Unai López se reivindica en el Athletic

El centrocampista gana enteros tras sus buenos minutos en los partidos contra Valencia y Levante

12.02.2021 | 20:06
Unai López pugna con Enis Bardhi por un balón en el partido de Copa del jueves. Foto: Juan Lazkano

El partido de ida de las semifinales de Copa ante el Levante deja varias lecturas, si bien todas ellas se resumen en los tres cambios que Marcelino García Toral realizó en el descanso. No quiso perder más tiempo el técnico asturiano después de un primer tiempo bastante flojo de su equipo, un Athletic que si bien no concedió apenas ocasiones en defensa, se vio superado en casi todas las facetas del juego por su rival, bastante mejor plantado sobre el terreno de juego y con una más que evidente superioridad en el centro del campo.

Fue precisamente esa la parcela que reforzó Marcelino con una doble sustitución muy poco habitual. Sentó a sus dos pivotes, Unai Vencedor y Dani García, y dio entrada a Mikel Vesga y Unai López. Con ellos en la medular la imagen del conjunto rojiblanco cambió por completo. El equipo ganó en consistencia, dio un paso al frente en el apartado ofensivo y durante un buen puñado de minutos agobió a la zaga levantinista. Especialmente activo en labores de creación, pero también en tareas defensivas, se mostró Unai López, que aprovechó la segunda mitad para reivindicarse ante su entrenador.

No está siendo esta precisamente una temporada sencilla para el centrocampista donostiarra. Este se ganó la confianza de Gaizka Garitano durante buena parte del curso pasado y mantuvo su condición de titular en el arranque de la actual campaña. Eso sí, se presentó en el debut ante el Granada aún mermado tras dar positivo en covid-19 durante el verano, por lo que arrancó en el banquillo, pero en las siete jornadas posteriores fue titular en seis de ellas, con mención especial a su actuación en el derbi de Ipurua frente al Eibar, en el que su doblete permitió al Athletic sumar los tres primeros puntos en liga. En liga, salió en el once inicial por última vez en la derrota con el Valladolid (2-1) de la novena jornada y desde entonces únicamente ha participado en cinco partidos en dicha competición, saliendo siempre desde el banquillo en las segundas partes.


PROBLEMAS FÍSICOS


Desapareció de las alineaciones el donostiarra, que para colmo se lesionó en el derbi ante la Real del 31 de diciembre a los pocos minutos de saltar al terreno de juego. Pese a que inicialmente el propio futbolista temió que fuera de gravedad, las pruebas confirmaron que se trataba únicamente de un esguince en su rodilla izquierda. Volvió a ejercitarse con el grupo el 19 de enero, por lo que no pudo ser partícipe de los primeros partidos con Marcelino, incluidos los dos de la Supercopa. Reapareció en la goleada (5-1) frente al Getafe, fue titular en Alcoy en Copa, y suplente en los cuartos ante el Betis, el Valencia en liga –cita en la que actuó prácticamente como segundo punta– y el Levante el jueves. En estos tres últimos encuentros, su presencia en el campo ha coincidido con la mejoría del equipo. ¿Casualidad?

Unai López aportó el jueves dinamismo a un equipo demasiado encorsetado en la primera mitad. Y es muy probable que Marcelino tomara buena nota de ello de cara a lo que está por venir, que no es poco. La actuación de los dos centrocampistas que salieron de inicio ante el Levante no dejó satisfecho al técnico, por lo que se intuye que podría hacer cambios en el partido del lunes frente al Cádiz, una cita en la que el donostiarra podría volver a ocupar un puesto en el once titular. Estaría por ver si lo hace con Vesga, Vencedor o Dani García.

Otra opción que tampoco puede descartarse es que Unai López actúe en la banda derecha. Ander Capa no atraviesa por su mejor momento de forma y si la primer alternativa al lateral es Óscar de Marcos, titular en el costado diestro del ataque, a nadie podría extrañar que el guipuzcoano ocupe dicha demarcación toda vez que tampoco Alex Berenguer termina de sentirse cómodo allí. Jugar con un centrocampista del perfil de Unai en banda no resultaría novedoso en un equipo de Marcelino, que ya empleó dicha fórmula con Carlos Soler, y con muy buenos resultados además.

El donostiarra, además, ya sabe lo que es jugar escorado a la banda, ya que en su exitosa cesión al Rayo Vallecano fue bastante habitual que Míchel le alineara cerca de la banda izquierda, en una posición similar a la que ocupa actualmente Iker Muniain, con mucha libertad para caer al centro del campo. En un calendario cargado y con partidos de muchísima relevancia, sumar para la causa a un jugador de la talla de Unai López se antoja, sin duda, como una gran noticia.

noticias de deia