punzante extremo del Sevilla

Ocampos, el último verdugo continental

EL ARGENTINO MARTIRIZÓ AL Athletic como jugador del Olympique de Marsella con tres goles en el cruce de octavos de la Europa League 2017-18

03.01.2020 | 06:18
Lucas Ocampos pugna por el balón con Óscar de Marcos en los octavos de final de la Europa League 2017-18.

EL Athletic se reencontrará esta noche en el Ramón Sánchez Pizjuán con Lucas Ocampos (Quilmes, Argentina, 11-VII-1994), su último verdugo europeo. El punzante extremo del Sevilla, lanzado en su primera temporada en el conjunto hispalense, no puede guardar un mejor recuerdo de sus dos únicos enfrentamientos contra los rojiblancos, pues se convirtió en el gran protagonista del cruce que midió a los leones con el Olympique de Marsella en los octavos de final de la Europa League en la campaña 2017-18.

Los bilbainos, con José Ángel Ziganda en el banquillo, desafiaron al cuadro galo en una eliminatoria en la que Ocampos brilló con luz propia para apear de la competición a un equipo que no ha vuelto a competir en Europa. A la espera de poder sellar un nuevo pasaporte continental, el Athletic se despidió de los focos europeos en marzo de 2018 por culpa, en gran medida, del huracán futbolístico y goleador que desató el joven extremo argentino, imparable para la tropa de Kuko tanto en el Stade Vélodrome, como en San Mamés.

Ocampos, que cerró aquel curso con 16 goles en 53 partidos, madrugó en el partido de ida ante los rojiblancos para firmar el 1-0 en el primer minuto de juego. El francés Dimitri Payet hizo el segundo en el minuto 14 y Aritz Aduriz, fiel a su cita con el gol en Europa, recortó distancias tras el descanso desde el punto de penalti. No parecía malo el resultado de cara al choque de vuelta en La Catedral, pero en el minuto 57 volvió a emerger la figura de un imparable Ocampos para establecer el definitivo 3-1 con el que el Marsella encaró el segundo asalto de la eliminatoria, en el que los franceses volvieron a imponerse (1-2) con gol incluido del argentino, pura potencia, velocidad y desparpajo por la banda.

Indiscutible para Julen Lopetegui desde el inicio de la presente temporada en el Sevilla, Ocampos se ha convertido en una de las grandes revelaciones de la liga, estrenando condición de internacional absoluto el pasado 9 de octubre. Tras dar sus primeros pasos en el River Plate y desarrollar casi toda su carrera en Francia, donde llegó en 2012 para jugar en el Mónaco y desde 2015 en el Olympique de Marsella, salvo una campaña como cedido en el Génova y el Milan, el 5 sevillista se ha ganado a la afición hispalense a base de goles y poderosas arrancadas desde el costado derecho.

MÁXIMO GOLEADOR El argentino, sin ir más lejos, figura como el máximo artillero del Sevilla en liga con cinco tantos en los catorce partidos que ha disputado. Su primera diana, la del estreno, la firmó en la visita al Eibar, choque correspondiente a la sexta jornada en el que los pupilos de Julen Lopetegui cayeron derrotados por 3-2. El de Quilmes, pese a adelantar a sus compañeros en el marcador, vio cómo los de José Luis Mendilibar se sobreponían a un 0-2 inicial para llevarse los tres puntos en juego.

Solo tres días después, con la Real Sociedad como rival en el Ramón Sánchez Pizjuán, llegó el primer gol del argentino ante su afición, que también vio marcar a Ocampos en la décima cita liguera contra el Getafe. Desde entonces no ha vuelto a ver portería como local el extremo, cuyos dos últimos goles tuvieron lugar ante el Valencia en Mestalla y en el derbi frente al Betis en el Benito Villamarín. Corría entonces la decimotercera jornada de liga y se consumía el 10 de noviembre de 2019, por lo que son casi dos meses los que acumula a día de hoy el eléctrico atacante sevillista sin relacionarse con la portería rival.

Cierto es, no obstante, que regresó a los terrenos de juego en la última jornada del año tras dejar atrás una sanción de tres partidos por la cartulina roja que vio en la visita al Valladolid. Lopetegui lamentó desde la banda que el argentino, de sangre caliente, perdiera los nervios en los minutos finales y dejara coja la banda derecha del Sevilla de cara a unos compromisos en los que sus compañeros echaron de menos sus galopadas. Con la llegada de 2020 y con el objetivo de lucir virtudes y ocultar defectos, Ocampos buscará esta noche convertir de nuevo al Athletic en una de sus víctimas para arrancar el año con la misma potencia que mostró durante el 2019, año de la consagración de un futbolista que asoma como el último verdugo continental de los leones.

noticias de deia