Un lamento unánime entre exjugadores de distintas épocas del Athletic

Exjugadores de distintas épocas del Athletic analizan con DEIA la final contra la Real y remarcan la importancia de recomponerse de cara a la siguiente cita copera ante el Barça

05.04.2021 | 01:23
Iker Muniain, con el trofeo de subcampeón de Copa, mientras la Real Sociedad celebra el título.

EL Athletic mordió el polvo el sábado en La Cartuja sin paliativos. La Real, sin la necesidad de exhibir su mejor versión, fue superior y se hizo merecedora de un título de Copa que volvió a dar la espalda a los leones. El lamento es unánime y los exjugadores rojiblancos sondeados por este periódico tienen claro que, una vez desaprovechada la primera oportunidad de volver a cantar bingo en el torneo del K.O. 37 años después, toca resetear para mejorar las prestaciones el próximo día 17 en una nueva final frente al Barcelona de Leo Messi.

Las imágenes de la final de Copa. Fotos: Borja Guerrero
 


CARLOS RUIZ

Exjugador del Athletic (1970-1981)

"No vimos al Athletic de Marcelino"

Carlos Ruiz, el último pichichi del Athletic en liga gracias a sus 19 goles en el curso 1974-75, lamenta que "no vimos al Athletic de Marcelino y la Real mereció ganar". "A los jugadores quizás les pudo la responsabilidad y los nervios y lo cierto es que el equipo no estuvo bien, mientras que la Real fue más agresiva dentro de un partido sin grandes ocasiones como se preveía en el que esperaba más", admite el exdelantero bilbaino, quien considera que "la Supercopa ganada al Barcelona hace unos meses podía haber dado algo más de tranquilidad a los futbolistas, pero tener esta vez en juego la Copa y estar enfrente la Real hizo seguramente que a algunos jugadores les pudiera la responsabilidad".

"Visto lo que ha pasado, la siguiente final contra el Barcelona tiene que ser totalmente distinta, teniendo en cuenta además que el Barça tiene otro estilo de juego y a nivel defensivo puede conceder más", apunta Carlos, quien subraya que Marcelino "va a tener que hacer de psicólogo estos días y buscar la fórmula para que el equipo vuelva a coger las ideas que les dio y que los propios jugadores comprobaron que eran buenas al ganar la Supercopa tras vencer a Madrid y Barça, lo cual no consigue cualquiera. Está en sus manos, pero hay que reforzarles mentalmente para que pasen página y esto les sirva de lección para salir de otra manera contra el Barcelona".

MANU SARABIA

Exjugador del Athletic (1976-1988)

"Es un palo importante"

Manu Sarabia tenía claro antes del inicio del histórico compromiso copero ante la Real que "el equipo que llevara el partido a su terreno iba a tener muchas opciones de llevarse la final y en la primera mitad no vi peligrar el resultado en ningún momento, pero a raíz de la jugada del posible penalti por mano de Iñigo Martínez vi al equipo desconfiado, mientras que la Real siguió fiel a su idea de juego, empezó a ser superior en el centro del campo y la balanza se fue inclinando a su favor".

"Eché en falta un mayor protagonismo de varios jugadores y que el equipo tuviera más continuidad en lo que había hecho en la primera parte mejorando las prestaciones con el balón tras el descanso", apunta asimismo Sarabia, quien espera que la profunda decepción del sábado "afecte poco o nada, porque no cabe duda de que es un palo importante y pienso en todos los niños y niñas que habíamos visto ilusionados, pero afortunadamente tenemos el estímulo de poder ganar otra final dentro de unos días". "Poco a poco iremos asimilando la derrota, nos olvidaremos de ella y estoy convencido de que a la final contra el Barça vamos a llegar a tope y jugaremos más liberados", finaliza el exrojiblanco.

ENDIKA GUARROTXENA

Exjugador del Athletic (1980-1987)

"Ojalá haya otro goleador en la próxima final"

La pena también invade a Endika Guarrotxena al recordar lo acontecido en la esperada final ante la Real. "Durante el partido vimos que ningún equipo se impuso claramente al otro siendo una final trabada y con pocas ocasiones en la que quizás no aparecieron lo suficiente algunos jugadores del Athletic con más experiencia y que llevan más el peso del equipo como Muniain, Yuri o Raúl García", indica el autor del gol que dio en 1984 la última Copa al conjunto rojiblanco con la esperanza de que "ojalá haya otro goleador en la próxima final".

La derrota contra la Real, eso sí, "es un palo duro, porque tengo la impresión de que tanto en el equipo como en el entorno había un convencimiento de que la final buena era la primera, pero los futbolistas son profesionales, saben que hay que levantar la cabeza porque esto sigue y dentro de dos semanas hay otra final que les puede dar además la oportunidad de jugar en Europa". "En dos semanas hay tiempo para resetear y recuperar juego en liga de cara a esa segunda final contra el Barcelona en la que, a un partido, puede pasar cualquier cosa y el Athletic la puede ganar si consigue sacar su mejor nivel", confía Endika, quien señala que "sería bonito que estas dos Copas acabaran en Euskal Herria".

