Balenziaga y De Marcos, reivindicarse o salir

De Marcos y Balenziaga, cuyos contratos vencen en 2021, ya conocen en boca de Alkorta que el Athletic estudiará sus casos repitiendo el plan trazado este año con San José y Beñat

30.07.2020 | 00:25
Mikel Balenziaga aguanta la posesión en presencia de Nelson Semedo.

No es tiempo de romanticismos en el Athletic y dos ilustres como Óscar de Marcos (Biasteri, 14-IV-1989) y Mikel Balenziaga (Zumarraga, 29-II-1988), cuyos contratos como leones vencen en 2021, serán los próximos en comprobarlo. A la espera de conocer la suerte de ambos, otros célebres exrojiblancos como Markel Susaeta, Ander Iturraspe y Mikel Rico dieron fe de ello con un adverso desenlace en el cierre de la temporada 2018-19 y pudieron corroborarlo también a lo largo y ancho del último curso, con idéntico final, Mikel San José y Beñat Etxebarria. En total, cinco veteranos con marcado peso específico en la caseta que ya son historia en el club tras expirar sus respectivos contratos después de completar un último ejercicio complicado en el plano individual. Todos, no en vano, encararon su último año como leones con la necesidad de reivindicarse sobre el verde a fin de convencer a entrenador y dirección deportiva, con Gaizka Garitano y Rafa Alkorta como jueces, de que merecían un puesto en la plantilla de cara a la campaña venidera. Ninguno de ellos, a la vista está, consiguió consumar su objetivo, si bien lo ocurrido con Susaeta merece capítulo aparte. El entonces capitán, harto de su situación en pleno mes de mayo al ver cómo se retrasaba al máximo el veredicto sobre su continuidad o no en una entidad que oficializó las salidas de Iturraspe y Rico a 30 de abril, acabó por romper la baraja negándose incluso a escuchar la oferta que, tras deshojar la margarita, había decidido presentarle Alkorta.

Molesto por el manejo de los tiempos, el eibartarra puso el punto final a su dilatada trayectoria en el Athletic con mala cara. Lo hizo, muy a su pesar, enfilando la salida por una puerta de atrás que también se vieron empujados a cruzar San José y Beñat hace solo once días. Después de aceptar jugar gratis hasta el término de la liga por la singularidad del momento, ambos dejaron de pertenecer a un club que repitió modus operandi para no decidir hasta el último instante qué hacer con uno y otro. En este caso, optando finalmente por no presentarles ninguna oferta de renovación y comunicándoles el pasado día 7 que no seguirían en Bilbao tras unas conversaciones previas a falta de once jornadas para la conclusión del curso en las que el director deportivo, agenda en mano, pero sin mojarse del todo, les trasladó que tendrían complicado seguir ejerciendo como leones.

La confirmación tardó de nuevo en llegar para lamento de dos jugadores con contrastado poso en el equipo. Se trata, no obstante, de la nueva política de actuación que ha instaurado Alkorta desde su llegada a Lezama para convertirse en la máxima autoridad deportiva del Athletic y a la que se verán abocados a hacer frente en la campaña 2020-21 otros dos leones con un carrusel de partidos a sus espaldas en Bilbao como De Marcos y Balenziaga. Lo avanzó el propio Alkorta en la rueda de prensa que ofreció el martes en San Mamés, donde confirmó que la manera de actuar con ellos "va a ser igual que con cualquier jugador que acabe contrato y creamos que tenemos que esperar un poco. Haré lo mismo que he hecho este año. Estaré con ellos, que son otros dos jugadores con mucha historia detrás y les volveré a transmitir lo mismo que a los demás".

