ÚLTIMA HORA
Bizkaia suma 224 nuevos positivos por coronavirus de los 624 de Euskadi
Sevilla-Athletic

Los efectos de las uvas

El Athletic, incapaz de iniciar un año natural con victoria en liga entre 2007 y 2018, encara el arranque de 2020 ante el Sevilla tras imponerse en los dos últimos estrenos anuales

31.12.2019 | 06:18
Gaizka Garitano habla con sus jugadores en un momento del entrenamiento de ayer.

Bilbao - 69 horas después de hacer frente a las tradicionales uvas de Nochevieja, el Athletic volverá a la acción con el objetivo de arrancar el nuevo año con buen pie. El Ramón Sánchez Pizjuán, con un Sevilla al alza que figura en tercera posición en liga, exigirá al máximo a los rojiblancos, que encaran el inicio de 2020 con el reto de dar continuidad a los buenos estrenos anuales firmados en los dos últimos años. Los leones, no en vano, se impusieron el 7 de enero de 2019 al Celta a domicilio (1-2) con goles de Iker Muniain e Iñaki Williams y sometieron también al Alavés, en idéntico día de 2018, por 2-0 en San Mamés. Los tantos de Xabi Etxeita y Aritz Aduriz dieron entonces el triunfo a los hombres de José Ángel Ziganda, que pusieron así el punto final a una nefasta racha de resultados en el estreno de un año natural en liga. Las uvas, sin ir más lejos, se le atragantaron y de qué manera al Athletic entre 2007 y 2018 al no firmar victoria alguna en tan largo y pronunciado intervalo de tiempo.

La maldición, a la cual no se veía fin, comenzó después de que los jugadores dirigidos por José Manuel Esnal, Mané asaltaran el Ono Estadi en el curso 2006-07 venciendo por un contundente 1-3 al Mallorca, que vio cómo el gol del venezolano Juan Arango resultaba insuficiente ante la diana firmada por Joseba Etxeberria y el determinante doblete de Ismael Urzaiz. Aquel triunfo, al igual que ocurrió en el primer compromiso liguero de 2018 y 2019, se consumó un 7 de enero, fecha en la que el Athletic no ha actuado en ningún otro estreno anual desde 2007. Un año después, al morder el polvo en la visita al Racing de Santander como consecuencia de un solitario gol del delantero burundés Mohammed Tchité, comenzó la desoladora serie de diez partidos consecutivos sin poder celebrar con tres puntos el inicio de año, con un balance de seis derrotas -cinco fuera de casa y una en San Mamés- y cuatro empates, tres de ellos en La Catedral y uno como visitante.

Como local, el Athletic empezó el año con tablas en 2009, ante el Espanyol (1-1); en 2016, contra la Unión Deportiva Las Palmas (2-2); y en 2017 ante el Alavés (0-0); y con una derrota, en 2015, frente al Deportivo de La Coruña (1-2). Lejos de Bilbao, el único resultado positivo logrado por el conjunto rojiblanco fue el 0-0 con el que arrancó 2012 en el campo del Getafe. En 2008 ante el Racing (1-0); en 2010 frente al Mallorca (2-0); en 2013 con el Levante (3-1); en 2014 con la Real Sociedad (2-0); y en 2015 contra el Deportivo (1-0), el Athletic comenzó perdiendo el nuevo año.

CUATRO CURSOS SIN PERDER Los números, por contra, también reflejan que a día de hoy son cuatro las temporadas consecutivas que suman los leones sin ceder en un estreno de año en liga. A las victorias cosechadas en los inicios de 2018 y 2019 se unen los anteriormente citados empates frente a Las Palmas (2016) y Alavés (2017), rival ante el que los leones han abierto un año natural en el torneo de la regularidad en dos de las tres últimas ocasiones.

Esta vez, con la llegada de 2020, será el Sevilla el equipo al que los pupilos de Gaizka Garitano deberán desafiar en un choque en el que los bilbainos, con los tres puntos en mente, intentarán mantener la buena secuencia de resultados establecida tras la Nochevieja en los últimos años y separarse, al mismo tiempo, de la penuria a la que se vieron sometidos entre 2007 y 2018. Fueron diez campañas en las que, con todo tipo de rivales y en todo tipo de escenarios y situaciones, el Athletic se mostró incapaz de dar una alegría a su afición tras el nuevo año, momento del curso en el que la autoría de los goles rojiblancos ha estado variada desde el lejano 2007.

En caso de recordar el primer partido anual disputado cada campaña desde entonces, puede comprobarse que tres han sido los tantos marcados (2013, 2016 y 2018) por Aritz Aduriz -autor también con el Mallorca de un gol contra el Athletic en el estreno de 2010-, dos los conseguidos por Ismael Urzaiz (2007) e Iñaki Williams (2016 y 2019) y uno el aportado a la causa por Andoni Iraola (2009), Fernando Llorente (2011), Xabi Etxeita (2018) e Iker Muniain (2019). Los datos, además, reflejan que el Athletic ha iniciado el año sin ver portería en liga en seis de las trece últimas temporadas, en las que presenta un saldo de doce goles a favor y dieciséis en contra, aunque solo ha encajado en uno de los tres últimos estrenos anuales previos a la visita de este viernes al Sevilla, donde los de Garitano buscarán un triunfo que no amargue el sabor de las uvas.