Vuelve el capitán

Regreso al plan original

La recuperación de Muniain obligará a Garitano a rescatar su idea prioritaria de cara al duelo ante el Celta

13.01.2020 | 06:19
Iker Muniain intenta avanzar ante el meta del Sestao River en el duelo del sábado en Las Llanas.

Iker Muniain (Iruñea, 19 de diciembre de 1992) está de vuelta. El txantreano regresó el sábado a los terrenos de juego después de permanecer casi dos meses de baja y lo hizo con buenas sensaciones. La lesión muscular que sufrió en el bíceps femoral izquierdo durante el entrenamiento del pasado 20 de noviembre en Lezama ya la tiene olvidada y así lo evidenció el capitán del Athletic en el encuentro de Copa en Las Llanas, donde tuvo la oportunidad de disputar los últimos 25 minutos del choque frente al Sestao River, saldado con goleada del conjunto rojiblanco (0-4), y en los que ratificó su total recuperación. Muniain se quiso sumar a la fiesta de las Llanas y ofreció detalles de su calidad con un protagonismo activo en ese tramo final del partido, al fabricar un par de ocasiones muy claras y amargar a la zaga verdinegra. Fue, sin duda, una positiva reaparición del capitán, que ya apunta al duelo de liga del próximo domingo en San Mamés frente al Celta, que ayer también superó su trámite de Copa ante el AD Mérida, equipo de Segunda División B.

Gaizka Garitano recupera a una de sus referencias y, de paso, le permitirá a priori retornar a su plan original después de haber retocado el sistema en las seis jornadas anteriores de liga debido a la ausencia del navarro. El regreso de Muniain, por tanto, supondría recobrar la normalidad táctica, siempre y cuando el técnico derioztarra así lo considere. Lo cierto es que Garitano ha variado sus planes en los duelos frente a Osasuna, Granada, Betis, Eibar, Real Madrid y Sevilla, con la cosecha de dos victorias, una derrota y tres empates en esta tacada sin Muniain, que debería ocupar un hueco en banda, salvo que el entrenador rojiblanco determine ubicarle en posiciones más centradas, como ya ocurriera en su último encuentro frente al Levante en San Mamés y en el que el Athletic se impuso gracias a su remontada en el segundo tiempo, con tantos, primero del propio Muniain y después de Ander Capa, que también repitió en la jornada anterior en el Sánchez Pizjuán.

Garitano ha recurrido a diferentes pizarras sin el concurso de Muniain, que el ejercicio pasado solo se perdió cuatro partidos de liga. Fue fiel a su idea habitual en los compromisos en El Sadar y ante el Granada en La Catedral, cuando adelantó a Raúl García para situar al cachorro Ohian Sancet de media punta, a Iñigo Córdoba en banda izquierda y a Iñaki Williams en el lado derecho, mientras que en algunas fases ejerció como ariete. El derioztarra dio una vuelta a su plan con motivo de la visita al Betis, que resultó todo un fiasco debido a los veinte lamentables minutos de los leones en los que encajaron tres goles. Con Raúl García sancionado, colocó en las bandas a Williams y Córdoba, con Sancet de enganche y Kodro como hombre más adelantado; una fórmula que cambió en vestuarios con el 3-0 desfavorable, para desempolvar el sistema de tres centrales en el segundo acto, planteamiento que utilizó posteriormente en las comparecencias del Athletic en el Santiago Bernabéu y en el Sánchez Pizjuán, duelos cerrados con sendos meritorios empates. Con anterioridad a esas dos visitas consecutivas, Garitano probó con Unai López de media punta en el derbi ante el Eibar en San Mamés con Williams y Córdoba en los costados, y Raúl García en la punta, pero sin demasiada suerte.

cambio de registro El inicio de la segunda vuelta podría suponer un nuevo retoque en el plan de Garitano, consciente de que Muniain, que solo ha sido suplente en uno de los trece partidos en los que participó con anterioridad a su lesión, se ha vuelto a sumar a la causa. El enfrentamiento con el Celta, que se presenta en San Mamés en una situación apurada en la tabla, permitiría el retorno al once del capitán, con lo que Kodro, titular frente al Madrid y el Sevilla, sería el sacrificado en principio y situar de nuevo a Raúl García como nueve en caso de que Muniain ejerza en la media punta, con Williams e, incluso, Ibai en bandas. Otra opción apuntaría al txantreano en banda y Raúl García centrado, lo que daría opciones a Kodro o Villalibre en la punta. Son, con todo, hipótesis a la espera de conocer las intenciones de Garitano, al que se le amplía las posibilidades.