Filomena provoca el aplazamiento del Atlético- Athletic

La virulenta borrasca obligó anoche a regresar a Loiu al avión en el que volaba la expedición y el partido en el Wanda ha quedado oficialmente aplazado a la espera de nueva fecha

09.01.2021 | 00:20
El comandante informa a la expedición del Athletic del regreso a Loiu tras no poder aterrizar en Madrid.

Marcelino García Toral manejaba información de primera mano minutos antes de las 15.00 horas de ayer en la comparecencia ante los medios de comunicación previa a un partido. Incluso, 60 minutos después el técnico y sus futbolistas se ejercitaron en las instalaciones de Lezama en la última sesión preparatoria para el exigente compromiso en el Wanda Metropolitano ante el líder de LaLiga Santander. Las noticias que llegaban desde Madrid, sin embargo, no se entendían tan optimistas. Las mismas apuntaban a que la borrasca Filomena podría hacer de las suyas y confirmar los peores presagios. La tormenta de nieve no tuvo piedad y cogió tintes históricos. La expedición rojiblanca tomó el vuelo previsto en el aeropuerto de Loiu con la compañía Air Nostrum, pero les tocó esperar casi una hora para que el comandante recibiera el visto bueno para despegar hacia Barajas. Así fue. Lo que no entraba en los cálculos era la virulencia de Filomena, que generó el caos en Madrid y en todas las vías de comunicación. Ni por aire ni por tierra. El vuelo del Athletic dio vueltas y vueltas a la espera de contar con el permiso de aterrizar en el aeropuerto Adolfo Suárez, que se tuvo que cerrar a primera hora de la noche. El piloto, después de consultarlo y comunicárselo a Aitor Elizegi, presidente del Athletic, y al propio Marcelino, emprendió el regreso a Loiu, donde el avión aterrizó a las 22.00 horas. Esta mañana el club y LaLiga han confirmado que el partido que debía disputarse esta tarde ha quedado aplazado por "la situación excepcional provocada por el temporal", que ha causado el cierre del aeropuerto de Madrid Barajas "y la imposibilidad de disponer del campo en condiciones óptimas".

La fecha de disputa del encuentro se comunicará en los próximos días y deberá ser uno de los días disponibles del calendario de competición.


El 9 de enero de 2009 sucedió algo parecido, aunque sin semejante impacto, cuando las nevadas forzaron el cierre temporal de la terminal 4 del aeropuerto de Barajas, con lo que la expedición bilbaina tuvo que desplazarse en autobús a Madrid. Al día siguiente, sí pudo jugar en el Vicente Calderón ante un Atlético al que los entonces dirigidos por Joaquín Caparrós vencieron por 2-3.
 

Así las cosas, el cuadro técnico, jugadores, directivos y empleados del club que se subieron al mencionado avión regresaron a sus respectivos domicilios conocedores del aplazamiento del encuentro ante el Atlético de Madrid que debía disputarse esta tarde desde las 16.15 horas y que trastoca una calendario ya de por sí saturado. Es LaLiga la que tiene que tomar la decisión sobre la fecha del partido y que genera todo un galimatías. De principio, desde el club bilbaino se daba por hecho la imposibilidad de desplazarse hoy mismo a Madrid debido a los daños causados por el temporal de nieve y al colapso en la movilidad tanto en la capital española como en provincias colindantes en las que se ha declarado la alerta roja. Las previsiones para las próximas horas tampoco hablan de una sensible mejoría y también vaticinan nieve y temperaturas que no alcanzarán niveles positivos, y no será hasta mañana, domingo, cuando sí se aguarda una leve mejoría, ya con los cielos limpios y sin precipitaciones.

 

 
El técnico Marcelino tras bajar del avión.

Una mejoría que indicaría que el partido podría disputarse este mismo domingo. Sin embargo, surge un dato que complica esta posibilidad. El Atlético de Madrid tiene programado el martes, día 13, el encuentro pendiente correspondiente a la jornada inaugural ante el Sevilla en el mismo Wanda, por lo que solo habría un intervalo de poco más de 48 horas entre ambos compromisos, lo que no permite la normativa. Cabría la posibilidad de llevar este duelo al miércoles, con anterioridad a la disputa de la primera semifinal de la Supercopa que enfrentarán al Barcelona y la Real Sociedad en Córdoba. Es solo un supuesto y de hecho tanto el Athletic como el Atlético de Madrid y LaLiga están en contacto ante la opción de consensuar una fecha. Otra hipótesis baraja la alternativa de llevar el partido al domingo, día 17, siempre que el Athletic sucumba en su semifinal de la Supercopa ante el Real Madrid, prevista para el jueves día 14, aunque supondría una carga añadida para los leones. Precisamente, el Atlético de Madrid está liberado ese fin de semana por su inesperada eliminación en Copa frente al Cornellà de Segunda División B. Los duelos de los dieciseisavos se juegan entre el 16 y 17, salvo los que afectan al Athletic, Real Sociedad, Real Madrid y Barcelona, programados para los días 20 y 21 de este enero.

La borrasca Filomena, la más virulenta que se recuerda en Madrid y en gran parte del Estado español desde varias décadas atrás, sacude al fútbol y en concreto al Athletic, al que le ha traicionado la programación de un vuelo que no llegó a aterrizar en Barajas y que tuvo que emprender viaje de regreso a Loiu. El partido ante el Atlético de Madrid corre riesgo de ser suspendido por lo menos a corto plazo a la espera de la decisión que tome LaLiga.

noticias de deia