Zidane: "San Mamés es complicado para todos los equipos"

Zidane define el duelo ante el Athletic como un partido "de mucha dificultad", pero llega con el objetivo de dar el golpe definitivo a la Liga

05.07.2020 | 00:14
Zinedine Zidane, ayer por la tarde, a la llegada de la expedición del Real Madrid a Bilbao.

El Real Madrid saltará al césped de San Mamés con el propósito de ponerse a siete puntos del Barcelona. De dar carpetazo a una liga que se le lleva resistiendo dos temporadas. El conjunto blanco es uno de los que mejor ha regresado tras el parón y eso, unido a los últimos tropiezos de los culés, ha provocado que lleguen al encuentro ante el Athletic como líderes indiscutibles. A un paso del título. Sin embargo Zinedine Zidane, fiel a su prudencia, no quiso lanzar las campanas al vuelo y pidió cautela: "Aquí no hay euforia porque todavía no hemos ganado nada. Los jugadores saben que es una competición complicada, difícil y larga. Aquí solo hay trabajo y compromiso para hacerlo bien y tratar de ganar partidos". De hecho, el siguiente encuentro que quiere llevarse el técnico merengue es el de La Catedral, un estadio en el que su equipo no gana desde 2017 y que, por ello, le infunde bastante respeto: "Va a ser un partido de mucha dificultad. San Mamés es un campo siempre complicado para todos, sabemos la situación. Habrá que hacer un gran partido, pero estamos preparados".

Así pues, todo parece indicar que Zidane no se guardará ninguna bala en la recámara y dispondrá desde el inicio toda su artillería. Y es que el técnico blanco dio a conocer ayer, antes de viajar a la capital vizcaina, donde se hospedan en el hotel Villa de Bilbao, los 23 futbolistas de su convocatoria. Una lista en la que destacan la ausencia de James Rodríguez, que tampoco jugó ni un solo minuto ante el Getafe, y la de los lesionados Hazard –por un golpe–, Varane –sufrió una cervicalgia ante el Getafe– y Nacho –recuperándose de una lesión muscular–. De hecho, la ausencia del delantero belga es la que más preocupa a Zidane, puesto que vio cómo su jugador recaía en el pasado encuentro ante el Espanyol de una dolencia en el tobillo que le mantuvo apartado de los campos durante bastantes jornadas: "Eden está teniendo molestias y no queremos arriesgar nada. Él el primero. Ojalá que sea poca cosa y podamos verlo de nuevo antes del final de la liga. No sabemos nada más que es un golpe fuerte ante el Espanyol y que su regreso es cuestión de días".

Con todo, Zidane puso el foco en su larga y competente plantilla: "El grupo es siempre lo más importante, sobre todo cuando jugamos cada tres días o incluso cada dos. Lo importante son los jugadores, son ellos los que pelean, entrenan, juegan...". Asimismo, el técnico no quiso entrar a valorar las pocas horas de descanso que tendrán en las últimas jornadas ni el hecho de jugar a las dos de la tarde: "Estamos concentrados en jugar a esa hora y en hacerlo bien. Los últimos entrenamientos han sido algo más cerca de ella para acostumbrarnos a la hora del partido. Pero para nosotros no cambia nada".

militao por varane
 

La gran novedad del once del Real Madrid de esta tarde será Militao. Zidane ya confirmó que el brasileño será el sustituto del lesionado Varane, por lo que formará pareja con Ramos en el eje de la zaga blanca. El futbolista de 22 años se convirtió el verano pasado en el defensa más caro de la historia del Real Madrid –el club desembolsó 50 millones de euros por él al Oporto–, sin embargo, todavía no ha demostrado valer tanto. Y es que solo ha disputado 16 encuentros, dejando opacas actuaciones; aunque Zidane le volverá a dar otra oportunidad en San Mamés. "Acaba de llegar, está trabajando para llegar al nivel de Varane y Ramos. Hoy le va a tocar jugar y yo estoy contento por él porque es un jugador de presente y de futuro", aseveró el entrenador francés.

noticias de deia