrario, solo la falta de atino del Barcelona le ha impedido adelantarse en el marcador en los primeros 45 minutos ante un Athletic que ha tenido un par de llegadas con cierto peligro. La primera, en un remate de Iñigo Martínez de falta y una carrera de Willliams por banda izquierda que ha acabado en las manos de Ter Stegen.

Si milagroso ha sido el resultado al descanso, qué decir de la pierna izquierda de Simón, que ha evitado en la primera acción de la reanudación que Griezmann adelantada al conjunto azulgrana. Un primer aviso de lo que estaba por venir: otro monólogo culé. Pero antes, Simón ha dejado dos paradas marca de la casa, primero a disparo de Pedri desde la frontal y a continuación rechazando un remate a bocajarro de Busquets desde el área pequeña.


EL PRINCIPIO DEL FIN


Esas tres ocasiones casi seguidas han sido la antesala del principio del fin para el Athletic, que en un abrir y cerrar de ojos se ha encontrado con dos goles en contra que le han terminado por sacar del partido, si es que en algún momento ha estado en él. Se ha caído al vacío el conjunto rojiblanco, que ha vivido en el limbo durante una hora. Y a la hora exacta ha llegado el primero, Griezmann le ha comido la tostada a Lekue y ha batido a Simón a centro de De Jong. El holandés, dos minutos después, le ha puesto la puntilla al Athletic con un gol sin oposición después de que Iñigo Martínez haya dejado pasar un balón en el corazón del área.

Faltaba Messi por sumarse a la fiesta azulgrana y este ha dejado su sello con dos goles. El primero ha llegado tras un nuevo centro lateral y el segundo después de una gran acción entre el argentino y el joven prodigio Pedri. Messi, tras irse de dos jugadores del Athletic en el área, ha colocado el balón con sutilidad en la portería de Simón. Colorín colorado, el Athletic ha tirado otra final a la basura. Y por lo menos, el VAR ha anulado un quinto tanto, obra de Griezmann, por fuera de juego.


FICHA TÉCNICA


Athletic: Simón; De Marcos, Yeray (Min. 67, Nuñez), Iñigo, Balenziaga; Berenguer (Min. 54, Vesga), Unai López (Min. 67, Yuri), Dani García, Muniain (Min. 46, Lekue); Raúl García y Williams (Min. 67, Villalibre).

Barcelona: Ter Stegen; Dest (Min.74; Sergi Roberto), Mingueza (Min. 88, Braithwaite), Piqué (Min. 81, Araujo), Lenglet, Jordi Alba; Busquets, De Jong, Pedri (Min. 81, Ilaix Moriba); Messi y Griezmann (Min. 88, Dembelé).

Goles: 0-1: Min. 60; Griezmann. 0-2: Min. 62; De Jong. 0-3: Min. 68; Messi. 0-4: Min. 72; Messi.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (Comité Valenciano). Ha amonestado a Dani García, del Athletic.

Incidencias: Final de Copa de la temporada 2020-21 disputada en el estadio de La Cartuja de Sevilla a puerta cerrada.

noticias de deia