ISMAEL URTUBI

Exjugador del Athletic (1982-1992)

"El equipo no tuvo recursos"

Ismael Urtubi, campeón de Copa también en 1984 bajo las órdenes de Javier Clemente, lo tiene claro. El partido del sábado ha sido "el peor del Athletic con Marcelino". "Vi un Athletic muy pobre que no llegó a entrar en la final y la Real la ganó haciéndolo muy sencillo, tirando solo una vez a portería". "El equipo no tuvo recursos para reaccionar y Muniain, el jugador que había sido clave en esta reacción con Marcelino, apenas participó", lamenta asimismo el excentrocampista vizcaino, quien señala en relación al exceso de responsabilidad que sufrieron los jugadores que "me cuesta creer que ese nerviosismo dure los noventa minutos, porque se puede entender que suceda en la primera parte, pero que ocurra durante todo el partido parece más un problema futbolístico que solo de responsabilidad, dado que daba la sensación que daba igual el tiempo que se jugara, que no iba a llegar el gol del empate".

"Es muy difícil jugar finales y ganarlas, pero el Athletic está ahí y va a tener una nueva oportunidad, lo cual no pasa todos los años. Lo bueno del deporte, además, es que al día siguiente vuelves a entrenar y te vas desprendiendo poco a poco de las malas sensaciones", remarca Urtubi, convencido de que "el equipo va a hacer mejor partido contra el Barcelona, aunque ellos ahora mismo están en su mejor momento".

ROBERTO RÍOS

Exjugador del Athletic (1997-2002)

"Lo que hay que hacer es aprender de los errores"

Roberto Ríos, a través de la televisión, también lamentó la derrota del Athletic en el histórico derbi que albergó La Cartuja. "No fue un buen partido del Athletic y la Real fue merecedora del triunfo. Sin tirar a puerta, ni llegar arriba es complicado ganar y el equipo no estuvo acertado", resume el excentral portugalujo, que vio "mucho respeto por parte de los dos equipos" y un juego que "no fue bueno". "Hubo muchas pérdidas de balón y cuando entras en esa dinámica es posible que los nervios te acaben atenazando", expone el propio Ríos, que reconoce que en los minutos finales "teníamos más la ilusión de que llegara el gol del empate que una esperanza real".

"Lo que hay que hacer ahora es aprender de los errores y el Athletic tiene la fortuna de poder reivindicarse dentro de dos semanas. Tienen que tener esa rabia de haber perdido una oportunidad y las ganas de conseguir un título en un partido en el que todo puede pasar como se demostró en la Supercopa que se ganó al Barcelona", reivindica Ríos, que incide en que "la ilusión hay que mantenerla y hay que afrontar con la máxima ilusión esa nueva final esperando que el Athletic esté mejor de lo que estuvo contra la Real".

ISMAEL URZAIZ

Exjugador del Athletic (1996-2007)

"No queda otra que levantarse"

"Siempre vas con ánimos a una final y ninguno nos esperábamos lo que pasó el sábado, porque viendo el partido la Real fue justa vencedora y para el Athletic fue una oportunidad perdida al no encontrar su mejor versión", manifiesta por su parte Ismael Urzaiz, quien añade al respecto que "Marcelino comentó después del partido que no habían podido dar el nivel que el equipo se podía presuponer que podía dar en un momento clave y ahora no queda otra que levantarse, porque queda otra final y hay que pensar que se puede ganar".

"Haber ganado la primera final te hubiera posicionado en un mejor escenario para afrontar la segunda, pero al no ser así hay que intentar ser positivos y pensar que al Barça ya se le ganó hace poco en la Supercopa y se le puede ganar otra vez, algo que a ellos les puede meter también ese miedo en el cuerpo por si se les gana una segunda final", reflexiona en voz alta el de Tutera, que de cara a la cita del próximo 17 de abril pide "no obsesionarse, porque las obsesiones hacen que estés demasiado responsabilizado". "Dicho esto, yo siempre soy optimista y los jugadores tienen que serlo también, porque están en un contexto en el que hoy estás abajo, pero en cualquier momento puedes estar arriba de nuevo", define Urzaiz.

JESÚS MARI LACRUZ

Exjugador del Athletic (1997-2006)

"El talento del equipo no salió a relucir"

Jesús Mari Lacruz, defensa del Athletic entre 1997 y 2006, también hinca el diente a la final ante la Real y recuerda que "no son partidos fáciles y muchas veces todo lo que tienes planeado no consigues plasmarlo en el campo". "En general, el talento del equipo no salió a relucir en cada parcela del campo y, a pesar del terrible el esfuerzo que me dio la sensación de que hicieron todos los jugadores, no fue posible ganar el título", agrega el navarro, quien no tiene claro cuál fue la causa de las bajas prestaciones ofrecidas por los leones. "No sé si fue por un exceso de responsabilidad, porque el jugador pone todo de su parte y muchas veces no salen las cosas, ni te sientes tú mismo y no hay una explicación clara a todo eso".

