Una vuelta de lo más atípica para el Athletic

10.01.2021 | 01:03
Unai Simón da órdenes a sus compañeros durante el entrenamiento de ayer en Lezama.

El covid-19, el movimiento de fechas hasta en tres jornadas de liga con cambios horarios sobre la bocina incluidos y el viraje en el banquillo han marcado la primera mitad de la temporada del Athletic

EL Athletic no gana para sobresaltos esta temporada. Y no solo por el fuerte impacto de la pandemia en todos los órdenes de la vida y que apartó de la dinámica del grupo a seis jugadores en la antesala del inicio de la pretemporada. Iñaki Williams, Unai Núñez, Unai López, Oihan Sancet, Iñigo Córdoba y Gaizka Larrazabal, que encontró acomodo en octubre en el Zaragoza, dieron positivo en coronavirus a la vuelta de las vacaciones, mientras que Yuri Berchiche, Óscar de Marcos y Jokin Ezkieta fueron contagiados con el curso en marcha para dibujar un escenario con la mitad de la primera plantilla masculina del Athletic tocada por el virus. Los contratiempos, no obstante, no se han quedado ahí en una campaña en la que tres de las diecinueve primeras jornadas de liga, las correspondientes a la primera vuelta del campeonato, han tenido que ser movidas de fecha.

Ocurrió con el encuentro de la segunda jornada ante el Barcelona en San Mamés, retrasado hasta el pasado miércoles por el tiempo extra concedido al conjunto blaugrana para arrancar LaLiga tras cerrar con retraso el curso anterior debido a su aparición en los cuartos de final de la Champions League, así como con el compromiso de la decimonovena jornada frente al Real Madrid en Valdebebas, adelantado en este caso al pasado 15 de diciembre por la participación de ambos clubes en una Supercopa en la que se verán las caras el próximo jueves en semifinales. Ambas citas habían sido trasladadas de fecha de antemano, pero no así la que tenía que haberse disputado ayer en el Wanda Metropolitano. El choque entre Atlético y Athletic, enmarcado dentro de la decimoctava jornada, deberá esperar para celebrarse como consecuencia del temporal Filomena, que hizo imposible la llegada de los bilbainos a la capital estatal.

Ayer mismo, a primera hora, se anunció oficialmente el aplazamiento del partido, lo cual trajo de vuelta a la memoria otros cambios de hora de ultimísima hora que han padecido los rojiblancos desde el arranque de la temporada. No hubo que esperar. En la jornada inaugural llegó la primera variación horaria para lamento del club. La visita al Granada, programada inicialmente para el viernes 11 de septiembre a las 21.00 horas, quedó retrasada apenas 48 horas antes de su celebración a las 18.30 horas del día siguiente. Algo similar sucedió con el Eibar-Athletic de la tercera jornada, cuando el miércoles 23 de septiembre se informó de que el derbi de Ipurua no se jugaría el viernes como estaba previsto, sino el domingo a las 14.00 horas.

Lejos de acabar ahí el baile de horarios y los contratiempos para el Athletic, el derbi contra Osasuna en El Sadar correspondiente a la séptima jornada sirvió para rizar el rizo, pues llegó a tener hasta tres fechas distintas. Se estableció primero en el lunes 26 de octubre a las 21.00 horas, adelantándose de nuevo sobre la bocina al sábado a las 13.00 y, por último, al mismo día a las 18.30 horas para hartazgo de Gaizka Garitano, quien no se mordió la lengua al asegurar que "que te cambien los partidos casi cada jornada a mitad de semana no habla bien de la competición".

MÁS ACONTECIMIENTOS 

El derioztarra, finalmente, fue víctima del terremoto de acontecimientos en torno al club al ceder su cargo a Marcelino García Toral a pesar de ganar al Elche en San Mamés, toda vez que estaba sentenciado tras la derrota previa ante la Real en San Mamés con el factor añadido del varapalo sufrido por la junta directiva de Aitor Elizegi en la Asamblea Ordinaria ante los socios compromisarios. Garitano, pese a todo, tuvo tiempo de ver desde el banquillo cómo LaLiga volvía a cambiarle el horario de otro partido al retrasarse en 15 minutos el choque que albergó La Catedral ante el Sevilla el sábado 31 de octubre, cuando la directiva puso en duda por primera vez su continuidad al frente de un equipo ha vivido una primera vuelta liguera de lo más atípica.

El Athletic cerrará la primera vuelta tras ver alteradas las fechas de sus citas ligueras ante Barcelona, Real Madrid y Atlético

Los horarios de los partidos ante Granada, Eibar, Osasuna y Sevilla también fueron modificados para lamento de Garitano


noticias de deia