De Marcos y Balenziaga, por tanto, ya saben lo que les espera. El mismo proceso que lamentó públicamente haber soportado Susaeta y que también ha dejado contrariados a San José y Beñat, quienes hicieron todo lo posible por ocultar su malestar el 29 de junio con un comunicado conjunto lanzado cuando ya vislumbraban su futuro lejos del Athletic, aunque no tuvieran una confirmación oficial que les llegó apenas una semana después. Las formas del club, discutibles por aquello de tener en compás de espera hasta prácticamente el tiempo de añadido a futbolistas con una imborrable huella en el equipo, se mantendrán así inalterables en el ejercicio entrante después de que Alkorra las defendiera el martes al afirmar que "no tenemos que esperar al último partido, ni al último día, pero es lo que hacen los equipos profesionales y esto es lo que pasa en el fútbol profesional, nada más".

vesga, avisado también
 

El aviso queda enviado a De Marcos y Balenziaga, además de llegar a Mikel Vesga al encontrarse en la misma situación, dado que la renovación de Raúl García, con contrato también hasta 2021, se sellará más pronto que tarde al contar de antemano con el visto bueno de Garitano y Alkorta. No ocurre lo mismo con dos laterales que han visto reducido su minutaje de manera drástica tras ser renovados en diciembre de 2018, sin cláusula de rescisión, por una comisión gestora en la que asomaba Josu Urrutia al estar próximas en el tiempo las elecciones a la presidencia en las que se impuso Aitor Elizegi.

Óscar de Marcos tratar de controlar el balón en presencia de Luka Modric. Oskar M. Bernal

De Marcos, pese a mantener su condición de comodín en el campo, no alcanzó esta última temporada los quince encuentros ligueros por primera vez desde la campaña 2010-11, calcando los trece choques que disputó entonces en el campeonato de la regularidad. Ha sido su marca más baja como rojiblanco, aunque gran culpa de ello tuvo la importante lesión de tobillo que sufrió en octubre y que le obligó a esperar hasta el pasado 14 de junio para volver a la acción. A partir del próximo 13 de agosto, en el regreso a los entrenamientos para preparar la nueva temporada, el 18 del Athletic volverá a tener la férrea competencia de Ander Capa en el lateral derecho, así como la de un restablecido Iñigo Lekue y la del cachorro Jesús Areso, quien promocionará desde el Bilbao Athletic.

En el lateral izquierdo, por el contrario, es Yuri Berchiche quien ha frenado en seco a Balenziaga desde el verano de 2018. Hasta entonces, en los seis cursos previos, el de Zumarraga se había convertido en dueño y señor de un carril en el que nadie pudo discutirle la titularidad. El panorama, sin embargo, es bien distinto a día de hoy, pues en el cómputo de las dos últimas temporadas son solo veinte los partidos de liga que ha jugado Balenziaga, que también atisba, más pronto que tarde, nueva competencia procedente del filial.

Ambos, en el alambre, deberán dar un paso al frente, armarse de paciencia y reivindicarse en una campaña que dictará sentencia para uno y otro y que podría significar un adiós al Athletic tras doce temporadas como rojiblanco de De Marcos y diez de Balenziaga.

óscar de marcos

Fecha de Nacimiento: Biasteri, 14 de abril de 1989.

Contrato hasta: 30 de junio de 2021.

Cursos como león: 11.

Partidos oficiales: 398.

Goles: 32.

Temporada 2019-20: Lastrado por una lesión de tobillo, su actividad se limitó a trece partidos de liga, su marca más baja como león, igualada con la campaña 2010-11.

mikel balenziaga

Fecha de nacimiento: Zumarraga, 29 de febrero de 1988.

Contrato hasta: 30 de junio de 2021.

Cursos como león: 9.

Partidos oficiales: 258.

Goles: 2.

Temporada 2019-20: Relegado al segundo plano desde la llegada de Yuri Berchiche, jugó dos partidos de Copa y nueve de liga, igualando su peor registro, la 2018-19.

femenino

el Athletic se estrena el sábado

Primer amistoso, contra el Logroño. El Athletic femenino jugará su primer amistoso de la pretemporada este sábado, contra el EDF Logroño. El encuentro se disputará en el campo de El Rollo de la localidad riojana de Santo Domingo de la Calzada (19.00 horas) y será a puerta cerrada. El equipo riojano será, precisamente, el rival del equipo bilbaino en la semifinal de Copa, que fue aplazada por la pandemia del coronavirus, y que todavía se desconoce cuándo se disputará. La plantilla que dirige Ángel Villacampa comenzó los entrenamientos el pasado día 20, por lo que se encuentra en su segunda semana de preparación.