De cara a la final copera ante el Barcelona, no obstante, Lacruz tiene claro que "un día antes de que llegue ese partido volverán a brotar todas las ilusiones de nuevo. Ahora entiendo que la gente esté de bajón, pero dentro de poco estaremos todos a tope y no tengo ninguna duda de que se va a afrontar una vez más con la máxima ilusión". "Contaremos, además, con la experiencia que se ha adquirido en esta última final que se ha perdido y hay que tener muy presente que siempre vuelve a salir el sol y que hay otro objetivo precioso por el que luchar y pelear", recuerda el iruindarra.

AITOR OCIO

Exjugador del Athletic (1998-2003 y 2007-12)

"Toca pasar página"

Aitor Ocio apunta que "había mucha ilusión y fue una pena la derrota, porque teníamos puestas muchas esperanzas todos en esta final". "Ambos equipos eran conscientes de lo que había en juego y de lo que representaba el partido y lo fueron manejando sin asumir excesivos riesgos siendo la Real la que acertó y se llevó al final el partido", lamenta el excentral gasteiztarra, quien explica que "en los días previos a la final hablábamos de la importancia de controlar las emociones y en ese sentido ningún equipo ofreció lo mejor de sí, pero la Real puso un puntito más en una fase del partido que le permitió desnivelar la final".

"Toca pasar página; son días difíciles y hay que digerirlo, pero seguro que a partir de hoy en Lezama trabajarán aspectos tácticos y anímicos que quizás no funcionaron el sábado", añade Ocio, quien considera "lógico" que la decepción sufrida en La Cartuja haya dejado un poso de pesimismo en el entorno rojiblanco, si bien remarca que "por suerte hay dos semanas por delante para cambiar la mentalidad y afrontar esa segunda final de Copa contra el Barcelona como merece la ocasión, porque será otra final a noventa minutos contra un rival de nivel, pero el Athletic ya ha demostrado ser capaz de superar a equipos de esa identidad y calidad".

LUIS PRIETO

Exjugador del Athletic (2002-2008)

"Hay otra oportunidad"

Luis Prieto admite que "teníamos mucha ilusión por poder ganar la final a la Real y es un palo duro para los jugadores, para los aficionados y para todos, en general". "Más allá de que fuera la Real el rival, por no sacarla adelante en un partido con muy pocas ocasiones, lo que te deja la sensación de que haciendo un poco más podías haberte llevado el título", sostiene el de Dima, quien indica aun así que "jugar una final no tiene que ser nada fácil por la tensión que acarrea, lo mucho que significa poder ganarla y seguro que la Real salió también algo nerviosa al campo, pero en el caso del Athletic pudo llegar a atenazar a los jugadores".

"De todos modos, hay que dar el valor que tiene el hecho de llegar a una final, en unas semanas hay otra oportunidad muy buena para volver a intentar ganar una Copa y soy optimista", hace saber Prieto, quien lanza una reflexión al aire en relación a los favoritismos a la hora de encarar citas de máxima trascendencia y sin vuelta atrás como la del sábado en La Cartuja: "La gente decía que la final de la Real era más factible, pero en un partido así todos los equipos van a muerte y no sabes cuándo puedes llevártelo, por lo que hay que confiar en que pueda ser en la próxima final contra el Barcelona".

KOIKILI LERTXUNDI

Exjugador del Athletic (2007-12)

"Hay que olvidar esta final"

Koikili Lertxundi, que defendió el escudo del Athletic entre 2007 y 2012, relata que la final contra la Real "fue un partido pobre en general en el que ninguno de los dos equipos estuvo fino con el balón y se terminó decantando por un penalti". "Quizás esperábamos una Real más ofensiva, lo cual nos venía bien a nosotros, pero hubo un cambio táctico por parte de ellos para jugar más a nuestra manera con una gran intensidad defensiva. El Athletic también estuvo bien defensivamente, pero sin presencia ofensiva, ni conseguir apenas chutar a portería", lamenta el de Otxandio, quien considera que "en esta ocasión el peso de la historia pudo pesar después de ganar la Supercopa al Barcelona e ir con un punto de favoritismo, lo cual a veces se puede volver en contra y atenazar como pasó una vez el resultado se complicó".

"Hay que olvidar esta final y no será sencillo, pero hay otra contra el Barcelona dentro de dos semanas y que el favoritismo vaya a estar claramente del lado de ellos en ese partido puede ser un punto a favor del Athletic en esta ocasión", argumenta Koikili, quien también tira de optimismo de cara a la segunda final copera de los leones.

noticias de deia