Marcos Llorente, el depredador silencioso

Con once goles y diez asistencias en liga, ha potenciado la vertiente ofensiva de un Atlético que se encomienda a su espléndido estado de forma en San Mamés

25.04.2021 | 01:10
Marcos Llorente lucha por el balón con Jorge Pulido, jugador del Huesca, en el último partido del Atlético de Madrid.

existen jugadores capaces de ofrecer un mayúsculo rendimiento en distintas parcelas del campo y que, como consecuencia, se convierten en preciados comodines para el entrenador de turno. Uno de ellos, en las filas del Atlético, responde al nombre de Marcos Llorente (Madrid, 30-I-1995), a quien Diego Simeone ha transformado en un futbolista total. Mediocentro defensivo por naturaleza, el madrileño ha pasado de ser el tercer jugador con más balones recuperados en liga en el curso 2016-17 con el Alavés a marcar las diferencias como colchonero en el plano ofensivo. Muestra de ello son los once goles y diez asistencias que suma en la presente edición liguera, en la que se ha consagrado como uno de los intocables del técnico argentino, que no dudó en adelantar su posición en el campo en busca de un mayor impacto en el desarrollo de los partidos.

Buscó el Cholo un hombre incisivo, punzante, vertical y con capacidad goleadora desde segunda línea y lo encontró en la figura de un incombustible Llorente, cuya explosión tuvo lugar la pasada campaña en un emblemático escenario como Anfield Road. Se celebraba la vuelta de los octavos de final de la Champions League entre el Liverpool y el Atlético y el canterano del Real Madrid, saliendo desde el banquillo, definió la suerte de la eliminatoria al marcar dos goles y dar una asistencia a Álvaro Morata que selló el triunfo de los de Simeone por 2-3. Nació entonces un nuevo futbolista. La metamorfosis del 14 colchonero siguió su curso y tras la pandemia, cual huracán desatado, participó en ocho de los trece goles que llegó a firmar un equipo que halló de pronto en su vestuario un centrocampista con alma de velocista, pasador y goleador.

Todo en uno, no en vano, es el nuevo Llorente que vuela por los terrenos de juego con una inusitada facilidad para dañar a las defensas rivales al mismo tiempo que equilibra sin balón al cuadro colchonero. A San Mamés, para más inri, llega lanzado y en plena forma después de adjudicarse un doblete en la goleada por 5-0 ante el Eibar en el Wanda Metropolitano y de repartir dos asistencias en el último choque liguero contra el Huesca. En ambas victorias, ante la ausencia por lesión de Luis Suárez, ha resultado capital la aportación de un jugador que, junto al argentino Ángel Correa, ha destrozado los entramados defensivos diseñados por José Luis Mendilibar y Pacheta.

Ambos técnicos, muy a su pesar y sin encontrar manera alguna de evitarlo, han sido los últimos en padecer los efectos del radical cambio llevado a cabo por un multiusos con forma de futbolista que salió cedido del Real Madrid rumbo al Alavés en el verano de 2016 y que, sin la confianza de Zinedine Zidane, abandonó la disciplina blanca para firmar por el Atlético en junio de 2019 a cambio de 40 millones de euros. Fichado como sustituto del centrocampista Rodrigo Hernández, Llorente no pudo convencer a Simeone actuando en su posición natural, pero sí logró a base de trabajo que el entrenador argentino viera en él un potencial desconocido hasta entonces.

INTERNACIONAL ABSOLUTO 

Su espléndido y creciente rendimiento le sirvió para recibir la llamada de Luis Enrique y debutar como internacional absoluto el pasado 11 de noviembre ante Holanda, cita en la que se estrenó ejerciendo de revulsivo. En la Eurocopa, sin embargo, opta a una titularidad que tiene bien amarrada a las órdenes de Simeone y que, jueguen quienes jueguen a su alrededor, le permitirá repetir de inicio esta noche en San Mamés, donde tendrá enfrente a un rival ante el que no conoce la derrota.

En los cuatro partidos disputados ante el Athletic, sin ir más lejos, son dos victorias y dos empates los que suma Llorente, quien ha firmado las tablas en sus dos visitas a Bilbao y se ha impuesto en los dos encuentros que ha afrontado como local frente a los rojiblancos. En el choque liguero del pasado 10 de marzo en el Wanda Metropolitano, resuelto con un 2-1 favorable a los de Simeone, el madrileño firmó su primer y único tanto hasta la fecha contra los leones al batir a Unai Simón al filo del descanso.

Su diana sirvió al Atlético para igualar el gol inicial de Iker Muniain y abrir la remontada de los colchoneros, que sumaron finalmente los tres puntos en juego y que vuelven a verse hoy las caras con los bilbainos con el objetivo de repetir triunfo. En su ataque, entrando desde segunda línea y explotando todos los espacios que queden abiertos a la espalda de los defensas rojiblancos, asomará un lanzado Llorente, convertido en un depredador silencioso.

las declaraciones

Simeone elogia al Athletic

"Muy competitivo". El entrenador del Atlético, Diego Simeone, alabó ayer al Athletic en rueda de prensa al destacar que "nos enfrentamos a un rival muy competitivo, con ilusión, entusiasmo y que siempre está preparado para dar lo mejor como ha demostrado cada vez que nos ha tocado jugar contra ellos". El encuentro a domicilio ante los bilbainos será la primera de las tres visitas consecutivas que afronten los colchoneros, si bien Simeone dejó claro que "vamos partido a partido y ahora nos ocupa el de Bilbao". "Nuestra intención es llevarlo donde creemos que podemos hacerles daño y enfocarnos en ello", agregó el Cholo, quien no dio pistas sobre su alineación al limitarse a apuntar que "veremos cómo están los jugadores y decidiremos durante el día cómo jugar, aunque tengo clara la idea de cómo afrontar el partido".

Llorente llegó en junio de 2019 al Atlético de Madrid por 40 millones procedente del Real Madrid y ahora vive su mejor momento

Una vez que Simeone ha adelantado su posición, el madrileño se ha desatado como goleador y asistente, con 11 tantos y 10 pases de gol


noticias de deia