Derbi para la historia en la Cartuja

Pobre del que pierda

06.03.2020 | 01:48

Real y Athletic, vencedor en siete de los nueve cruces coperos entre ambos, pugnarán por primera vez por el título el 18 de abril en un derbi sin igual y con consecuencias impredecibles

LA final más deseada y, a la vez, más temida por algunos por aquello de no morder el polvo en toda una final de Copa ante el gozo y disfrute del vecino se convirtió anoche en una inigualable realidad después de que el Athletic superara su semifinal contra el Granada y siguiera así los pasos de la Real Sociedad, que hizo lo propio el miércoles a costa del Mirandés. Bilbainos y donostiarras, por tanto, se verán las caras el próximo 18 de abril en La Cartuja con el título en juego, un preciado tesoro por el que pugnarán con fuerza ambos equipos en un derbi sin igual. La cita, no en vano, carece de antecedente alguno en la pugna final por el trofeo del torneo del K.O., competición en la que los enfrentamientos entre unos y otros nunca antes habían sobrepasado las semifinales.

La primera de las nueve eliminatorias entre la Real y el Athletic en la Copa, con un saldo de siete éxitos rojiblancos y dos txuri-urdines, tuvo lugar en 1923, cuando los vizcainos se impusieron en la ronda previa a la final tras empatar sin goles en Atotxa y ganar 2-0 en la vuelta en San Mamés. Desde entonces hubo otros ocho cruces a doble partido, resultando vencedor el Athletic en 1930 (octavos), 1961 (octavos), 1972 (cuartos), 1975 (cuartos), 1984 (octavos) y 1985 (cuartos), y la Real en 1982 (cuartos) y 1987 (semifinales), el último precedente copero antes del apasionante envite entre ambos en La Cartuja. Entonces, en una semifinal también de impacto, los guipuzcoanos alcanzaron la final gracias a un solitario gol de José Mari Bakero en el encuentro de vuelta que albergó la antigua Catedral. Un año antes, en 1986, los dos equipos se habían medido, además, en la Copa de la Liga, en la que también ganó el club donostiarra (2-1 y 2-2), que, por el contrario, firmó un bagaje perdedor frente al Athletic en el cómputo general de los doce partidos disputados contra los bilbainos en competición regional, con ocho victorias y tres empates para los rojiblancos.

Ambos clubes, no obstante, pueden presumir de guardar buenos recuerdos del derbi vasco por excelencia, pues tanto la Real como el Athletic levantaron su último título de liga con el otro equipo como rival sobre el césped. Los donostiarras lo hicieron en la temporada 1981-82 al imponerse 2-1 a los leones en Atotxa en la última jornada, mientras que los pupilos de Javier Clemente igualaron gesta tras superar al cuadro txuri-urdin en San Mamés en el cierre del curso 1983-84. En total son 146 enfrentamientos ligueros entre ambos conjuntos, con 59 victorias del Athletic, 37 empates y 50 triunfos de la Real en el historial de un derbi que mantiene a Telmo Zarra, Bata, Guillermo Gorostiza y Jesús María Satrustegi como máximos goleadores con 14 dianas, siendo Aritz Aduriz el futbolista en activo con más tantos firmados con un total de cinco.

REMIRO AUMENTA EL MORBO Los dos partidos del presente ejercicio liguero entre bilbainos y donostiarras, cerrados con una victoria para cada bando al vencer el Athletic como local (2-0) en la tercera jornada y la Real, también en su campo, el pasado 9 de febrero (2-1), dejan sumamente abierto el pronóstico para una inédita final de Copa que el colectivo txuri-urdin ha alcanzado a lomos de jugadores clave como Martin Odegaard y Mikel Oyarzabal, quien protagonizará el particular duelo de capitanes con Iker Muniain, y con el exrojiblanco Alex Remiro en la portería. El de Cascante, en su primera campaña en la Real tras negarse a renovar su contrato como león, aumenta el morbo en torno a una de por sí ardiente e histórica final.

Algunos aficionados de Athletic y Real temen la final vasca, más que nada por no tener que aguantar las risas del vecino si uno pierde